Malvinas Argentinas

¡Y llegará el momento,
Malvinas nuestras, de recuperarlas,
como llega la aurora
tras la congoja de la noche larga!

¡Argentinas sus tierras,
argentinas sus aguas!

Piso estas piedras y las siento mías,
oigo en el viento voces de llamada. 
Con las nubes y el cielo
ya tengo izada mi celeste y blanca.

Me aprieta el corazón, hiere mis ojos
ver otra enseña con sus rojas franjas.
Sangre irredenta de una vieja herida,
un miembro mutilado de mi Patria. 

¿Sobre la azul y blanca un signo rojo?
¿En nuestro suelo una bandera extraña?

Ya alumbrará el momento
de la aurora esperada.
Brilla el sol argentino en estos cerros.
Ya la historia está en marcha.

Yo vagué por los campos malvinenses; 
trepé por sus lomadas; 
me hundí en bajíos de turbales negros; 
me salpicaron las espumas blancas
de este mar impaciente, 
como un brazo crispado en la demanda 
de estrechar, como nuestro, 
un pedazo sangrante de la Patria.

¡Y llegará el momento,
Malvinas nuestras, de recuperarlas!

¡Argentinas sus tierras,
argentinas sus aguas!

Escrita al regreso de un viaje a las Islas Malvinas


Pbro. Luis Jeannot Sueyro
"Los versos del Cura Gaucho"
El Cura Gaucho

Comments