Sur

A Mons. Miguel A. Aleman, obispo de la Diócesis
más extensa del país: Santa Cruz, Tierra del Fuego
e Islas del Atlántico Sur.

El Sur lejano, misterioso y frío: 
un pedazo de Patria.
Un designio de Dios, celeste y blanco, 
enfriado en montañas.
El blanco de las nieves y el azul de las aguas: 
una enorme Bandera que palpita,
un mensaje que llama.

El gigante dormido que despierta 
para poner en marcha
a la Argentina toda, con la sangre
de sus negras entrañas.

No es “la tierra maldita”,
“la Patagonia trágica”.
¡Es futuro augural de lo argentino, 
resplandor de alborada!
Es el gran desafío
y es la gran esperanza.

Por tus mares inmensos que engrandecen,
por tus glaciares que blanquean las almas,
por tus piedras y cóndores,
por la nieve y las llamas 
de la Tierra del Fuego, que arde
como el sol de esta gran alborada.

Como te vio Moreno
y te soñó Don Bosco: tierra y almas, 
Piedrabuena y Levalle,
Fagnano y Costamagna: 
¡la conquista del Reino 
en tierra soberana!

El Sur lejano, misterioso y frío: 
un pedazo de Patria.
Tierra nuestra bendita, 
¡mi Patagonia Santa!


Pbro. Luis Jeannot Sueyro
"Los versos del Cura Gaucho"
El Cura Gaucho

Comments