María Cristina Casacuberta

Por Silvia Razzetto de Broggi

El censo de 1869 nos informa de la presencia en Gualeguaychú de dos actores: Alejandro Maño, español, soltero, de 26 años, y Rodolfo Cerdá, chileno, casado y de 27 años.
Sin embargo, una actriz dramática silencia su profesión al censista: se trata de María Cristina Casacuberta, esposa de don José María Reynaldo VillarAguiar. El matrimonio vive en una casa sobre calles San Martín y Chalup, esquina suroeste, lindando con la propiedad de Cornelia Seguí de Méndez Casariego. Entonces,  la señora Villar es una  joven de 32 años y madre de seis niños.

María Cristina, hija del recordado actor Juan Casacuberta y de la actriz Manuela del Pino, había nacido en Buenos Aires, en 1837. De pequeña vivió los avatares propios de una familia de artistas: viajes, estrechez económica y persecución. Su padre, un estudioso del arte dramático, de buena figura y  voz armoniosa, disgustado  con  la política de Rosas, debió buscar  temporalmente otros medios para  subsistir:  se dedicó  al oficio de bordador, heredado de su progenitor. Y cuando esto también le fue negado, emigró a Montevideo, después  tomó  las armas, participó en  las guerras  civiles y posteriormente se marchó a Chile.

La noche del 8 de septiembre de 1849, después de representar Seis escalones del crimen, drama de Víctor Ducange, en una sala de la capital chilena, Juan Casacuberta falleció. Dejaba dos niños huérfanos:  Juan Aurelio, entonces un adolescente de 13 años, y María Cristina, de 12. 

Sarmiento, su amigo de tantos años, elogiaba la profesionalidad del actor, expresando: “Es el más notable artista dramático que haya producido la América del Sur”, y razones tenía para ello. 

Posteriormente,  los  hermanos  Casacuberta  continuaron  desarrollando  la profesión. María Cristina actuó en el Teatro de la Victoria con su amiga la actriz Emilia González y en el escenario que viera brillar a Trinidad Ladrón de Guevara.

En 1855, con Josefa Funes y sus hijos Telémaco y Emilia González, María Cristina y Juan Aurelio integran una compañía. Procedentes de Buenos Aires, llegan a Rosario en vapor. Allí, en el Teatro de la Esperanza, dirigidos por José Quirce (constructor de la sala 1º de Mayo de Gualeguaychú), estrenan Borrascas del corazón, de Tomás Rodríguez Rubí. Meses más tarde, presentaban El eco del torrente, de José Zorrilla, y en Paraná, entonces capital de la Confederación, estrenan Los amantes de Teruel en el Tres de Febrero.

El 7 de febrero de 1863, en la Iglesia San José de Gualeguaychú, contraen enlace María Cristina y Reynaldo. Son testigos principales don Juan Aurelio Casacuberta, inseparable hermano de la novia, y doña Dominga Aguiar de Villar, madre del novio (37).

La actriz se llamó a silencio y el sonido de los aplausos fue reemplazado por las voces de los niños que tuvo el matrimonio. Atrás quedaron el polvo de los caminos, las salas, los repertorios dramáticos y la inseguridad.

En abril de 1870, al producirse el asesinato de Justo José de Urquiza en su residencia de San  José, Reynaldo Villar  se desempeña  como  comandante militar del departamento. La sociedad local, dividida en bandos antagónicos, se organiza militarmente. Se forma el Batallón 15 de abril, que enfrenta a los blancos jordanistas. Gualeguaychú es escenario de la guerra civil desatada en Entre Ríos hasta mediados de la década del setenta.

Años después, el matrimonio Villar Casacuberta fjó su residencia en Buenos Aires, en una hermosa mansión, situada en Santa Fe 690. En esa ciudad y en esa casa falleció María Cristina, el 4 de octubre de 1905, rodeada de sus afectos: su esposo, Reynaldo; sus hijos, Reynaldo L., María V. de Casacuberta, Cornelia V. de Guerrero, José María, Numa, Cristina V. de del Viso y Leopoldo Villar; sus hijos políticos: Enrique Guerrero, Felipe R. del Viso, Francisco Ghiraldo, Amalia Spangemberg de Villar y Juan Antonio Casacuberta; y sus nietos. Tenía 68 años.

El Noticiero de Gualeguaychú informa el 6 de octubre el fallecimiento de la esposa del jefe del Batallón 15 de Abril, expresando que “enluta a conocidas familias de Gualeguaychú” (38). La noche de ese 6 de octubre de 1905, la gran actriz francesa Sarah Bernhardt se despedía en el escenario del Ópera del público porteño que noche a noche la ovacionó. Era su última tournée en América del Sur.



37   Libro de Matrimonios, Archivo parroquial, Iglesia San José, Gualeguaychú.
38   El Noticiero (1905), Gualeguaychú, Hemeroteca Instituto Magnasco.

Comments