RÍO GUADALMESÍ-BOSQUE DE NIEBLA

RÍO GUADALMESÍ-BOSQUE DE NIEBLA

Parque Natural de los Alcornocales Algeciras (Cádiz)

20 de Abril de 2018

Tipo de sendero: Ruta circular Duración: 8h

Longitud: 18,2 km Desnivel máximo: 528 m Dificultad: Media

Perspectiva de la ruta.

Participantes en la ruta: Los dos Ángeles y Antonio.


(Clic sobre las imágenes para ampliarlas)

Perfil de la ruta.

En el bosque de Niebla.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Esta ruta solo es posible realizarla, si previamente se ha solicitado permiso a la oficina del parque natural de los Alcornocales, ya que se va a entrar en una zona de acceso restringido y de protección medioambiental especial.

Para acceder al área recreativa del puerto del Bujeo, lo haremos por la carretera entre Algeciras y Tarifa, poco después de haber pasado en mencionado puerto, en el sentido ya indicado. Existe una zona de estacionamiento para los vehículos, donde se podrá dejar el coche y desde la cual comenzaremos a caminar. Hemos de seguir un camino carretero que nos acercará a la garganta del río Guadalmesí, y después de 1km aproximadamente, encontraremos un senderillo que desciende a nuestra izquierda, por el cual hemos de desviarnos. Pronto llegamos al valle por el cual desciende el río, y aunque no lo veremos por la espesa vegetación, si escucharemos el rumor de sus aguas que se cuela entre el espeso arbolado de la garganta.

Poco a poco el sendero va descendiendo y el río todo lo contrario, por lo que estamos avocados a encontrarnos en un punto en el cual, veremos un quejigo de porte singular con una de sus ramas cubierta por helechos parásitos tan característicos del lugar, donde la parada es obligatoria para hacer fotos. Si tenemos tiempo podemos descender unos metros por el cauce del río para ver una pequeña cascada.

Reanudando la marcha seguiremos el sendero que discurre paralelo al río, encontrando rincones muy bonitos. Nosotros decidimos dejar el sendero señalizado y continuar río arriba junto a su rivera, hasta llegar a un azud que retiene las aguas del Guadalmesí. Llegados a este punto, ascendemos buscando nuevamente el sendero, que entre alcornocales y helechales ya secos, nos adentra en el bosque que nos sigue sorprendiendo con hermosos rincones.

Llegaremos nuevamente al camino carretero, encontrando a su derecha una cancela en la que un cartel nos prohibe el paso, por comenzar tras ella la zona de acceso restringido si no se dispone de la correspondiente autorización de la que antes hablé. Como disponemos del permiso, la atravesamos y nos adentramos en el bosque de niebla ubicado en los llanos del Juncal, verdadero motivo por el cual queríamos venir a este lugar, pues nos encontramos en uno de los parajes más singulares de Andalucía, ya que el bosque que aquí encontramos nada tiene que ver con otros que existen en la península. La altitud de la montaña es la misma a la cual se encuentran las nubes, por lo que estas descargan su humedad sobre la vegetación que crece de forma exhuberante, cubriendo suelo y ramas del arbolado de musgo, que es característico de la región macaronesia, la misma en engloba a las islas atlánticas de Canarias, Azores, Madeira o Cabo Verde.

Caminar por el sendero de este bosque en días nublados es una experiencia única, y casi mágica, porque nos trae el recuerdo de bosques encantados en los que se ambientan los cuentos de hadas. Y no exagero, porque esa es la sensación compartida por quienes me acompañan cada vez que vengo a este lugar.

El bosque de niebla tiene dos zonas bien diferenciadas. La primera comprende un tramo de sendero ascendente por el río Guadalmesí hasta la divisoria de aguas, perfectamente delimitada por un camino carretero que la atraviesa transversalmente, donde encontramos una vegetación de quejigos, y laureles, así como gran cantidad de enredaderas y abundante musgo sobre las rocas y arbolado. La segunda zona, comprende el descenso por la garganta del Candelar desde la divisoria de aguas, que recorremos siguiendo un sendero circular, en el que además de la vegetación arbórea, el musgo lo alfombra absolutamente todo sin dejar un ápice de superficie sin cubrir, por lo que caminar por este último tramo es un permanente goce visual, ya que todos los rincones nos sorprenden uno tras otro.

Como todo se tiene que terminar en algún momento, dejamos atrás el bosque de niebla siguiendo el camino transversal de la divisoria de aguas, hasta atravesar otra cancela con cartel de prohibido entrar en el bosque que estamos abandonando. Aquí hay una carretera que asciende hasta las antenas del tajo de las Escobas o de la Corza, donde el viento suele soplar con fuerza y la niebla tapar las vistas del entorno. Este es un buen lugar para parar y comer, buscando siempre algún recoveco entre el roquedo, o en una caseta ubicada junto al vértice geodésico que se encuentra abierta aunque destrozada en su interior con muchos escombros.

El descenso lo realizamos por la carretera, hasta llegar a la primera cancela que por la mañana encontramos en la entrada del bosque de niebla, desandando el sendero hasta el punto de inicio. Existe la opción de continuar por el camino carretero, pero es más monótono y tiene menos interés que hacerlo junto al río.

Gracias a Ángel Velasco y Ángel Sotillo que me acompañaron en esta ocasión, por su paciencia ante mi "obsesión " por realizar fotos, aunque la paciencia fue mutua, ya que por la desesperación decidieron adelantarse y dejarme atrás, con tan "mala suerte" de perderse por no estar atentos a las señales del camino previamente andado, además de equivocarse una vez llegaron a la carretera y dirigirse hacia Tarifa en vez de Algeciras. Cuando se anda sin prestar atención al camino y se decide ir por libre, pueden pasar cosas como esta.

ÁLBUM DE GOOGLE FOTOS

(Este álbum cuenta una historia cronológicamente ordenada, por lo que es recomendable ver en presentación de diapositivas. Pero antes pon el fondo musical que más te guste, para que visualizar más de 145 fotos resulta más ameno )

ÁLBUM DE GOOGLE FOTOS DE LA RUTA REALIZADA EL 20-2-22 CON EL CLUB ELBRUZ DE SEVILLA

El track de la ruta: " RÍO GUADALMESÍ-BOSQUE DE NIEBLA "

PANORAMAS (Clic sobre las imágenes para ampliarlas)

Nuestro primer encuentro con el río Guadalmesí.

Río Guadalmesí.

Uno de los rincones singulares del río Guadalmesí.

Llanos del Juncal, donde se encuentra el bosque de niebla.

Bosque de niebla.

Descenso, siguiendo nuevamente el cauce alto del río Guadalmesí.

Río Guadalmesí.

Bosque de alcornoques, helechos, musgos cubriendo las rocas, atestiguan que todavía nos encontramos en la zona húmeda de la ruta.

Volvemos al tramo inicial de ascensión, que hemos de desandar para regresar al punto donde dejamos el coche.

A punto de dejar atrás el río Guadalmesí, que nos acompañó durante casi toda la ruta.