Respuestas

¿Si ya sabes volar, me pides alas? 
Me hablas de noches y tu verbo es luz.
Me pides sueños y yo soy mendigo
que vive de lo azul.

Me pides brotes de mis ramas secas,
y sólo un nido encontrarás tal vez.
Esa es el ansia de mis horas grandes:
ser zorzal o ciprés.

En el terrón abierto que me nutre
lloró la noche y desangró el dolor
y al florecer al mundo de los tristes
lo amé y me comprendió.

Nací para entregarme a los que sufren
y dar lo que me sobra: la ansiedad;
con ella ensancharé todos los pechos
que no saben amar.


Pbro. Luis Jeannot Sueyro
"Los versos del Cura Gaucho"
El Cura Gaucho

Comments