EL REFUGIO EN LA VERDADERA NATURALEZA



Primeramente, la palabra usada en el Dharma, Refugio, no se refiere en realidad a un refugio en el sentido de un sitio donde acudir para refugiarte... La palabra original significa "orientación o guía".

 

Entonces, al realizar esta meditación, realmente buscas una práctica de orientación  para  encontrar la vía para descubrir tu propia naturaleza.

 

¿Dónde está esa propia naturaleza?

 

En realidad, está contenida en todas las células y órganos de tu cuerpo, pero en particular en el sistema nervioso central. Está contenida en forma de una memoria compleja, que no es  muy diferente de la memoria que usas normalmente en el día cotidiano.

       

En el cuerpo humano existen  tres tipos de memoria: una memoria a corto plazo que dura más o menos veinte minutos antes de que la información empiece a olvidarse, una memoria a largo plazo que recuerda las cosas  que aprendes durante la vida, y la  memoria primordial  que  contiene  toda  la información de tus ancestros anteriores a  tu  nacimiento hasta el tiempo del Estado Primordial, cuando el ser humano no tenía auto-identificación, que para él significa tener conciencia de su propia existencia.

 

Entonces, es dentro de esta memoria primordial donde reside toda la información natural que funciona para el mejor interés del ser humano.

Entre  esta información hay información fisiológica que permite  que tengas la memoria de cómo hacer las cosas más simples: comer, caminar, orinar…, y cualquier otra cosa completamente automática.

También se encuentra almacenada en esta memoria toda la información que necesita el cuerpo sobre cómo crecer y desarrollarse fisiológica y psicológicamente en esta vida.

Es  dentro de esta última memoria psicológica donde existen las  raíces  de  tu naturaleza básica como una  persona  de confusión   (demoni  de confusión); persona   de   codicia (fantasma hambriento); o persona de aversión y  hostilidad (bestia salvaje).

          Pero  además dentro de esta memoria existe unos rastros más antiguos  todavía  que  contienen  la información  necesaria  para transformar  a estos  tres tipos de criaturas y finalmente destruirlas, para permitir el desarrollo natural de la sensibilidad, discriminación e inteligencia natural sin ninguna Identidad.

El  objetivo principal del Buda-Dharma es precisamente permitir  esta transición.

Una  de  las preguntas frecuentes, es qué ocurre  cuando la persona pierde sus Identidades. La respuesta es que nada. No hay más Identidades,  pero  queda un programa, un proceso  natural  y correcto  en  el mejor interés del sistema humano de sensibilidad, discriminación e inteligencia natural.

Esa es tu propia naturaleza.

Esa es tu naturaleza llamada budista.

En el ser humano, esos son los factores que generan la cualidad de ser un ser humano.

Ahora, perdido en este mundo de los sentidos,  con  la Dualidad y las Identidades presentes, cada uno tiene una propensión a ser  dominado  por  una de las tres Identidades.  Entonces, algunos  son  Demonios de Confusión, otros son  Fantasmas hambrientos de Codicia, y algunos más son Bestias Salvajes de Hostilidad y Aversión.

Sobre  estas  Identidades tienes  mil  formas  de camuflaje  que las enmascaran, pero  tu  potencial  es liberar  tu  propia naturaleza y permitir el  desarrollo  y crecimiento de esta naturaleza en el interés de ti mismo  y de todo el mundo.

        Todo  el  mundo sabe que, de todos los animales,  el  ser humano  es  el  más destructivo y obsceno, y todos  están  de acuerdo  en  que  los  animales  llamados  inferiores  son realmente bellos, fantásticos y naturales...

          La  hormiga, la rana, la  serpiente, la golondrina, el águila, el  elefante,  el delfín, el salmón... Todos  tienen  su propia naturaleza como animales... La  violeta, las  hierbas, la lavanda, la zarza, el laurel,  los  pinos, las ortigas... Todos tienen su propia naturaleza como plantas.

        Sería absolutamente absurdo si el ser humano no tuviese también su propia naturaleza humana.

            Claramente,   el   ser   humano   tiene   su   propia naturaleza... La  naturaleza  de  sabiduría,  la  naturaleza escondida bajo  la  manta  de  las Identidades.

        Entonces, permite que ahora volvamos a este Refugio u orientación.

        Recuerda que cuando tomas refugio, vas buscando orientación.

        ¿Y adónde acudes a buscar esta orientación?

        Claro, es cierto, a tu propia naturaleza.

Pero la propia naturaleza no está en casa, en su puesto están  los  tres  monstruos, los tres  venenos: la Confusión, Codicia y Hostilidad. Pero cada vez que vas a por orientación, tu tarea es ver más profundamente dentro de ti mismo, viendo  cuán vacías son las Identidades de confusión, codicia y hostilidad.

        Es importante entender dos cosas: Que esta propia naturaleza  existe, y con una meditación  de  Refugio  bien hecha  puedes hacer una introspección dentro de ti mismo  y al final,  después de mucho  tiempo  de  práctica, llegar a tocar la esencia de tu propia naturaleza.

            Para conseguir esto necesitas varias armas: paciencia, calma, determinación, perseverancia, y sentido del humor, porque seguramente las  Identidades,  cuando  notan  tus intenciones, pueden abalanzarse y pretender aplastarte.

          Cuando  vas a por orientación a tu propia naturaleza  y dices  que  vas por orientación con el Buda, esto significa lisa y llanamente que vas a por orientación de tu  propia naturaleza, la naturaleza budista.

Piensa  con tranquilidad en ello, siéntelo realmente,  y  comprueba lo que estás haciendo cuando dices “Tomo Refugio en el Buda”.

Si no ves esto, o si no lo crees así, estás perdiendo el tiempo  y  tu  energía,  pero si crees  esto  con  todo  tu espíritu, finalmente  podrás  comenzar  a  recibir  una respuesta de esta naturaleza budista.

          Luego recuerda que también tomas Refugio, vas a por orientación en el Dharma... ¿Qué es este Dharma?

        Es  la ley natural, es la información contenida en  tu naturaleza  budista con todos los datos necesarios sobre  tu  propia sensibilidad, discriminación e inteligencia natural.

          Entonces, piensa en esto, entiéndelo bien, y si no crees que   esta  sensibilidad  y  discriminación  e inteligencia  naturales están disponibles  dentro  de  tu  propia naturaleza, y que eso es el Dharma natural, entonces  estás perdiendo  tu  tiempo... Pero si crees que en efecto, este  Dharma, esta  sensibilidad, discriminación e inteligencia naturales  están  disponibles para ti, y  si  puedes  ignorar  tu estupidez de las Identidades, entonces la luz brillante del Dharma  que  es  tuyo  y  de los demás  seres,  puede  brillar magnifica y disponible para todos, empleando  la  paciencia,  la  calma,  la  determinación, la perseverancia y el sentido del humor.

          Finalmente,  puedes recordar que tomas  Refugio, a por orientación en la Sangha.

        ¿Qué es esta Sangha?

          Esta  Sangha no es simplemente la gente alrededor de  ti  que  son budistas,  cristianos  o cualquier  otra  cosa,  llenos  de confusión, codicia u hostilidad... Tú vas a por orientación en la  propia  naturaleza  que está escondida bajo su estupidez enmascarada, bajo su mente dual y bajo su ignorancia.

          Pero  no  vas  fuera a buscarlo,  porque  esto  no  es necesario... Porque  ellos solo tienen la  misma  naturaleza budista y el mismo Dharma que tú tienes dentro de ti mismo.

Entonces, ¿por qué es necesario ir dentro en busca de orientación en la Sangha?

Es porque realmente no buscas orientación en la Sangha, vas a por  la orientación del conocimiento de que todos  los seres  son iguales, y que no importa si son ricos o pobres, niños  o  viejos, asesinos o  santos,  blancos,  negros o amarillos, nacionales o extranjeros, heterosexuales u homosexuales…, todos son iguales y  tienen  la  misma naturaleza básica.

          Entonces, cuando tomas Refugio en el Buda, el Dharma y  la  Sangha, lo que estas diciendo realmente es ir a por orientación en mi naturaleza budista, mi propia naturaleza, que   contiene   mi   sensibilidad, discriminación  e inteligencia naturales preciosas, que es la misma y disponible para todos los seres humanos.

          Si  entiendes  esto y ves claramente que es  la verdad  y sabes perfectamente que con la práctica,  con ayuda de la calma, paciencia, con determinación y perseverancia y  con sentido  de  humor, puedes abrir esta ridícula  puerta  que tienes  cerrada,  porque tu mente  es  controlada  por  las Identidades.

Entonces, puedes decir, ¡Basta ya!

 

        Así pues, ¡basta ya, basta ya, basta ya!

          Toma Refugio en el Buda el Dharma y la Sangha, y házlo con todo tu corazón, viendo dentro de ti mismo con atención unidireccional, con la energía recta, la suficiente para mantener tu  concentración, sin una fuerza mental que pueda cansarte y llamar a las identidades a aplastarte otra vez.


Ir a la Práctica sobre la Toma de Refugio




Comments