Apuntes mirmidónicos XXX

10 de octubre de 2014

I

Definitivamente, demasiado angostas las calzadas del corredor portuario.

II

Pésima la calidad de la 51B, ya se partieron varias losas y, por lo que vi, vienen muchas más.

III

Qué enfermedad la de la gente de ir hablando por celular y hasta chateando mientras maneja.

IV

Qué tragedia es que una ruta de buses pase por la puerta de la casa de uno. Se pierde la tranquilidad, es una agresión urbana.

V

Qué conmovedora me resultan las personas que, hablando de ciertos temas, usan esas frasecitas que simplemente demuestran lo provincianas que son: “Como decimos aquí en [tal parte]…” o "Como decimos los [alguna nacionalidad o gentilicio]...”, o  “Nosotros los [alguna nacionalidad o gentilicio]...”

V

Muy bonita quedó la Intendencia Fluvial, dentro de poco iré a conocerla. Lo mejor de la renovación urbana de ese sector, integrado por la prolongación de Olaya Herrera, la estación de Transmetro en Barranquillita, la avenida del Río y el corredor portuario (falta ver qué van a hacer con el lote del antiguo Sanandresito) es el salvaje y exuberante paisaje de La Loma que ha quedado al descubierto, las aceradas aguas del caño de Los Tramposos contrastan dramáticamente con el intenso verde de la vegetación, entre la que sobresalen frondosos y numerosísimos palos de coco.

VI

Muy bueno el muelle turístico tipo cubierta de madera que construyeron como remate de la plaza en la ribera del caño de Los Tramposos, ojalá lo extiendan hacia Barlovento, barrio cuya necesaria desaparición se anunció hace años.

VII

Barranquilla requiere un verdadero museo de su carnaval, no simplemente la casa del barrio Abajo que funge como tal. Me refiero a un museo de dimensiones y servicios acordes con la tradición y envergadura del evento, para muchos la más importante celebración cultural de Colombia.

VIII

Vivo contento con la vida por haber asistido a varios hechos trascendentales para Barranquilla:

  • La renovación de la plaza de San Nicolás, algo que jamás pensé que fuera posible, por lo menos lo veía extremadamente difícil. Cuánto sufría al ver esa plaza como estaba, invadida por cualquier cantidad de degeneraciones urbanas y humanas.
  • La construcción de la plaza de San Roque, que nunca se me pasó por la cabeza.
  • La avenida del Río, mejor dicho, el malecón (según el DRAE, solo en Cuba y Ecuador es un paseo que corre paralelo a la orilla del mar o de un río).
  • La restauración de la intendencia fluvial, la construcción de la plaza del Río y el malecón, sencillamente espectacular. Si se sabe llevar, será el principal atractivo turístico de Barranquilla.

IX

No veo la hora en que algún iluminado plantee la construcción de un parque como el Simón Bolívar de Bogotá, el de la Carolina de Quito o el Omar de Ciudad de Panamá.

X

Resulta preocupante que en Barranquilla cada cien metros haya un inmueble abandonado que termina convertido en guarida de locos y viciosos o en estación pirata de taxi. Algo que también me llama la atención es que muchas esquinas de las principales intersecciones viales están totalmente abandonadas, veamos algunas:

  • Carrera 43 con calle Murillo, esquinas noroccidental y suroccidental.
  • Calle Murillo con carrera 44 (antiguos Cinemas).
  • Calle 72 con carrera 58 (antiguo edificio de Avianca).
  • Calle Murillo con carrera 38 (antiguo Cajanal).
  • Calle 98 con carreras 52 y 52B (frente al centro comercial Buenavista).
  • Carrera 51B con calle 90 (frente al Éxito).
  • Calle 93 con carrera 51B, esquina nororiental.

Lo ideal para la ciudad es que los inmuebles ubicados en estas esquinas estén al menos ocupados con alguna empresa o institución, pues como están, proyectan de Barranquilla una imagen de ciudad en ruina. 

XI

¿Será tan difícil sembrar con grama los bulevares y mantenerlos? Así lo hacen en muchas ciudades. El resultado es bellísimo. El bulevar del corredor portuario es ideal para empezar. Las zonas de grama bien cuidada hacen ver hemosísimas a las ciudades, les dan vida, parecen tapices verdes.

XII

Durante la secretaría del tal Walid Jalil (o como se llame) el tránsito (ahora le dicen dizque "movilidad") en Barranquilla empeoró en proporciones dantescas. Por fin se fue... por lo pronto, nos libramos de su total incompetencia... lástima que la traslada al ministerio del Transporte... que no vuelva nunca más por aquí...

AM XXIX - XXX - XXXI

Página principal

Comments