Calle Monseñor Enrique Angelelli

Calle Angelelli

Monseñor Enrique Angelelli
: (1923-1976) Sacerdote. Obispo de La Rioja, de gran militancia a favor de los necesitados y los perseguidos. Sospechado de ser subversivo, murió en un "accidente" automovilístico el 04/08/1976. Muchos señalan su muerte como un asesinato encubierto. Había recibido amenazas y también avisos de que algo se tramaba en contra de él.

A este respecto había comentado a sus allegados: "Tengo miedo... pero no se puede esconder el Evangelio debajo de la cama".









Calle Monseñor Enrique Angelelli
Publicación realizada el día 4 de agosto de 2001 en Página 12
:

El 4 de julio de 1976, en el Barrio de Belgrano, en Buenos Aires, cinco religiosos palotinos fueron asesinados.El 18 de julio del mismo año, los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville corrieron la misma suerte en El Chamical, en la Rioja. El Obispo de entonces, Enrique Angelelli, decidió ir al lugar, iniciar porsu cuenta las investigaciones y denunciar los motivos de los asesinatos. El propio Angelelli había reunido pruebas que daban cuenta de que los curas de El Chamical habían sido sacados de la casa en la misma noche de su muerte por varios hombres armados que vestían de civil y que mostraron credenciales de la Policía Federal. Al día siguiente los sacerdotes fueron encontrados acribillados a balazos en las afueras del pueblo.Uno de ellos tenia evidentes signos de tortura. El 25 de julio un grupo de encapuchados se presentó en la parroquia de Sañogasta buscando al párroco. No lo encontraron. El Cura, advertido por el obispo, había abandonado el lugar. Entonces la comitiva asesina dirigió sus pasos hacia la casa de un militante cristiano, laico y perteneciente al Movimiento Rural, Wenceslao Pedernera. A este hombre de 38 años lo ametrallaron a la vista de su familia.

El asesinato del Obispo Enrique Angelelli, ocurrido el 4 de agosto de 1976 y del que se cumplen 25 años no puede ser visto de manera aislada, sino como parte del contexto de persecución que instaló la dictadura militar y que también tuvo como destinatario a un sector de la iglesia católica comprometido con las luchas populares. Angelelli sabía que estaba sentenciado a muerte. Además de las amenazas recibidas, él mismo había visto una lista de presuntas víctimas en la que estaba incluído.Los sacerdotes le había pedido que dejara La Rioja, sin embargo, decidió permanecer y hacerse cargo personalmente de la investigación por los asesinatos de los curas de El Chamical.

El 4 de agosto en la carretera que conduce a la capital riojana y a la altura de Punta de Los Llanos, Angelelli murío ultimado a golpes con piedras después que que su camioneta volcó a raíz de un accidente provocado y él, accidentado pero aún con vida, quedó sobre el pavimento.La policía bloqueó la zona e incautó el vehículo. Apenas pocas horas después, la carpeta con toda la documentación probatoria que Angelelli había logrado reunir sobre el asesinato de los curas Longueville y Murias estaba en el despacho del ministro del interior de la dictadura, general Albano Harguindeguy.

El pueblo cristiano de La Rioja transformó a Angelelli en mártir desde el momento mismo de su asesinato y más allá de cualquier reconocimiento formal eclesiástico o de procesos judiciales falseados o truncos.Otros, también no católicos, lo incorporaron a sus propias banderas. Quizás recordando que ese cura cordobés que llegó a La Rioja para ser obispo, lo hizo diciendo que quiero “comprometerme con ustedes y ser un riojano más”y lo fue hasta la muerte. En esa misma ocasión les había pedido a sus fieles católicos que oren para que sea el obispo y amigo de todos los católicos y no católicos, de los que creen y de los que no creen, pero que luchan contra las injusticias.


Fuente: Honorable Concejo Deliberante - Diario Página 12 - Cartografía de Proyecto Mapear.
Ordenanza Nº 10.263/97

Comments