Paz

(Plegaria de Nochebuena)

Señor, danos la Paz, 
la Paz bendita de la Nochebuena.

La Paz de los trigales
que el viento de las tardes balancea
con ofrendas de pan
y abrazos de banderas.

La que junta las manos
y Iimpia las conciencias.

La Paz que el mundo no ha podido darnos.
Humanidad enferma
que, en su hartazgo de goces,
va engendrando más guerras.

Señor, danos la Paz.
Por las madres que tiemblan.
Por los hombres que Iuchan.
Por los niños que rezan. 
Por las novias de ajuares en crespones.
Por todos los que aman.
Por el pan y la flor y las estrellas.

Señor, te damos Gloria en las Alturas. 
Danos Paz en la tierra.

Que el lobo no abandone su guarida.
Se herrumbren de quietud las bayonetas
y las palomas blancas
hagan nidos en todas las fronteras.

Señor, danos la Paz.
Esta noche las gentes son más buenas. 
Se han dormido los lobos 
y las palomas nuevamente vuelan
con respuestas de luz
a la pregunta azul de las estrellas.

Crucificados en la Cruz del Sur
son cuatro rumbos y una sola meta.
¡Hay que salir de cara al Cielo, hermanos,
como el cóndor y como la Bandera!

Señor, danos la Paz,
la Paz bendita de la Nochebuena.


Pbro. Luis Jeannot Sueyro
"Los versos del Cura Gaucho"
El Cura Gaucho

Comments