GRAFFES NAPOLITANAS

INGREDIENTES: 22 piezas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 30 min  COCCIÓN: 15 min  REPOSO: 2 horas

-200 gr de patatas (1 mediana ó 2 pequeñas)
-200 ml de leche entera
-15 gr de levadura fresca de panadero
-500 gr de harina de fuerza
-2 pizcas de sal
-2 huevos M
-1 sobre de azúcar avainillado (8 gr)
-50 gr de mantequilla reblandecida
-aceite de girasol para freír 
-azúcar glas para espolvorear

1. Lavar las patatas y cocer en abundante agua hasta que estén tiernas, alrededor de 30 minutos. 
2. Refrigerar las patatas con agua fría, una vez cocidas y pelar con cuidado de no quemarnos. Con ayuda de un tenedor o un prensador, chafar las patatas para convertirlas en puré. 
3. Calentar la leche tibiamente y deshacer la levadura de panadero en ella. 
4. En un bol amplio incorporar la harina, la sal, el puré de patata ya tibio, la leche con la levadura, los huevos, el azúcar avainillado, el azúcar y la mantequilla cortada en trocitos. Amasar con las manos o con una amasadora con el gancho de amasar. Si vemos que la masa es excesivamente pegajosa, añadir más harina. La masa tiene que quedar un poco pegajosa en las manos. Si la hacemos con la amasadora, la mayoría de la masa, tiene que despegarse de las paredes de la máquina. 
5. Formar una bola con la masa y cubrir con un paño y dejar levar la masa durante 1 hora o hasta que haya doblado su volumen. 
6. Pasado este tiempo, enharinar una superficie de trabajo. Depositar la masa en ella, estirar y doblar dos  veces, añadiendo más harina si fuera necesario. 
7. Formar bolitas de masa de unos 50 gr cada una. Aplanar cada bolita y formar un agujero en el centro para darle forma de rosca. Depositar en una bandeja forrada con papel de horno, separada cada pieza una de la otra, para que no se peguen. Cubrir con un paño y volver a dejar reposar 1 hora en un lugar cálido sin corrientes de aire. 



8. Poner el aceite de girasol a calentar en una sartén amplia, poner cada graffe separada una de la otra, mejor no poner muchas a la vez para que se frían. Dorar ligeramente por una cara, darles la vuelta y dorar por la otra, suelen estar pronto. 
9. Sacar del fuego y las vamos depositando en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Espolvorear con azúcar glas y servir enseguida. 



NOTA: Estas graffes están mejor recién hechas, van perdiendo frescura conforme van pasando las horas, pero seguirán muy buenas de sabor y aún blandas. 
Es mejor no pelar las patatas para hacer el puré, cogen menos agua y se quedan más harinosas. 

Comments