Rita Latallada de Victoria

Por Nati Sarrot García

Nació en Ceibas, zona sur del Departamento Gualeguaychú, el 19 de diciembre de 1870 (50). Su padre, Juan Bautista Latallada, desempeñaba allí tareas de agrimensor y maestro mayor de obras. Rita hizo su escuela primaria en San José de Gualeguaychú, donde estaba su casa y residía su familia.

Desde pequeña asistió con su hermana Felisa y varias vecinas, acompañadas por su madre, a la Biblioteca del Educacionista Argentino, hoy Popular Sarmiento, a cargo de don Justo Echazarreta (librero de gran cultura), quien cuidó con celo el patrimonio de aquella institución de la que fuera su natural bibliotecario.

Se comenta que, desde los seis años, Rita, como las demás integrantes del grupo, recibía de manos del bibliotecario un libro que debía leer en la semana, para comentarlo en la futura visita al joven librero (contenido, autor, estilo, género literario, etcétera).

Rita Latallada se recibió de maestra normal en Paraná y cursó luego en forma simultánea los profesorados de Ciencias y Letras y el de Kindergarten. 

Dilecta alumna de Sarah Eccleston, recibió felicitaciones de Domingo Faustino Sarmiento cuando este observó una de sus clases.

Ejerce, desde 1888 a 1893, el magisterio en el nivel preescolar.

A los veinte años, funda la Escuela Superior de Niños de Paraná, que luego se llamó Escuela Modelo, la que dirigió hasta 1895. Fundó, también, la Escuela Normal de Maestros de Esperanza (Santa Fe), de la que fue regente y directora. 

En 1899, se aleja de la docencia para casarse con Maximio Victoria, quien acababa de crear, en Curuzú Cuatiá (Corrientes), la Escuela Popular, después de actuar en Tucumán y Santiago del Estero.

En 1904, Rita Latallada vuelve a ejercer  la docencia cuando suple a su esposo,  gravemente  enfermo  de  los  ojos. De  ahí  van  a  Catamarca,  donde Victoria funda la Escuela Normal Regional y dicta las cátedras de Francés y Pedagogía.

En 1907, vuelven a Paraná. Aquí Maximio Victoria sucede a Leopoldo Herrera en la dirección de la Escuela Normal de Profesores. Ella toma las cátedras de Pedagogía, Metodología y Crítica Pedagógica hasta 1921, año en que se jubila.

Además de ejercer la docencia, fue presidenta de la Sociedad Hermanas de los Pobres y miembro fundador de la Sociedad de Beneficencia.

En el lapso 1931-1932, se desempeña como vocal del Consejo Escolar Nº 16, en Capital Federal. En 1935, funda la Asociación Prodifusión del Kindergarten, entidad que dicta cursos para formar maestras jardineras.

Desde 1937 gestiona ante el Gobierno Nacional la creación de Jardines de Infantes en el país. Así  se  funda el  Jardín del  Instituto Bernasconi, el de la Escuela Normal Sarmiento y el de  la Escuela Normal de Gualeguaychú (1939), entre otros.

Es copiosa la serie de sus trabajos pedagógicos; su informe sobre Kindergarten y sus relaciones con la escuela primaria le valen el diploma de Vicepresidente Honoraria del Congreso Pedagógico de Chicago, en 1898.

Como  su  condiscípula  Rosario  Vera  Peñaloza,  Rita  cumple  con  creces  el anhelo de su maestra Sarah Eccleston: “No abandonen los Jardines de Infantes”.

Falleció en Buenos Aires el 26 de enero de 1958, en plena lucidez. Tenía 87 años. Vivía rodeada de amigos.

El  11 de  septiembre de  1971,  las  instituciones  culturales de Gualeguaychú rinden un homenaje a la “maestra ceibera” –como le gustaba que la llamaran–, “fundadora de Jardines de Infantes en Argentina”.



50   Por ley del 7/5/1984, se crea el departamento Islas del Ibicuy, y Ceibas queda comprendida en los límites de la nueva jurisdicción.

Comments