SIERRA CRESTELLINA

SIERRA CRESTELLINA

Paraje Natural de la Sierra Crestellina Casares (Málaga)

15 de septiembre de 2019

Tipo de sendero: Ruta circular Duración: 7h

Longitud: 11 km Desnivel máximo: 629 m Dificultad: Media

Perspectiva de la ruta

En la cima del cerro de las Chapas (943m), con Carlos Yoli y Antonio.


(Clic sobre las imágenes para ampliarlas)


Perfil de la ruta

En la cima del cerro Casares (910m).

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Tocaba echarle un pulso a las cábalas meteorológicas típicas de estas fechas…como consecuencia, salimos vencedores en una jornada bien aprovechada. Con la incertidumbre como copiloto camino a Ronda, el cielo cubierto y un fuerte aguacero, nos hace mirar de reojo las previsiones.

Gabinete de crisis con un café, hoy en formación de a tres, escoltado por mi pequeño saltamontes y el camarada Antonio, no hace falta más para un magnífico día de montaña.

No pestañeamos y levantamos hacia Casares, por una de las carreteras más paisajísticas de la Serranía, la que nos lleva sobre el testero de poniente del amplio Valle del Genal, asomando por el Puerto de Encinas Borrachas y el pueblo serrano de Atajate.

Gris, mañana gris la que nos recibe en la cuna del andalucismo. Damos la espalda a Casares y nos adentramos en las faldas de Sierra Crestellina por el magnífico sendero que nos acerca al refugio. Desde aquí nos espera un trazado circular que nos hará recorrer toda la dorsal de la sierra, sobre la mesa, el cambio en el sentido del recorrido, dejando a la ida bajo las nubes, la vereda que nos conduce a los pies del Cerro de las Chapas.

Ascenso rápido fuera de pista hasta el colofón de Las Chapas, atalaya sobre el bajo Valle del Genal, con el vecino pueblo de Gaucín y su Hacho vigilantes al otro lado del valle. La acertada mejora nos brinda las primeras visuales de la dorsal, asomando entre nubes nuestro próximo hito, el Pico Casares. Pero entre medias nos espera una travesía entretenida, exenta de dificultad, pero con el trabajado caminar que se gasta la parte alta de la sierra.Iremos superando escollos y matorral, un ir sobre roca mirando continuamente delante, atrás, delante, atrás, sumidos en el avance. Tocamos el collado que rompe la dorsal y arremetemos por la rota arista que nos separa del maltrecho vértice del Pico Casares. El día torna a primaveral, nos abre la panorámica sobre la franja costera y el blanco pueblo de Casares. A nuestros pies, en caída al sur, el resto de la dorsal descompuesta que se desploma hacia Cosalba, nos queda descender allí hasta donde la sierra pierde su porte y nombre. Una vez tocamos el extremo serrano, viramos a nuestras espaldas y tomamos el Mirador de Cosalba. Sólo nos queda enlazar con la vereda de la sierra, junto al refugio, y desandar las primeras pisadas de la mañana, tocando tierra en la sobremesa.

Completamos la jornada con la visita a los sulfurosos Baños de la Hedionda, remojón incluido, reponiendo fuerzas para el camino de vuelta.

Nos vemos en las montañas.

Ver crónica original por Carlos Trekkingmania Sevilla.

ÁLBUM DE GOOGLE FOTOS

(Este álbum cuenta una historia cronológicamente ordenada, por lo que es recomendable ver en presentación de diapositivas. Pero antes pon el fondo musical que más te guste, para que visualizar 133 fotos resulte más ameno )

El track de la ruta: " SIERRA CRESTELLINA "

Ruta virtual en "RELIVE"

PANORAMAS (CLIC SOBRE LAS IMÁGENES PARA AMPLIARLAS)

Palmitos en lo más alto de la sierra Crestellina y al fondo el cerro Casares.

Desde la cresta y con el claro abierto entre las nubes, vista de la parte baja y alta de la sierra.

Avance por la cresta, con el pico de las Chapas sobresaliendo entre las cimas.

Vista hacia el norte del valle del Genal, con Gaucin al fondo y el monte Hacho detrás.

La cresta de la sierra Crestellina. A la derecha el cerro de las Chapas, del cual venimos.