PUENTE DE ALCOLEA-RÍO ODIEL-RÍO ORAQUE

PUENTE DE ALCOLEA- RÍO ODIEL- RÍO ORAQUE

Gibraleón (Huelva)

22 de septiembre de 2019

Tipo de sendero: Ruta circular Duración: 6h

Longitud: 12,5 km Desnivel máximo: 106 m Dificultad: Media

Perspectiva de la ruta.

Junto a la vía que sobre el puente de Alcolea, cruza el río Odiel.


(Clic sobrte las imágenes para ampliarlas)

Perfil de la ruta.

Contemplando los arcos del puente.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Antes de comenzar a describir la ruta, es necesario advertir que el acceso al puente de Alcolea se hace por un camino, en cuya entrada veremos señales indicando que está prohibido pasar, incluso a pie, ya que estaríamos entrando en una finca particular. No obstante no hay cancela, cadena u otro obstáculo que impida entrar, por lo que dichas señales me hacen dudar que tal prohibición sea legal, pues la única forma de llegar al puente es a través de este camino, al menos que yo sepa. Yo hice caso omiso de las señales y sin salirme en ningún momento del camino, realicé la ruta que más o menos tenía prevista para ese día. Una vez dentro, pude comprender el motivo por el cual estaban esas señales allí, porque es lógico que los dueños de la finca quieran proteger sus propiedades en el campo, dado que en estos últimos años se están produciendo robos, que muchas veces quedan impunes. Por lo tanto no animo a nadie a saltarse la prohibición y si se decide no hacer caso, se hará bajo responsabilidad propia y habrá que atenerse a las consecuencias.

El camino de acceso desde Gibraleón, se encuentra en una de las salidas de la carretera N-431, poco después de sobrepasar la línea de ferrocarril en el kilómetro 91. La carretera se dirige hacia urbanizaciones de casas dispersas en las cercanías del pueblo, con tramos inicialmente asfaltados, luego de tierra y finalmente nuevamente de asfalto, con indicaciones hacia la presa de Alcolea. La distancia a recorrer hasta el punto de inicio de la ruta es de 13 km.

El estacionamiento del vehículo lo haremos en una explanada cercana a la cancela que corta el paso a las obras de la presa y que se encuentra junto al puente que cruza la vía del tren. Frente a la mencionada explanada donde aparcamos, veremos el camino con las señales de prohibición del paso. Si decidimos continuar adelante, bajo nuestra responsabilidad, lo haremos siguiendo el camino carretero sin abandonarlo durante aproximadamente un par de kilómetros. El camino discurre por un paisaje desprovisto de arboleda, sin gran interés, por lo que se hará de forma rápida, sin desviarnos del camino y con el objetivo claro de alcanzar el puente y evitar suspicacias derivadas de la posible observación de los propietarios de la finca. Una vez llegamos al valle del río Odiel, podremos contemplar un soberbio paisaje, en el que destaca la silueta del puente de Alcolea, así como el fondo del valle por el que discurren las aguas verdes del río sobre un lecho anaranjado, que contrasta con el intenso verdor de los pinares que pueblan las laderas de las montañas circundantes del valle. Es obligatorio pararse en el entorno del puente y deleitarse con la visión de esta magnífica obra, todavía en uso, ya que sirve a la línea de ferrocarril entre Huelva y Zafra a salvar el desnivel del valle.

Atravesamos la vía y continuamos por un camino muy bien marcado, que desciende hasta el mismo río. Al encontrarnos en el mes de septiembre, no llevaba caudal continuo, sino que únicamente conservaba grandes charcos discontinuos, con el característico color verdoso de sus aguas. Por este motivo podremos caminar sin ningún problema sobre el lecho rocoso y disfrutar del variado colorido que las sales depositadas y la erosión del agua sobre las piedras, han venido realizando durante años y años...

Caminamos sobre el seco lecho algo más de un kilómetro, hasta alcanzar la desembocadura del río Oraque, situada un poco antes de las obras de la presa de Alcolea, cuyas paredes quedan ocultas tras las laderas de la curva que describe el río Odiel. Dejamos atrás el río principal y nos adentramos en el afluente, también seco, pero con abundantes charcos y formaciones rocosas de colores, tan espectaculares o más, que las que hemos dejado atrás cuando anduvimos por el río Odiel. Destaca una pequeña cerrada rocosa, donde el colorido es muy intenso y con numerosas rocas que emergen del fondo arenoso, que se alternan con charcos de diferentes tamaños, haciendo este tramo de la ruta el más interesante de todo nuestro recorrido. Seguimos caminando hasta una pronunciada curva, donde el río parece tener continuidad en sus aguas, aunque se trata de un gran charco, que una vez alcanzamos su extremo opuesto, marcará el fin de nuestro deambular por el río Oraque, que abandonaremos, aguas arriba por su margen derecho, adentrándonos en el pinar, por el que ascendemos buscando un cortafuegos que aparecía en el mapa del GPS y que encontraremos algo más arriba, después de haber caminado por donde nos era posible. Una vez alcanzado el cortafuegos, solo queda continuar por el, hasta que este se convierte en camino que se abre paso en el pinar que corona las montañas circundantes del valle. De vez en cuando podremos contemplar abajo y entre la arboleda el río Oraque, que prosigue hasta la población de Villanueva de las Cruces. Pronto dejaremos atrás el río Oraque y cambiaremos nuestra orientación, siguiendo el camino carretero , hasta volver nuevamente al río Odiel, pudiendo contemplar el puente de Alcolea y ahora si, entre las montañas, las paredes ya construidas de parte de la presa.

El camino desciende hasta la base del puente, y adentrándonos en el cauce seco del río, podremos contemplar esta magnífica obra desde una perspectiva diferente, que invita a sentarse para disfrutar del lugar, y porque no a hacer fotos, pues la existencia de un gran charco hacen que este sitio sea uno de los hitos importantes de la ruta. Reanudamos la marcha bordeando el gran charco de aguas verdosas, y saltando sobre las rocas de colores, avanzamos contemplando el paisaje, siempre con el puente al fondo del camino que dejamos atrás. Al llegar al final del charco, abandonamos el río y cruzaremos una alambrada ubicada a nuestra derecha, para ascender la ladera de la montaña, intentando alcanzar un mirador en el que ya estuvimos por la mañana y desde el cual contemplamos el puente por primera vez y también por última, porque es el momento de iniciar la vuelta al coche. Para ello, solo tenemos que desandar un par de kilómetros de camino carretero hasta finalizar la ruta en el punto de inicio.

Como anécdota, me encontré con un par de quads circulando por el camino, que no parecían haber respetado las señales de prohibición que se encuentran a la entrada. También me encontré con un señor, en las cercanías de una de esas propiedades sensibles a ser objeto de la codicia ajena, que me observaba a lo lejos y que cuando pasé por su lado, me preguntó que de donde venía. Como supuse que era el propietario de la finca, le respondí comentándole toda la ruta realizada, a lo cual el hombre no puso ninguna objeción y deseándole una buena tarde, proseguí el camino hasta llegar al coche. Supongo que tuve suerte, y no fui objeto de ninguna reprimenda ni sanción alguna.

Esta ruta, si bien tiene el inconveniente de desarrollarse en parte, atravesando una finca privada, ha supuesto el documentar un tramo del río Odiel y su afluente el Oraque, que dentro de unos años quedarán ocultos bajo las aguas de la presa de Alcolea, perdiendo la posibilidad de poder volver a contemplar y disfrutar, de espacios que si bien pueden parecer simples e intrascendentes, tienen a mi entender un interés paisajístico muy importante, pues la acción erosiva del agua sobre las rocas del fondo del río, suponen una obra de la naturaleza que ha tardado cientos de años en forjarse labrando formas y colores caprichosos y que desgraciadamente se perderán para siempre, debido a la acción destructiva del hombre.

ÁLBUM DE GOOGLE FOTOS

(Este álbum cuenta una historia cronológicamente ordenada, por lo que es recomendable ver en presentación de diapositivas. Pero antes pon el fondo musical que más te guste, para que visualizar más de 175 fotos resulta más ameno )

El track de la ruta: " PUENTE DE ALCOLEA-RÍO ODIEL- RÍO ORAQUE "

PANORAMAS (Clic sobre las imágenes para ampliarlas)

Llegando a la vía del puente de Alcolea y uno de los grandes charcos de agua que todavía quedaban en el lecho del río Odiel.

Rocas en el lecho seco del río Odiel y al fondo, el puente de Alcolea.

Lecho rocoso del río Odiel.

Desembocadura del río Oraque en el río Odiel.

Estrechamiento rocoso del río Oraque.

Estrechamiento del río Oraque, desde el otro lado.

Lecho rocoso del río Oraque.

Charco de agua en el río Oraque.

Lecho rocoso del río Oraque.

Lecho rocoso del río Oraque.

Río Oraque y uno de los escasos charcos que ha superado el verano.

Charco en el río Oraque.