Pollo en Salsa Andaluza

INGREDIENTES(Para dos comensales)

Para el pollo en salsa andaluza

  • 1 Muslo de pollo por comensal
  • 2 Zanahorias
  • 1 Cebolla
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1 Tomate rojo maduro
  • 1 Pimiento verde
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 pastilla de caldo de pollo concentrado
  • 3 Clavos de olor
  • 1 c/p de tomillo
  • Sal y Pimienta negra recién molida
  • 1 Hoja de Laurel
  • Unas ramitas de perejil
  • 3 c/s de AOVE
  • Agua

Para la guarnición

  • 4 patatas
  • 1 l de Aceite de oliva para freír las patatas
  • Finas hierbas provenzales y Sal Rosa del Himalaya

ELABORACIÓN

Del pollo en salsa andaluza

  1. Quitar la piel a los muslos de pollo, lavarlos y secarlos con un papel absorbente.
  2. Salpimentar. Reservar.
  3. Pelar y cortar en rodajas las zanahorias.
  4. Picar la cebolla.
  5. Picar el pimiento sin semillas.
  6. Pelar y picar el tomate.
  7. Machacar los ajos con la hoja del cuchillo y ponerlos en una cazuela con el Aceite de Oliva Virgen Extra.
  8. Añadir los muslos de pollo y las verduras troceadas, menos el tomate.
  9. Dorar la carne un poco antes de añadirlo, junto con la pastilla de caldo concentrado desmenuzada, el tomillo, los clavos de olor, la hoja de laurel y una pizca de sal.
  10. Verter el vaso de vino blanco.
  11. Cubrir con agua. Llevar a ebullición y cocinar a fuego medio durante 35 o 40 minutos, o hasta que la carne esté bien tierna.
  12. Picar el perejil y añadirlo a media cocción.
  13. Una vez tierno el pollo, sacarlo y triturar la salsa, que volveremos a verter en la cazuela sobre los muslos, dándoles un hervor de un minuto. Rectificar de sal y dar el punto deseado de espesor a la salsa.
  14. Yo no lo he necesitado, pero si quedase un poco líquida la salsa, la podemos ligar con un poco de maicena diluida en agua (½ cucharilla de café y ½ vasito de agua) y echándola en la salsa para que espese un poco.

De la guarnición

  1. Pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en bastón. Volver a lavarlas y escurrirlas.
  2. Freírlas en abundante aceite de oliva bien caliente.
  3. Una vez doradas, escurrir y espolvorearlas con un poco de Sal Rosa del Himalaya y un pellizco de Finas Hierbas Provenzales.