TARTA FLOR DE CALABACÍN Y QUESO

INGREDIENTES: 6-8 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 30 min  REPOSO: 30 min COCCIÓN: 40 min

Para la masa:
-275 gr de harina
-100 ml de aceite de oliva virgen extra
-una cucharadita de sal
Para el relleno:
-1 calabacín mediano (400 gr aprox)
-un trozo de berenjena (75 gr aprox)
-175 gr de queso crema (o requesón, ricotta)
-2 cucharadas de piñones
-180 gr de queso de cabra
-sal y pimienta
-miel (opcional)

1. Para la masa: Poner en un bol amplio la harina junto con la sal. Añadir el aceite de oliva y mezclar con una cuchara de madera.
2. Añadir poco a poco unos 50 ml de agua. Ir añadiendo según se necesite, quizás no haya que añadir toda. La masa resultante tiene que ser manejable y que no se pegue en las manos. 
5. Hacer una bola con la masa, envolver en papel film transparente y reservar en la nevera durante 30 minutos.
6. Extender la masa con las manos previamente enharinadas en una tartera baja entre 26-28 cm de diámetro. Si la tartera es de cerámica o de silicona no hará falta engrasar, pero si es de metal, mejor engrasar con un poco de mantequilla o con un spray antidesmoldante. Aplanar con la mano bien la masa. Guardar en la nevera mientras preparamos el relleno.

7. Precalentar el horno a 200º C.  Con ayuda de una mandolina preferiblemente, cortar lonchas finas de calabacín y de berenjena. Si no se dispone de ella hacerlo con un cuchillo bien afilado lo más finamente posible (seguramente necesites en este caso más cantidad de calabacín y berenjena).  Reservar. 



8. Sacar la tartera de la nevera y pinchar todo el fondo y los laterales de la masa con un tenedor. Extender el queso crema. Si habéis optado por ricotta o requesón, lo podéis triturar previamente con la batidora para poder extenderlo mejor.
9. Espolvorear con los piñones y poner encima el queso de cabra cortado en rodajas muy finas. 

10. Partir las rodajas de calabacín y berenjena por la mitad. Rodear toda la tartera con una fila de mitades de calabacín alrededor de toda la tarta, con el corte hacia abajo y la parte redondeada hacia arriba.



11. Poner otra fila de calabacín y otra de berenjena.
12. Seguir alternando capas hasta llegar al centro de la tarta. Enrollar una rodaja de berenjena y ponerla en el centro para cerrar la tarta. 



13. Espolvorear la superficie de la tarta con un poco de sal y pimienta. Hornear a 200º C con calor sólo abajo durante 30 min. Después, bajar el fuego a 180º C y con calor arriba y abajo hornear 10 minutos más (si el horno es sólo de aire, hornear con un calor permanente a 170º C). 
14. Sacar del horno y dejar reposar. Servir tibia o fría. Antes de servir rociar si se desea con un poco de miel. 
NOTA: alternar las rodajas de calabacín y berenjena como más os guste. Yo he puesto más de calabacín que de berenjena, pero puede ser al revés perfectamente o mitad y mitad. 

Comments