16/11/2016

Receta

Bundt Cake de limón 

cubierto de nube (malvavisco) de vainilla


Ingredientes para el Bundt Cake de limón:

220 gr de mantequilla, a temperatura ambiente

350 gr de azúcar blanco

4 huevos L, a temperatura ambiente

2 cucharadas (2 tbsp) de ralladura de limón (solo la parte amarilla)

200 gr de yogur griego, a temperatura ambiente

50 ml de zumo de limón

420 gr de harina de uso común

2 cucharaditas (2 tsp) de polvo de hornear

1 cucharadita (1 tsp) de bicarbonato de sodio

unas gotas de colorante alimentario amarillo en gel


Ingredientes para la cobertura de nube (malvavisco) de vainilla:

50 gr de gelatina neutra en polvo

480 ml (240 ml + 240 ml) de agua, fría

600 gr de azúcar blanco

480 ml de sirope de maíz o glucosa líquida

1 y 1/2 cucharada (1 y 1/2 tbsp) de esencia de vainilla

1/4 cucharadita (1/4 tsp) de sal


Más para cubrir el molde:

2 cucharadas (2 tbsp) de aceite de girasol

30 gr de maizena

60 gr de azúcar glasé



Preparación Bundt Cake de limón:

  • Precalentar el horno a 175ºC - 180ºC.
  • Engrasar el molde de Bundt Cake con spray desmoldante o mantequilla.
  • Mezclar el zumo de limón y la ralladura de limón con el yogur griego. Reservar.
  • Tamizar la harina junto con el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio. Reservar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar a velocidad media durante unos minutos, hasta que esté suave y esponjosa.
  • Agregar los huevos de uno en uno, batiendo bien tras cada adicción.
  • Incorporar el yogur que teníamos reservados y mezclar hasta que esté incorporado a la masa.
  • Añadir la harina en tres veces, batiendo a velocidad baja tras cada adicción.
  • Incorporar el colorante amarillo y mezclar con una espátula, hasta que toda la masa esté teñida de amarillo.
  • Verter la masa en el molde e introducir en la zona central del horno durante 45 - 50 minutos, o hasta que al introducir un palillo este salga limpio, sin restos de masa.
  • Una vez horneado, sacar y dejar reposar sobre una rejilla durante 15 minutos. Invertir el molde y desmoldar sobre la rejilla. Dejar que se enfríe por completo sobre la rejilla antes de cortarlo con el cortador de galletas.
  • Una vez frío, cortar el Bundt Cake en rebanadas de unos 3 - 4 cm de grosor. Cortar cada rebanada con un cortador de galletas (yo he elegido uno con forma de luna, pero uno con forma de corazón o círculo quedaría mejor todavía, e incluso aprovecharíamos más el bizcocho). Lo importante es que el ancho del cortador sea unos 2 cm más pequeño que el ancho total de la rebanada.
  • Reservar los trozos cortados de Bundt Cake sobre una rejilla.


Preparación cobertura nube (malvavisco) de vainilla:

  • Antes de empezar a elaborar la masa de la nube, hay que engrasar el molde y cubrirlo con una capa de maizena y azúcar glasé. Para ello verter dos cucharadas de aceite de girasol en el fondo del molde. Con un trozo de papel de cocina distribuir bien el aceite por las paredes del molde. Cubrir bien y eliminar el exceso de aceite con la ayuda del papel. 
  • Mezclar 30 gr de maizena y 60 gr de azúcar glasé en un bol, tamizar y cubrir bien con esta mezcla el molde por dentro (nos podemos ayudar de un colador pequeño, espolvoreando la mezcla). El aceite ayuda a que esta mezcla se adhiere bien en las paredes. El molde tiene que estar completamente blanco por dentro. Darle la vuelta al molde y golpear suavemente la base del mismo, para eliminar el exceso de la mezcla. Si vemos que en algunas partes no se haya adherido bien esta mezcla volvemos a repetir la operación. Reservar.
  • En un bol o en el tazón de la batidora de pie (equipada con el accesorio de varillas) combinar la gelatina con 240 ml del agua fría, y dejar reposar durante unos 15 minutos. 
  • Mientras tanto, poner un cazo a fuego lento y añadir el azúcar blanco, el sirope de maíz o la glucosa (yo glucosa), la sal y los restantes 240 ml de agua. Con la ayuda de unas varillas, combinar todos los ingredientes hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Con un pincel de cocina mojado, ir limpiando regularmente el interior del cazo de los restos de azúcar que hayan podido adherirse al cazo (con esto se evita que el azúcar cristalice durante la ebullición). 
  • Cocinar el sirope hasta el punto de bola blanda, o hasta que alcance los 115°C, unos 5 - 6 minutos aproximadamente. Para comprobar la temperatura hay que disponer de un termómetro de cocina, apto para trabajar con azúcar a altas temperaturas. Tan pronto como alce esta temperatura, retirar el sirope del fuego y apagar.
  • Con la batidora de pie (o la de dos varillas) en funcionamiento a velocidad baja, ir añadiendo gradualmente, en un hilo continuo, el sirope caliente a la gelatina hidratada. 
  • Una vez se haya añadido todo el sirope, aumentar la velocidad hasta casi al máximo y seguir batiendo durante unos 8 - 10 minutos, o hasta que la mezcla se vuelva, blanca y haya triplicado su volumen. 
  • Añadir la esencia de vainilla y batir un poco más. La mezcla tiene que estar templada y no debe quedar muy espesa, sino fluida. Si la levantamos con las varillas deber ir cayendo desde las varillas al bol, pero muy lentamente. No buscamos una masa espesa como si fuera un merengue duro, sino fluida.
  • Ahora proceder con el montaje. Hay que tener en cuenta que la mezcla es bastante pegajosa, suave y esponjosa, y según se vaya enfriando, nos será más difícil de manipularla, ya que se irá solidificando, por lo que en este punto hay que trabajar sin perder tiempo.


Montaje:

  1. Cubrir la base del molde con una tercera parte de la masa de nube.
  2. El resto de la masa verterla rápidamente en una manga pastelera grande, provista de una boquilla ancha (de unos 1,5 cm de diámetro).
  3. Disponer en el molde, por encima de la masa de nube, 3 o 4 trozos de bizcocho. Presionar los trozos ligeramente para que se adhieren bien a la masa, y procurar ponerlos uno al lado del otro, bien pegaditos, para que no quede espacio entre ellos.
  4. Cubrir los huecos que hay alrededor de los trozos de bizcocho con masa de nube. Seguir así hasta terminar con todos los trozos de bizcocho.
  5. Una vez esté hecho el montaje con el bizcocho terminar de cubrir con masa de nube, alisar con una cuchara y dejar secar a temperatura ambiente durante 6 - 8 horas o durante toda la noche.
  6. El día siguiente, desmoldar con mucho cuidado. Para desmoldar, espolvorear azúcar glasé en la manos y con los dedos y con mucho cuidado ir despegando la nube del molde. Empezar desde arriba por todo el borde y muy poco a poco. Ir bajando y despegando cada vez mas girando el molde. Una vez hemos llegado por el medio inclinar el molde hacia abajo, soportándolo con una mano por un lado y dejándolo descansar sobre una fuente de servir por el otro lado, y seguir despegando con la mano libre hasta llegar a la base. Una vez haya caído por un lado la nube, con paciencia seguir despegando hasta que caiga toda sobre la fuente de servir. No dejar que caiga por si sola porque se nos puede romper, ir ayudándola con la manos en todo momento. Parece imposible, pero aquí tenéis el resultado, se puede conseguir solo nos tenemos que armar de paciencia.
  7. Una vez lo tenemos desmoldado, espolvoreamos generosamente con azúcar glasé. 
Comments