“Saudades”

¿Por qué no canto de nuevo
si volvió la primavera?

Yo aprendí a reflejar
las risas y las tristezas.
El mundo todo cabía
en mis brazos de poeta...
Era un arroyo impaciente
que copiaba las estrellas
y corría hacia la Luz
bañando de Dios mi tierra.

El invierno heló mis ansias
y se llenó de hojas secas.
Resbala sobre la escarcha
la vibración de mi tierra.
Yo quise regar de flores
la soledad... Ya clarea.
Llevo dentro un mundo nuevo
con fulgor de luna llena.
El horizonte me llama,
el sol de Dios me despierta.
Y otra vez baño la vida,
y otra vez reflejo estrellas.

¿Vendrá el dolor a extinguirme
como se extingue una vela? 
¡Morir de luz como el sol!
Señor, me hiciste poeta
y quiero elevar el mundo
como una enorme bandera.
Quiero izar todas las cruces
en el mástil de mis penas.

Victoriosa floración
de la nueva primavera.
Quiero llenarme de Cielo
para hacer mejor mi tierra.
Quiero un alma de Verónica
para absorber las tristezas.
¡Que haya más luz para todos
y para mí más tinieblas!


Pbro. Luis Jeannot Sueyro
"Los versos del Cura Gaucho"
El Cura Gaucho

Comments