VOLCÁN CHACHANI

ASCENSIÓN AL VOLCÁN CHACHANI

Cordillera de Arequipa - Andes Peruanos Arequipa (PERÚ)

11,12,13/agosto/2018

Tipo de sendero: Lineal Distancia total: 16,7 Km

Dificultad: Alta Desnivel máx.: 1.418m

Perspectiva de la ruta.

El grupo en la cima del volcán Chachani (6.075m). De izquierda a derecha: Pedro, Diego, Alberto, Javier y Antonio.


Perfil de la ruta.



En la cima del volcán Chachani, exhibiendo el logo del club Elbruz de Sevilla, al que pertenecemos Javier y yo.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

En la cordillera de Arequipa se encuentra un conjunto de volcanes que rondan los seismil metros de altitud, que se caracterizan porque sus cimas suelen ser de las más fáciles de coronar, pues no es necesario dominar ninguna técnica de escalada, salvando siempre la dificultad que supone caminar a alturas tan elevadas. En esta ocasión nos decidimos por subir a la cumbre del volcán Chachani, que por su altitud de 6.075m, suponía un gran reto el superar la barrera de los seismil, algo por encima de la anterior marca conseguida en el nevado Urus este (5.420m) en la cordillera Blanca.

Llegamos a Arequipa en bus desde Cuzco y permanecimos en ella un par de días disfrutando de esta magnífica ciudad con un conjunto histórico Patrimonio Cultural de la Humanidad desde el año 2.000, donde pueden visitarse edificios de la época colonial española perfectamente conservados y que la dotan de una personalidad única y diferenciada de las del resto existentes en Perú.

"El día 11 de agosto" iniciamos la aproximación a la gran montaña, con nuestro guía Roy Romero Portugal, quien con un vehículo 4x4 ascendió algo más de 2.000 por la antigua carretera de Cuzco, un camino de tierra en algunos tramos en no muy buen estado, adentrándose en la planicie de la pampa Matacaballo, dentro de la reserva nacional Salinas y Agua Blanca, cuya altitud ya superaba los 4.100m. Aquí las vicuñas y guanacos pastaban salvajes en las interminables planicies cubiertas por hierbas secas.

Para acceder al campamento base 1, hemos de desviarnos de la antigua carretera a Cuzco, por u camino que se encuentra a nuestra izquierda, por el que se asciende hasta alcanzar una pequeña planicie rodeada de un roquedo en el que crecen las yaretas, un endemismo vegetal que se desarrolla formado batolitos verdes, asemejándose a rocas esponjosas y que si nos apoyamos sobre ellas, segregan u líquido lechos y pegajoso no muy agradable.

El campamento se encuentra a una altitud de 4.640m y permanecimos en el, el resto del día con el objetivo de ir aclimatando el cuerpo a la altitud y al riguroso clima de la región.

"Amanece el día 12 de agosto", desayunamos y comenzamos a caminar hacia el campamento base 2, que se ubica a 7km y a una altitud de 5.162m. Seguimos el camino carretero que asciende progresivamente hasta una gran superficie llana, que se llama la "Laguna Seca" y que hemos de atravesar en su totalidad a los largo de 1km, para desde allí continurar la ascensión hasta el collado Pagunada (5.065m), donde finaliza el camino y hasta donde pueden llegar los vehículos todo terreno. Este collado nos permite divisar hacia el sur la pampa de Matacaballos y los volcanes que como el Misti, yerguen su perfecto e impresionante cono volcánico, ante otros muchos prominentes en el horizonte. Hacia el norte, encontramos montañas de colores con neveros que me recuerdan a los que había visto en Landmannalaugar (Islandia), así como la cadena de volcanes formada por el Ampato, Sabancaya (en erupción) y Hualca Hualca. Hacia el oeste destaca el volcán Cropuna que alberga la mayor masa glaciar del Perú.

Finalizado el descanso, nos despedimos de nuestros guías, ya que ellos se nos adelantan para trasladar a pie, toda la intendencia con la que montarán el campamento. Nosotros más tranquilos y descansados, proseguimos caminando por el sendero que discurre a los pies de la cara noreste del Chachani entre yaretas, y unas vistas impresionantes de la región norte. A mitad de este tramos encontramos grandes bloques de rocas, que hemos de sortear con dispar dificultad.

Cuando llegamos al campamento base-2, Roy y su ayudante Javier, ya han montado el campamento y solo nos queda tomar posesión de nuestra tienda, comer y descansar hasta el día siguiente, el día más importante de nuestro viaje a Perú.

En la "madrugada del día 15 de agosto", nos levantamos muy temprano, para desayunar y comenzar la ascensión sobre las 5h, todavía de noche, con algo más de retraso que otro grupo que ese mismo día también ascendía. Desde abajo contemplábamos la fila de luces de los frontales en su caminar hacia la cima, pensando en las sensaciones que debían de experimentar y que muy pronto también viviríamos nosotros.

Nuestro guía Roy, nos acompañó durante un buen tramo de la ascensión hasta que los primeros rayos de sol, sobre las 6h, aparecieron en el horizonte. Habíamos alcanzado una altitud de 5.500m y andando un tramo de sendero bien marcado, ascendente en continuo zig-zag y que a excepción del cansancio debido a la altitud, no presentaba grandes dificultades a superar. Nuestro paso fue lento, pero continuo y decidido, procurando descansar lo justo para no retrasar la marcha del grupo. Ahora toma las riendas del grupo Diego, nuestro guía organizador del viaje, con quien gracias a las luces de la aurora el disfrute del paisaje fue mayor, pues las vistas en una mañana tan clara y limpia con meteorología excelente, nos dejaba ver hasta donde la vista era capaz de alcanzar, destacando el volcán Sabancaya, que de vez en cuando explotaba lanzando enormes columnas de humo a la atmósfera, constituyendo un espectáculo difícil de olvidar.

En el último tramo de la ascensión, encontramos rampas muy pronunciadas con piso de grava suelta que nos hizo acrecentar el cuidado con cada paso para no resbalar. También nos encontramos con algunas formaciones de hielo, en forma de columnas, que denominan penitentes. Ya en el cráter, que no es más que un planicie cubierta por hielo y nieve y rodeada de algún promontorio rocoso, comenzó a soplar algo de viento y a bajar la temperatura, aunque perfectamente soportable, compensando por las maravillosas vistas hacia el norte.

Atravesamos el gran nevero en dirección sur y remontamos un resalte del cráter para acceder a la cima del volcán Chachani (6.075m), donde su ubica una cruz, algo caída, pero limpia de banderas y otro tipo de simbologías con los que nos encontramos en las montañas de España.

El haber alcanzado con éxito esta cima, supuso una enorme alegría tanto personal como para el grupo de compañeros de aventura, pues al menos en mi caso nunca antes había llegado tan alto. Después de las celebraciones y las fotos para el recuerdo, descansamos y repusimos fuerzas, mientras que la contemplación de las vistas en todas la direcciones regocijaban nuestro espíritu, en un momento tan excepcional de nuestras vidas y que permanecerá en el recuerdo para siempre. El descenso se realiza siguiendo el mismo camino que en la ascensión, ahora de forma más tranquila y sosegada, con menor esfuerzo, con el oportuno cuidado para no resbalar en los tramos de más pendiente y con gravilla suelta, pero siempre contemplando las magníficas vistas que ahora en el descenso tenemos frente a nosotros.

Cuando alcanzamos el campamento base-2, nuestros guías ya habían desmontado todo y trasladado a pie hasta el coche, que se encontraba estacionado en el collado Pagunada. Me pareció sorprendente la fortaleza física y la capacidad de trabajo de Roy y Javier, que fueron capaces de cargar con todo el material de intendencia sin aparente casancio, en unas condiciones ambientales extremas por la altitud y que ninguno de los aventureros expedicionarios, hubiésemos sido capaces de soportar.

Ciuando llegamas al collado, descansamos e iniciamos el camino de vuelta a Arequipa, pero esta vez atravesamos la pampa en dirección norte, entre rebaños de guanacos y vicuñas, hasta alcanzar la nueva carretera a Cuzco y que rodea el gigantesco volcán Chachani, que desde la carretera que discurre a sus pies, se divisa imponente y majestuoso ante nuestra pequeñez, pero cuya cima unas horas antes había sido coronada por cinco hormiguitas con nombre propio,Diego, Alberto, Pedro, Javier y un servidor, Antonio.

Esta hazaña fue posible gracias a la organización del viaje desde España realizada por Diego de "Guías de Sierra Nevada" y al apoyo logístico de Roy Romero Portugal, montañero y guía local de la cuidad de Arequipa y como no, por los comapeñeros de aventura, Alberto, Pedro y Javier.

ÁLBUM DE GOOGLE FOTOS

(Este álbum cuenta una historia cronológicamente ordenada, por lo que es recomendable ver en presentación de diapositivas. Pero antes ponle el fondo musical que más te guste, para que visualizar 162 fotos resulte más ameno )

Aquí tienes el track de la ruta: " ASCENSIÓN AL VOLCÁN CHACHANI "

PANORAMAS

Aproximación al volcán Chachani y vista de su cara este.

Conjunto de cimas que conforma en volcán Chachani. A la izquierda el monte Trigo (5.820m), el collado y los montes Los Ángeles (5.852m) y Fátima (5.950m). La cima del Chachani queda oculta tras el Fátima.

Campamento base 1 (4.446m), para la aclimatación a la altitud en nuestro primer día.

Panorama sur desde pampa Matacaballo, con los volcanes que rodean Arequipa.

Panorama este del volcán Chachani (izquierda), con el collado Pagunada, hasta el que pueden llegar los vehículos.

Camino de acceso al collado Pagunada.

Camino del collado Pagunada al campamento base 2, con el nevado Nocarane (5.784m) al fondo.

Nevado Nocarane (5.784m)

Montañas de colores, que mucho me recuerdan a las islandesas de Landmannalaugar.

Panorama norte de la montañas próximas a Arequipa, durante la ascensión al volcán Chachani por su cara noreste.

Volcán Sabancaya en erupción desde noviembre de 2016 y que nos sorprendió con numerosas explosiones, tan espectaculares como las de estas imágenes.

El equipo descansando durante el ascenso a la cima del volcán Chachani.

Crater del volcán Chachani.

Casi en la cima del volcán Chachani.

El crater desde la cima del volcán Chachani y vista de la región norte.

Vista al sureste del volcán Chachani, con el volcán Misti en primer término, a sus pies la ciudad de Arequipa y al fondo el conjunto montañoso de Pichu Pichu.

Cima del monte Fátima (5.950m), aledaña a la del Chachani. Enfrente el volcán Misti (5.822m) y al fondo la laguna Salinas y conjunto montañoso de Pichu Pichu.

Descenso del volcán Chachani, caminando por su crater nevado y al fondo el conjunto de volvanes Ampato, Sabancaya (en erupción) y Hualca Hualca.

Explosión del volcán Sabancaya.

Conjunto de volcanes al norte del Chachani.