Máxima Bachini de Bachini

Por Delia Reynoso de Ramos

“Un caso extraordinario de longevidad” dice el diario El Día en la nota necrológica realizada con motivo del fallecimiento de Máxima Bachini a los 109 años, el 9 de junio de 2009. En realidad, al margen de su larga vida, lo importante para destacar de esta mujer de Gualeguaychú –nacida a fines del siglo XIX– es cómo la vivió y la ofreció a la cultura de su pueblo. Al respecto se reproducen conceptos extraídos de notas de los diarios locales que destacan su trayectoria.

Pertenecía a una de las primeras promociones de maestras de la Escuela Normal Olegario Víctor Andrade, de la que egresó muy joven (1921), ya que rindió algunos de los primeros años como estudiante libre. Se estrenó en el apostolado del magisterio en la vieja escuelita de Sarandí y, luego de algunos años, fue trasladada a la Escuela Rocamora de nuestra ciudad. Allí llegó al cargo de directora. Se recuerda su fructífera gestión, que contribuyó al desarrollo y al buen funcionamiento de ese establecimiento educativo.

Mujer de fuertes convicciones, por sus ideas liberales fue perseguida bajo el gobierno de Juan Domingo Perón y obligada a abandonar la dirección de dicha escuela.

Casada con el procurador Alberto Bachini –respetable funcionario judicial y luego uno de los fundadores de la Caja Forense de Entre Ríos–, junto a él tuvo una intensa participación a través de diversas instituciones culturales: Culta, fina, inteligente, aun en los últimos años, se la veía en los centros de cultura de Gualeguaychú. La señora Bachini de Bachini fue quizás una de las maestras “de las de antes”, donde su personalidad, su respeto por el prójimo, su laicismo y amor por la educación común, le valió el respeto de la comunidad toda (…) Ella no dejó descendientes de sangre, pero dejó hijos en el aula y en el corazón, que seguramente la seguirán recordando (26).

En otros ámbitos culturales, se la recuerda por su activo protagonismo. Fue presidenta de la Alianza Francesa y de la Biblioteca Sarmiento, dos instituciones de reconocida trayectoria cultural, que contaron con su incondicional colaboración y eficiente desempeño en los cargos directivos que le correspondió ocupar.

Tal vez pocos sepan –apunta el Dr. Gustavo Rivas– de su paso por el periodismo y hasta se sorprenderán si la recordamos como directora de El Día, un vespertino con el mismo nombre que se editó hace unos 50 años y tenía su redacción en calle Montevideo. Pasó sus últimos tiempos recluida en su casa de calle Rivadavia y, aunque la generación más joven poco sabía de ella, merece por su generoso aporte a lo largo de los años a la educación, la cultura y el periodismo local, que rememoremos aunque sea en parte su larga trayectoria (27).

26 Cardoso Bachini, Néstor, “En memoria de Máxima Bachini de Bachini”, en diario El Argentino, Gualeguaychú, 21 de junio de 2009.

27 Rivas, Gustavo, “Un caso de extraordinaria longevidad”, en diario El Día, Gualeguaychú, 10 de junio de 2009.