TRUFAS DE CHOCOLATE Y CARAMELO DE MANTEQUILLA SALADA

INGREDIENTES: 30 trufas  PREPARACIÓN: 40 min  COCCIÓN: 15 min  REPOSO: 8 horas

Para el caramelo de mantequilla salada:
-75 gr de azúcar
-50 gr de mantequilla salada
-35 ml de nata
-una pizca de sal (sal de rosa del Himalaya en mi caso, o de escamas de sal, flor de sal...etc)
Para las trufas:
-200 gr de chocolate negro de buena calidad (el mío chocolate Negro de Valor)
-150 gr de mantequilla salada
-2 yemas de huevo
-150 gr de chocolate de cobertura de buena calidad (el mío chocolate para postres de Nestlé)
-cacao en polvo puro de Valor

1. Primero haremos el caramelo de mantequilla salada: Poner la nata en un vaso apto para el microondas y calentarla sin necesidad de que llegue a hervir. Reservar.
2. Poner en un cazo el azúcar y hacer un caramelo rubio con él. Para ello lo pondremos a fuego suave y sin tocar, dejaremos que el azúcar se vaya caramelizando. Cuando ya quede poco para que todo se caramelice, lo podemos remover con una cuchara.
3. Cuando el caramelo esté hecho, apagar el fuego y añadir la mantequilla cortada en trozos removiendo constantemente.
4. Incorporar la nata y seguir removiendo hasta conseguir un crema lisa.
5. Añadir la sal deseada, mezclar y reservar.




6. Para las trufas: Trocear el chocolate negro y la mantequilla y derretir a baja potencia en el microondas, sacando de vez en cuando y removiendo hasta que tengamos una crema lisa. 
7. Poner las dos yemas de huevo en un bol e ir añadiendo poco a poco el chocolate caliente mientras vamos removiendo con unas varillas. 
8. Añadir el caramelo de mantequilla salada a cucharadas concéntricas para que el caramelo quede repartido. Después, remover un poco, no en exceso, para tener un efecto marmolado.



9. Tapar con papel film transparente y dejar reposar en la nevera de 4 a 6 horas.
10.  Sacar la crema de la nevera y con una cucharilla ir haciendo unas bolas más grandes que una avellana pero más pequeña que una nuez. Darle forma con otra cucharilla o con las manos, como mejor se os de. 
11. Forrar una bandeja con papel de horno para poner las trufas una vez terminadas.  Derretir el chocolate de cobertura en el microondas. Bañar cada trufa en él procurando dejar una capa fina de chocolate y depositar en la bandeja con papel de horno. Dejar secar durante una hora en la nevera o hasta que el chocolate se ponga duro.


12. Espolvorear con cacao en polvo. Guardar en la nevera hasta el momento de su consumo.



NOTA: si no tenéis mantequilla salada, incorporar un extra de sal al gusto.


Comments