33) Un nuevo siglo y la misma fe

Creada la Diócesis de Santa Fe, y con el Obispo Gelabert a cargo de su pastoreo, aparece la necesidad de nombrar un nuevo obispo para Paraná. Fue designado el Obispo Auxiliar de Córdoba, Monseñor Rosendo de la Lastra y Gordillo, quien asumió la diócesis el 27 de mayo de 1898. El día 30 de julio designaba pro secretario al Padre José María Colombo, quien luego sería párroco en Gualeguaychú.

También el 16 de abril de 1900 se designaba canónigo del Cabildo de la Catedral al Padre Juan Carlos Borques. Quien fuera el primer historiador de Gualeguaychú había sido ordenado en Paraná en 1883 y celebraba su primera misa en Gualeguaychú, lugar que luego tendría el privilegio de tenerlo como vecino ilustre.

El siglo XX encuentra al Padre Torres al frente de la parroquia San José. Pero el 28 de abril fue nombrado el Padre Tomás Benito Gracilazo, quien será su párroco hasta 1905. Este sacerdote estudió en el Seminario de Santa Fe y fue ordenado en 1890, pero no se incardinó en la nueva diócesis, sino que actuó en Entre Ríos. Venía de ejercer el ministerio como teniente cura de la Basílica de Nuestra Señora del Socorro en Buenos Aires.

El Padre Garcilazo es recordado por la firmeza de sus sermones y por su espíritu cultivado, también como un conocedor del arte que lo llevaría a emprender los trabajos del interior del templo parroquial, la pintura y la decoración, destacándose el altar mayor.

Junto con el Padre Gracilazo llegaría el presbítero uruguayo Matías Barrera del Castillo, que era nombrado teniente cura de nuestra parroquia[1].

Más tarde será teniente cura el Padre Egidio Aboy, que permaneció en la parroquia entre febrero de 1901 y agosto de 1902, para luego ser cura en La Paz. Este sacerdote era dominico de Buenos Aires, pero muy pronto pasó al clero secular con la intención de cuidar a su familia. Luego de estar en La Paz se incorporó al clero castrense[2].

Colaborará también con el Padre Gracilazo, el sacerdote Miguel González, que aparece bautizando por 1905, pero no tenemos más datos y no debemos confundirlo con Fray Miguel González que, cien años antes, también estaba en la parroquia.

Otro sacerdote que actuó interinamente fue el Padre José Rebagliatti. De este hombre oriundo en Rosario del Tala, sabemos que había nacido el 9 de septiembre de 1878 y que, ingresando muy joven en el Seminario de Santa Fe, había concluido sus estudios a los veinte años, por lo que debió esperar la edad mínima que en ese tiempo era de veintidós. El 24 de abril de 1902 el Obispo De la Lastra lo ordenaba en Paraná. Luego de estar en Gualeguaychú fue cura en Gualeguay. En 1911 se inscribe como capellán de la armada y en 1916 vuelve para ser nombrado cura en Chajarí. El Obispo Bazán lo designaría canónigo de la Catedral y en 1920 decide volver y colaborar con su parroquia natal de Rosario del Tala, en donde fallecería en 1951. En esta comunidad se destacó por su trabajo con la infancia, como capellán de las hermanas y del hospital, además de que costeó con sus ahorros la actual casa parroquial.

Volviendo a la Parroquia San José, el 19 de enero de 1899, Monseñor De la Lastra crea la Capellanía de Urdinarrain, donde se había terminado la iglesia y designó para atenderla al Padre Vicente Niola:

Dentro de los límites que señalan los arroyos del Gato, de San Alejo y de los Rayos, en esta forma siguiendo de Este a Oeste: el del Gato desde su desembocadura en el Gualeguaychú hasta su fuente, es decir, en todo su curso, desde aquí una línea hasta el nacimiento del San Alejo, hasta su desagüe en el de los Rayos y por último en la parte Este comprendida en la desembocadura del San Alejo hasta el Río Gualeguay.

De esta manera esta región se desprendía de la parroquia San José de Gualeguaychú. El 12 noviembre de 1900 se le anexaba a la Capellanía Sagrado Corazón de Urdinarrain el distrito Talitas.



[1] Cf. Diario El Noticiero, 14/03/1900.

[2] Cf. Borques, J, C., Eclesiásticas II, 53, 534 y I, 48, 1824.






Pastores según el corazón de Dios
El ministerio sacerdotal en la Parroquia San José de Gualeguaychú (1766 - 1905)
Pbro. Mauricio Landra

Comments