Introducción

IntroduccIón

     El 1º de mayo de 1921 ocurrió un Gualeguaychú un hecho de gravedad inusual. Grupos conservadores atacaron una manifestación de obreros reunidos en la plaza San Martín –por entonces llamada Independencia-.

     Los hechos ocurrieron ante una concurrencia de miles de personas. Hubo algunos detenidos y una causa penal, pero pocos resultados concretos. El tiempo fue sellando el caso con una suerte de lodo. Razones políticas, vecinales, temores, prejuicios y favoritismos se dieron cita para tapar el hecho durante décadas. Nunca más se habló del tema prácticamente hasta los ochenta, salvo las misas que tenían lugar en el cementerio por la mañana, ante un reducido número de personas. 

     El hecho se enmarca en el espacio-tiempo de nuestro país de los inicios del siglo veinte, en el transcurso de uno de los capítulos de sus varios desencuentros. Fue el desatado por la tensión generada entre trabajo y capital en los albores de nuestro maquinismo tardío.   

     Esa tensión se materializó en dos grupos antagónicos que en la década de 1920, protagonizaron la lucha social: La Liga Patriótica y la Federación Obrera.

     La Liga Patriótica Argentina era una suerte de alianza de clases, de ideología nacionalista que representaba a los sectores más conservadores. Por su parte, la principal central obrera del país era la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.).


Dentro de un instante, las salvas triunfales de los cañones con sus soni-
dos de bronce anunciarán al mundo el día de hoy, glorioso como la Patria.
En este mismo este mismo momento, todo el pueblo de la república 
saluda al glorioso ejército en su paso sereno a la inmortalidad”. 
Manuel Carlés, 6 de setiembre de 1930.   


Comments