23/11/2016

Receta

Tarta de queso quark y arándanos 

cubierta de ganache de chocolate negro

(para molde o aro de 20 cm de diámetro)


Ingredientes para la base de galletas:

150 gr de galletas digestive

75 gr de mantequilla


Ingredientes para la mousse de arándanos y queso quark:

4 hojas de gelatina

125 ml de nata para montar con un 35% de M.G. bien fría

200 gr de queso quark

75 gr de azúcar

1 cucharada de extracto de vainilla

1 limón (el zumo y la ralladura del limón)

250 gr de arándanos frescos


Ingredientes para la ganache de chocolate negro:

200 gr de chocolate negro con 70% de cacao

200 ml de nata para montar con un 35% de M.G.



Preparación:

  • Primero lo que hay que hacer es preparar la base de galletas. Para ello, triturar las galletas y derretir la mantequilla en el microondas.
  • Mezclar la mantequilla con las galletas trituradas. Con una cuchara o con las manos remover o amasar la mezcla, hasta que la galleta absorba toda la grasa de la mantequilla.
  • Disponer sobre un plato para servir un aro de 20 cm de diámetro o un molde para tartas de 20 cm de diámetro sin la base (no hace falta forrarlo por dentro con papel guitarra).
  • Verter la mezcla de galleta triturada sobre el plato con el aro o el molde sin base, y hacer la base de galleta. Con una cuchara o con un vaso ir apretando la mezcla de galletas, procurando que quede bien nivelada por toda la superficie. 
  • Llevar a la nevera por 30 minutos, para que vaya cogiendo cuerpo. Mientras tanto ir preparando la capa de mousse de arándanos y queso quark.
  • Montar la nata bien fría junto con el extracto de vainilla. Reservar en la nevera.
  • Poner en un cazo a fuego medio, el zumo y la ralladura de limón, los arándanos y el azúcar. Cocer a fuego medio durante 6 - 7 minutos o hasta que los arándanos se hayan desecho y la mezcla se haya caramelizado un poco. Remover de vez en cuando.
  • Retirar del fuego y licuar la mezcla con la ayuda de una licuadora o batirla con la ayuda de una minipimer. Pasar la preparación a través de un colador, para desechar las pieles de los arándanos. Reservar.
  • Hidratar las hojas de gelatina en abundante agua fría. Una vez se hayan hidratado escurrirlas bien del agua y verterlas en un bol con 50 ml de leche. Calentar en microondas por unos segundos (8 - 10 segundos) o hasta que las hojas  se hayan diluido o fundido en la leche. La leche no debe hervir.
  • Añadir la gelatina diluida al puré de arándanos y mezclar bien.
  • Batir el queso quark un poquito con unas varillas de mano o con la batidora eléctrica de dos varillas. Añadir la mezcla de arándanos y gelatina al queso batido y mezclar.
  • Por último incorporar la nata montada ayudándose de una espátula de silicona, y mezclar con movimientos suaves y envolventes para evitar que la nata se nos baje, pierda aire.
  • Verter esta mezcla sobre la base de galleta, y dejar en la nevera durante 6 - 8 horas como mínimo o durante toda la noche, para que cuaje y se asiente bien.
  • Ahora preparar la ganache de chocolate.
  • Para ello, trocear el chocolate. Reservar.
  • Calentar la nata, pero no dejar que hierva, antes de que rompa a hervir retirarla del fuego y verterla sobre el chocolate troceado. Dejar reposar unos minutos.
  • Luego, mezclar el chocolate con la nata con unas varillas de mano o con una espátula de silicona, hasta que estén bien unidos. La mezcla tiene que estar lisa y brillante.
  • Dejar reposar durante 12 horas, a temperatura ambiente.
  • Pasado este tiempo, batir la ganache con la batidora eléctrica de dos varillas, hasta que esté cremosa y se vuelva sedosa (no hay que batirla en exceso porque se nos puede cortar). 
  • Verter la ganache en una manga pastelera provista de una boquilla rizada o lisa. Sacar la tarta de la nevera, apartar con cuidado el aro y cubrirla con ganache de chocolate.
  • Adornar con arándanos frescos y reservar en la nevera hasta el momento de servir.
Comments