Calle Pereda

Miguel Héctor Pereda: ( 1889-1966) - Empresario, comerciante, benefactor de la comunidad. Miguel era hijo de Ramón Pereda, un español que a fines del siglo 19 se estableció en el Suburbio Sur.

En aquellos tiempos ese lugar era el punto de enlace entre la ciudad y el campo. La empresa de Pereda comprendía un concesionario de automotores, el acopio de cereales y un almacén de ramos generales. La sede del negocio y la casa de familia eran como un gran centro cívico donde, además de negocios, se hacían festivales y se promovían otras actividades como la educación y la evangelización.

Miguel Pereda sucedió a su padre en el negocio. Bajo su administración este comercio tomó un carácter barrial. Miguel prestó sus locales para que funcionara la gran Escuela que desde entonces se conoce como "de Pereda".

También promovió la creación de una capilla, talleres de diversas actividades y clubes deportivos. Cientos de chicos recibieron su primera instrucción escolar, religiosa y deportiva a través de las obras iniciadas por este notable vecino.

Por eso su nombre identifica espontáneamente al principal suburbio de la ciudad, constituido casi en una ciudad satélite, que tiene gran vitalidad y que se visualiza como una futura urbe.
Calle Pereda

Miguel Héctor Pereda: Continuador de la vida comercial del barrio Suburbio Sur, que iniciara su padre Ramón allá por la década de 1870, siempre en el rubro almacén.

La intensa actividad no le privó ser un ejemplar padre de una familia de 7 hijos formada junto a su esposa Inés Pía Boggiano.

Su gran fe Católica lo llevó a ser uno de los fundadores de la Acción Católica Argentina Parroquia Santa Teresita de Gualeguaychú.

Dentro de otras acciones se destaca la donación que realizó del terreno donde se levantó y funciona actualmente la Capilla Santa Rosa y San Ramón, gracias al esfuerzo de todo el barrio.

Por otra parte siempre estuvo comprometido con la educación del barrio, después de que su padre trajera del extranjero un maestro particular, él mismo se interesó en que la educación se siguiera desarrollando en el lugar que hoy ocupa la escuela del barrio, facilitando la compra del terreno que ocupa la misma.


Fuente: Honorable Concejo Deliberante y Cartografía de Proyecto Mapear.
Ordenanza Nº 7.686/84

Comments