MOLINOS DEL ODIEL

MOLINOS DEL ODIEL

Calañas (Huelva)

30 de diciembre de 2016

Tipo de sendero: Ruta circular Duración: 8h

Longitud: 19,5 km Desnivel máximo: 86 m Dificultad: Media

Perspectiva de la ruta.

Servidor ante el viaducto en ruinas de unas escombreras.

Cascada en el arroyo del Batán.




Perfil de la ruta.

El grupo completo en la ruta que hicimos el día 15 de enero. De derecha a izquierda: Eugenio, Mª. Luisa, Montse, Estrella y Antonio.

Cerrada del río Odiel tras pasar los pilares del puente "Tinto-Santa Rosa".


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos la ruta en el santuario de Nuestra Señora de la Coronada, que a esa hora de la mañana ya estaba abierto y se pudo visitar. Por detrás de la ermita existen unos carteles informativos y veremos las primeras marcas que señalizan el sendero, aunque no tiene pérdida porque siempre caminaremos paralelos al río Odiel. Frente a nosotros veremos el río con un puente y un molino junto a él.

Realizamos esta ruta de sur a norte por el margen izquierdo aguas arriba, para que el sol esté siempre a nuestra espalda y no tengamos que hacer fotos a contraluz, cosa que no podrá evitarse cuando hagamos la vuelta por la tarde.

Al principio andaremos por camino carretero que se dirige hacia unas escombreras de una mina abandonada. La primera escombrera está intacta y destaca por el colorido de los montones de mineral. La segunda mucho más grande parece que está en proceso de regeneración ambiental pues el terreno se encuentra aplanado. A este gran espacio libre de vegetación se accede tras cruzar el barranco de la Trituradora, destacando la existencia de un viaducto con uno de sus arcos derruidos, que salva un arroyo en el que existen charcas con aguas y arenas rojizas, así como algas de un intenso color verde. En el otro extremo de la escombrera se encuentra un senderillo que discurre a cierto nivel sobre el río Odiel y paralelo a el, entre pinos y junto a un canalillo derruido en algún tramo que formaba parte de las instalaciones mineras, que al parecer se utilizaba para la precipitación del mineral de cobre extraído por el proceso de cementación natural. Este tramo del camino, muy sombreado y húmedo es muy bonito, pudiendo contemplar entre los pinos, las aguas verdosas del río y sus anaranjadas orillas, así como el molino del Becerrillo y Becerril.

Dejamos de ir paralelos al río, cuando llegamos al final del canal de agua y nos encontraremos a la izquierda con un dique y una lagunilla que recogía las aguas filtradas de las montañas de mineral del proceso de cementación natural. También podremos ver una gran explanada en la que se encuentran unos círculos de piedras alineadas, que son las chimeneas de ventilación de los mencionados montones de mineral de cementación. Aquí hay un cartel explicativo del proceso de extracción del mineral. Abandonamos este lugar y veremos a la izquierda el túnel de antiguo ferrocarril que comunicaba con la mina Tinto-Santa Rosa y por cuya plataforma vamos a caminar a partir de ahora. Vamos nuevamente en busca del río volviendo a ir paralelos a su cauce. En una pronunciada curva del río encontraremos los pilares de un puente ya desmantelado por donde a la vuelta hemos de descender para vadear el río y pasar a la otra orilla. En este punto dejamos la plataforma de la vía para caminar por un sendero desde el que hay unas magníficas vistas del río. La arboleda pasa a ser de eucaliptos que al encontrarse en una zona de umbría mantiene mucha humedad. Pasaremos sobre un viaducto con doble arcada en dos niveles diferentes, que salva el cruce con un arroyo y a continuación veremos un cartel que indica a la derecha la existencia de un molino, el de Almendro Amargo que visitaremos a la vuelta.

Continuaremos nuestro sendero y llegamos a un arroyo con una pequeña cascada, donde existen unas piedras con multitud de colores, desembocando poco después en el rió Odiel. Aquí nos encontraremos con un camino carretero que asciende pero nosotros descenderemos por él, buscando la desembocadura del arroyo para luego continuar paralelos al río, que un poco más adelante atraviesa una cerrada y donde la variedad de colores es extraordinaria siendo este el tramo del camino que a mí más me gustó. Atravesamos la cerrada por el camino que discurre algo aéreo y cuando salimos de ella vemos una pequeña presa y delante de ella el molino del Señor y un poco más tarde nos encontramos un conjunto de tres molinos, conocidos con el nombre del Batán. Ya solo nos queda continuar el camino entre el eucaliptal, paralelos siempre al río que tiene sus aguas estancadas y pasando por la mina de Pedro José hasta alcanzar el puente de la carretera que comunica Zalamea la Real con Calañas, donde el río se abre.

Aquí daremos marcha atrás para iniciar el camino de vuelta, que será el mismo que hemos andado hasta llegar a los pilares del puente Tinto-Santa Rosa, aunque antes me detuve en los molinos del Batán para comer y descansar. Luego me desvié del camino principal para llegar hasta el cauce del río y ver los restos del molino de Almendro Amargo. La vuelta hasta el puente Tinto-Santa Rosa, la hago lo más rápidamente que me es posible ya que las horas de luz van llegando a su fin. Una vez alcanzamos el puente hay que descender hasta el río. Hay al menos dos senderillos que descienden hasta el primer pilar del puente y una vez allí nos dirigiremos hacia los pilares centrales, por donde el río es menos profundo y una vez arremangado el pantalón y calzadas las sandalias de agua, cruzaremos por donde veamos que es más fácil. Alcanzada la otra orilla atravesaremos la rivera del Villar y tras secarnos los pies con la toalla y calzarse nuevamente las botas, reanudamos la marcha caminando siempre junto a la orilla del río, pudiendo encontrar en algunos puntos un sendero algo marcado incluso alguna marca señalizadora del PR. Algunos tramos del sendero van pegados al río, sorteando las rocas con continuos ascensos y descensos sobre las rocas. Encontraremos un primer molino que solamente conserva algún muro y el canal de agua que movía su rueda. En algunos tramos el río tiene las aguas remansadas y con cierta profundidad, describiendo acentuadas curvas entre laderas de las montañas pobladas de pinos y eucaliptos.

Nos encontraremos nuevamente con los molinos de Becerrillo y Becerril y más adelante con otro molino de nombre desconocido que se encuentra en la desembocadura del arroyo Fresnajoso. En los kilómetros finales de nuestro deambular por el margen izquierdo del río (aguas abajo), nos encontraremos con un sendero muy marcado y bien señalizado entre la vegetación hasta llegar al molino del Escamocho, muy cercano al puente de San Rafael que atravesaremos ya a última hora de la tarde y con el sol oculto para poder acceder al aparcamiento donde estacionamos el vehículo por la mañana, junto al santuario de Ntra. Sra. Coronada.

Nota: El día 15-1-2017 volví a realizar esta ruta, por lo que he integrado las fotografías de ese día con las de la ruta de diciembre.

Vídeo del canal Andalucía Turismo: Rutas por el río Odiel, Calañas (Huelva)

Álbum de Google Fotos

(Este álbum cuenta una historia cronológicamente ordenada, por lo que es recomendable ver en presentación de diapositivas. Pero antes pon el fondo musical que más te guste, para que visualizar todas las fotos resulte más ameno )

Aquí tienes el track de la ruta:

"MOLINOS DEL RÍO ODIEL"

PANORAMAS

Escorias de colores en la primera instalación minera que nos encontraremos en el camino.

Construcción en forma de viaducto, que quizás sirvió de puente al ferrocarril de la mina.

Sendero junto a una acequia de uso minero.

El río se encajona entre la loma de Pocito y sierra León.

Llegando al final de la ruta, en las proximidades del puente en la carretera de Calañas a Zalamea la Real.

Aspecto del río junto al campo de cementación, teleras de las Viñas.

Pilares del antiguo puente del ferrocarril de la mina Tinto-Santa Rosa.

Agua embalsada por el azud de los molinos Becerrillo y Becerril.

Progresión por el margen izquierdo del río Odiel, en el camino de vuelta.

Molino junto a la desembocadura del arroyo Fresnajoso.

Aguas verdes del río Odiel.

Azud del molino del puente San Rafael.

Molino y puente de San Rafael.

Molino y puente de San Rafael, desde el punto de inicio de la ruta.