Problemas de espalda que se pueden prevenir en nuestros hijos

TEMA:   Prevención de enfermedades

Las causas más frecuentes de problemas de espalda en niños mayores y adolescentes son las cifosis y las escoliosis posturales.

La alteración de las curvaturas naturales de la columna vertebral (cifosis y lordosis) o las desviaciones laterales (escoliosis) producen defectos posturales y de la mecánica de los movimientos, con posibilidad de aparición de dolor y de limitaciones en la movilidad.

La columna vertebral normalmente presenta una curvatura de 20 a

45 º en la parte superior de la espalda, pero cuando se observa en una placa de rayos X una curvatura superior a 45º, este tipo de cifosis es una deformación de la columna vertebral y no debe confundirse con una mala postura. Las cifosis posturales, muy frecuentes en niños mayores y adolescentes, pueden deberse a hábitos y actitudes como llevar mal colocada la mochila escolar, visión defectuosa, querer disimular las mamas cuando comienzan a crecer, etc.

(Fotografía: radiografía de columna vertebral desviada por la escoliosis).

La escoliosis es la desviación lateral de la columna vertebral, es relativamente frecuente en la época de crecimiento, aunque sólo en algunos casos produce dolor. Es importante detectarla y aplicar la corrección que corresponda, porque si progresa puede causar diversos problemas en la edad adulta. Su origen puede ser estructural (deformidad de las vértebras) o postural (es más frecuentemente, generalmente es debida a una disimetría (desigualdad) en las extremidades inferiores que se puede corregir con una plantilla en uno de los zapatos).

La adolescencia es una fase clave del crecimiento, en la que se define en gran medida cuál será la constitución de la persona en la edad adulta. Por ello, es muy importante corregir defectos posturales para evitar que se consoliden, así como prevenir la aparición de lesiones que podrían dar lugar a problemas posteriores. Algunos métodos preventivos son:

  • Si se usa mochila, debe ser de tirantes anchos, el peso no debe caer sobre un solo lado, debe distribuirse sobre los dos hombros.

  • Es conveniente utilizar un carrito con ruedas si el peso es grande, sobre todo si se trata de niños.

  • Una buena visión es importante, algunas posturas encorvadas se deben a una miopía no corregida; la luz debe venir del lado contrario al de la mano que escribe.

  • Al sentarse, la silla ha de ser de respaldo vertical y con buen apoyo lumbar. Debe eliminarse el hábito de inclinar el cuerpo hacia un lado al leer o escribir, ya que se fuerza la zona cervical y la dorsal.

  • Hay que evitar sentarse sobre una pierna.

  • Para proteger las cervicales y evitar torsiones del tronco, la pantalla del ordenador debe estar a la altura de los ojos o ligeramente más baja y centrada respecto al cuerpo.

  • Si el antebrazo no tiene apoyo cuando se utiliza el ratón, la tensión muscular puede repercutir en todo el brazo y alcanzar las cervicales.

  • En el deporte se deben seguir siempre las instrucciones y consejos del entrenador o monitor.

  • La práctica deportiva debe ser acorde con la edad del niño y adolescente.

  • La posición más adecuada para dormir es de costado y con las piernas ligeramente flexionadas, hay que evitar dormir boca abajo.

  • El colchón debe ser firme pero no excesivamente duro, para que la columna quede apoyada sin hundirse; tomar en cuenta la altura y firmeza de la almohada para evitar forzar la posición de las verticales.