CLAVES ESENCIALES DE LA MEDITACIÓN



要素 打坐





Si crees que la meditación es una disciplina durante la cual el practicante entrena su mente para conseguir algún beneficio, entonces la verdadera meditación no es para ti.

Si quieres meditar para obtener solo una relajación consciente y una reducción del estrés,
entonces la verdadera meditación no es para ti.

Si quieres relegar los principios de la meditación a la danza u otras técnicas sensoriales, entonces la verdadera meditación no es para ti. Y sin embargo, hay disciplinas como el Taiji, el Qigong y otras que se aprovechan mejor con una meditación acompañante correcta.
   
Si quieres meditar solo para detener tu sufrimiento, entonces la verdadera meditación no es para ti. Si quieres alcanzar algún paraíso, la iluminación, el nivel más elevado o incluso encontrar  a Dios, entonces la verdadera meditación no es para ti.

Entonces, ¿por qué meditar?


Honi soit qui mal y pense

CUANDO LA MENTE VE EL MAL, HAY MAL

CUANDO LA MENTE VE EL BIEN, HAY BIEN

CUANDO LA MENTE VE CON ECUANIMIDAD, HAY LO QUE HAY



LAS CLAVES ESENCIALES PARA LA MEDITACIÓN


LAS CLAVES DE SAMATHA 



 

CORTA LA IGNORANCIA CON LA ESPADA DE LA SABIDURíA

Y CONVIÉRTETE EN UN SER LIBRE

 

 

Honi soit qui mal y pense

 

Según la tradición registrada por los cronistas de Tudor, el refrán se originó durante un festejo en que se celebraba la captura de Calais en 1347. Los cortesanos se burlaron de la Condesa de Salisbury, amante del Rey, por perder su jarretera (o cinta) durante un baile, pero Eduardo inmediatamente se le acercó y ató la cinta azul a su propia rodilla, murmurando el refrán como una reprimenda y declarando que la jarretera muy pronto sería muy respetada.

 

Pero el significado de estas palabras se puede extender en un sentido más amplio, porque es nuestra mente, llena de manchas de codicia, confusión y aversión, la que interpreta el mundo de una manera que causa sufrimiento en los demás y en sí misma...

 

Bodhidharma, el primer gran Maestro de Chan, dijo: "Todo lo que aparece en los tres reinos tiene su fuente en la mente".

 

Comentario


Los tres reinos son los tres mundos donde vivimos. Pero estos tres reinos no están fuera de nosotros, están dentro. Los dueños de nuestras vidas son nuestras identidades. Hay una identidad visceral, el Yo, una identidad emocional, el Ego, y una identidad pensadora pasional, el Súper Ego. Todos tenemos estas identidades escondidas dentro, pero en cada persona una de ellas es más dominante que las otras. Por eso el budismo nos dice que una persona está en posesión de un Demonio de Confusión y Dudas (YO), un Fantasma Hambriento de Codicia (EGO), o una Bestia Salvaje de Aversión y Hostilidad (SUPER EGO).

 

Cuando Bodhidharma habló de esos reinos en un sermón anterior, dijo: "A algunas personas les pasan todo tipo de cosas, muchas veces con hostilidad sin causa, culpable de innumerables transgresiones". Estos son las Bestias Salvajes. En otro reino explicó que existen los "mandados por las condiciones, no por sí mismos, y todo el sufrimiento y felicidad depende de las condiciones. Si tienen una gran recompensa como fama o fortuna, fue sembrada en el pasado". Estos son los Fantasmas Hambrientos. Y finalmente el habló de personas con delusión. "Siempre buscando algo. Fijan su mente en lo sublime pero en el mundo permiten que pase lo que pasa". En este mundo estos son los Demonios de Confusión y Duda.

 

Todo lo que tu haces antes de tu despertar a la verdad de tu verdadera naturaleza es un producto de estas identidades. Ellas producen la dualidad, y, según el tipo de identidad, cualidades de Confusión y Delusión, Codicia, o Aversión y Hostilidad. Tu mente es en este momento efectivamente un producto de el Yo, el Ego y el Súper ego. Está claro que estas identidades que dominan nuestras vidas mandan desde la mente. Eso es la mente manchada.


Afortunadamente puedes disolver estas identidades y restaurar tu propia naturaleza de sabiduría, tu naturaleza budista. Si tu aceptas este fin, desde este momento de revelación, tu mente es el despertar y la naturaleza budista. Esa es la mente pura. Pero no cometas la equivocación de pensar que esta mente manchada es similar al polvo que oscurece la verdad de la pureza. No es así. Las manchas no son externas. La mente es las dos cosas. La mente es como una pieza de plastelina. Aprieta sobre ella la forma de un cactus y parece un cactus. Aprieta la forma de una orquídea y parece una orquídea.

 

Nuestro objetivo no es destruir la mente, es cambiar la forma del cactus por la forma de una orquídea. Es ver por EXPERIENCIA DIRECTA, NO CON TU MENTE, la maleabilidad de la mente y ver que las dos cosas son ilusión.


Si ves eso, entonces ninguna forma tiene suficiente fuerza para oscurecer la verdad de la mente que es intrínsicamente pura. Entonces, las actitudes correctas salen de la naturaleza, las intenciones correctas salen de las actitudes correctas, y las acciones salen de las intenciones correctas. La ecuanimidad es una reacción natural de la naturaleza de la mente, y eso es lo que permite el crecimiento y eliminar la rueda de mal karma. Siempre, cualquier cosa que haces o has hecho, no importa donde estés o estuvieras, es un reflejo de tu verdadera mente. Además, tus acciones correctas reflejan tu verdadera naturaleza de sabiduría, tu verdadera mente.

 







Comments