Albóndigas de Ternera con Trompetas Amarillas y Piñones

INGREDIENTES

  • 500 gr de Carne de Ternera, picada.
  • 100 gr de Setas Trompetas Amarillas
  • 50 gr de Piñones
  • 1 Huevo XL
  • 2 rebanadas de Pan de Semillas y Pipas de Calabaza (sin corteza)
  • 2 Chalotas
  • 50 ml de Brandy de Jerez
  • 50 ml de Vino Blanco
  • 4 c/s de Salsa Worcestershire
  • Harina (para freír las albóndigas)
  • 1 c/p de Maicena
  • ½ l de Agua
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebollino
  1. Poner la carne picada en un bol con el huevo, salpimentar.
  2. Trocear la miga de pan y mojar con un poco de leche, lo suficiente para que se deshaga pero no quede empapada.
  3. Añadir a la carne, con dos cucharadas de salsa Worcestershire. Mezclar.
  4. Con las manos húmedas, dar forma a las albóndigas, haciendo pequeñas bolas del tamaño de una nuez.
  5. Poner en un perol, 150 ml de aceite para freír las albóndigas, previamente enharinadas. Sacar a un plato y reservar.
  6. Una vez fritas las albóndigas, decantar el aceite, y poner unas cuatro cucharadas en una cacerola.
  7. Añadir las chalotas finamente picadas. Sofreír a fuego suave.
  8. Añadir los piñones, saltear hasta que se doren un poco (sin quemarse)
  9. Limpiar las setas quitando la tierra e impurezas que contengan con un pincel, si fuera necesario pasarlas por agua y escurrir bien antes de incorporarlas al sofrito (Yo he tenido que hacerlo)
  10. Verter el brandy y el vino. Subir el fuego y reducir unos segundos.
  11. Añadir el agua y llevar a ebullición. Sazonar y añadir dos cucharadas de salsa Worcestershire. Cocinar 5 minutos.
  12. Añadir las albóndigas y cocinar 10 minutos. Rectificar de sal si fuera necesario.
  • El pan para las albóndigas puede ser el que más os guste, siempre que sea fresco, no suelo poner pan rallado porque quedan menos jugosas.
  • Si queremos un salsa un poco más densa, ligar la maicena con un poco de agua fría, y verter en la salsa, hervir medio minuto. En esta ocasión yo no lo he hecho.
  • Este guiso es ideal para cocinar de vísperas, ya que se pueden guardar en el frigorífico, y después de unos días, la salsa queda mucho más sabrosa.
  • Servir al gusto, con unas ramas de cebollino.