Dificultades de la onomástica beisbolera en español

9 de septiembre de 2009
Los Vigilantes de Tejas recorrían la frontera durante el siglo XIX en busca de asesinos, asaltantes de trenes y otros forajidos. Se organizaron en 1835 para proteger a los colonos de los indígenas. Foto de la Biblioteca Estatal de Tejas, División de Archivos.

Observo sin extrañeza que en medios escritos y radiales de nuestra ciudad se refieren a algunos equipos de MiLB como "los Syracuse" o "los Springfield", por ejemplo. Incluso he escuchado por radio: "Jonathan Solano juega en el equipo Syracuse", como si Syracuse fuera el nombre del equipo. Syracuse y Springfield son poblaciones de los estados de Nueva York y Missouri, respectivamente, y, haciendo una simple analogía, decir que "Jonathan Solano juega en los Syracuse" sería como decir que (en la LCBP) juega en "los Barranquilla", que Yamid Haad juega en "los Cartagena", que C. C. Sabathia lanza en "los Nueva York", o que Manny Ramírez actúa en "los Los Ángeles".  

Ubicación de Siracusa en el estado de Nueva York.


En inglés se acostumbra a referirse a un equipo mediante la ciudad o del estado que conforma el nombre, uso que se extendió también al español: decir que un jugador “juega con Florida" equivale a que actúa con los Marlins de la Florida; asimismo, “Filadelfia" son los Filis, "Boston" son los Medias Rojas, etcétera, y es absolutamente correcto, pero lo que expuse en el primer párrafo sencillamente no es posible. 

Antiguo teatro griego de Siracusa, Sicilia.

El nombre en inglés del equipo donde juega Jonathan Solano es "Chiefs", es decir, "Jefes" en español. "Syracuse Chiefs" simplemente se tiene que traducir por "Jefes de Syracuse" (o de "Siracusa", como es la forma castellana de la antigua y poderosa ciudad griega célebre por los tiranos que la gobernaron, ubicada en la isla de Sicilia, hoy perteneciente a Italia). Los estadounidenses han tenido por costumbre tomar los nombres de ciudades célebres para llamar así a sus poblaciones. Por tal afición, es posible encontrar en Estados Unidos no una, sino varias Varsovias, Atenas, San Petersburgos y hasta una Bogota (sin tilde, por supuesto, en el estado de Nueva Jersey), para mencionar solo algunos ejemplos.

Logo de las Mareas de Norfolk, Virginia.

Por consiguiente, Jonathan Solano juega en los Jefes de Siracusa, así como Donovan actúa con los Cardenales de Springfield, Sugar Ray Marimón con las Perdices de Idaho Falls, Jolbert Cabrera con las Mareas de Norfolk, o Haad con los Castores de Portland. Desde luego, el periodista puede elegir referirse a los equipos por sus nombres en inglés, con los inconvenientes que eso genera para los oyentes y/o los lectores hispanohablantes.

Curiosas también son las versiones españolas que de los nombres de algunos equipos de la MLB han hecho carrera a través de los años. ¿De dónde salió que ranger es "ranchero" (persona que guisa o gobierna un rancho y cuida de él, según el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española)? Los rangers fueron, desde principios del siglo XIX, los vigilantes de las propiedades de los primeros colonos estadounidenses del actual estado de Tejas (así, escrito y pronunciado con j, no con x), para defenderse de los ataques de los indígenas y de los bandidos. Hoy la División de Vigilantes de Tejas (Texas Ranger Division) es una policía que combate todo tipo de crímenes. En el ámbito británico, ranger se traduce como "guardabosques" o "guarda forestal", pero como el caso que nos atañe nada tiene que ver con ese contexto, la palabra más adecuada en español es "vigilante". Nuestro idioma cuenta con otra palabra que podría usarse, pero que realmente no sonaría bien: "sereno", que, sin embargo, se aplica más que todo en el contexto de barrios o calles de ciudades.
Logo de la División de los Vigilantes de Tejas.

Supongo que se eligió la denominación "ranchero" porque en su grafía y en su fonética se parece, y es relativamente asimilable, a la voz inglesa ranger, pues, curiosamente, "ranchero" se dice rancher, ya que el inglés toma ranch del español "rancho" y, de allí, rancher.
Oriol u oropéndola.

Otra denominación muy arraigada es la de "Orioles", que la prensa hispana pronuncia tal cual se escribe en inglés, desconociendo seguramente que "oriol" coincidencialmente es una palabra castellana de origen catalán, sinónimo de "oropéndola", término que ocasionalmente se usa para designar al equipo de Baltimore. Hay que reconocer a favor de quienes se refieren al equipo con la palabra inglesa en mente pronunciada a la española, que el común de la gente no sabe qué es un oriol, y difícilmente una oropéndola, que esta última es demasiado larga, para nada sonora y hasta cacofónica; en cambio, "Orioles" es mucho más corta y mnemotécnica.

Finalmente, hay que aclarar algunos temas pertinaces: 

1. "Bravos" por "Braves" es una traducción correcta, pues aunque normalmente brave se traduce como "valiente", en español "bravo" es sinónimo de "valiente".

2. "Rockies" se puede traducir por "Rocosos" o "Roquillosos", pero ninguna de las dos suena en absoluto; "Rockies" es muchísimo más sonoro y comercial.
Logo de los Rayos de Tampa Bay. Obsérvese el rayo de sol. 

3. Después del cambio de 2007, "Rays" no se puede traducir como "rayas" (el animal) o "mantarrayas" (palabra que no registra el Diccionario de la Real Academia Española), se debe traducir como "Rayos". Stuart Sternberg dijo en ese momento: "A beacon that radiates throughout Tampa Bay and across the entire state of Florida" (Un faro que irradia a lo largo de la bahía de Tampa y en todo el estado de la Florida"). Esto se puede constatar por el rayo de sol que se observa en el logo del equipo, el cual simboliza al estado de Florida, the Sunshine State, el Estado del Sol. 


Cascabel diamante.


4. "Diamondback" es la venenosa cascabel con figuras de diamantes ◊ en la piel que habita en el occidente de los Estados Unidos, de nombre científico Crotalus atrox. En español se conoce como "cascabel diamantada del oeste", "cascabel diamantina", "cascabel diamante", "víbora de cascabel" o simplemente "cascabel", como creo que es más adecuado en el contexto beisbolero para no hacer demasiado largo y cargado el nombre. Por consiguiente, el equipo debería llamarse "Cascabeles de Arizona", denominación que encuentro sólida y muy adecuada para un equipo deportivo.

5. "Angels" es "ángeles", así de sencillo. "Angelino" es el gentilicio de los nacidos en Los Ángeles, y en inglés se dice Los Angeleno. Sería interesante saber cómo surgió la denominación de "Angelinos"; seguramente para evitar la aliteración cuando el equipo tuvo sede en Los Ángeles (1961-1965) y se llamaba Los Angeles Angels, es decir, Los Ángeles de Los Ángeles.

6. "Marlin" no existe en español. Las denominaciones más cercanas en nuestro idioma para ese animal son "pez espada" o "pez vela", aunque no son exactas, pues el "marlin" es otra especie de nombre científico Istiophoridae Makaira, emparentada, eso sí, con los anteriores. No obstante, algunas fuentes registran la voz "marlín" (nótese el acento marcado en la i), pero tal vocablo tampoco aparece en el DRAE. Por ende, sin mayores explicaciones, es mucho mejor decir "Los Marlins" que "Los Peces Espada", "Los Peces Vela" o "Los Marlines".
Maraña de líneas de tranvía de Brooklyn, circa 1914.

7. Quizá el más complejo de estos casos sea "Dodgers". Hacia 1890, cuando Brooklyn, localidad donde nació el equipo, era una ciudad aparte de Nueva York (se convirtió en condado de la Gran Manzana en 1898), sus habitantes eran conocidos por los neoyorquinos como los trolley dodgers, es decir, los "esquiva-tranvías" (to dodge significa esquivar, evadir, escabullirse, regatear el cuerpo, dar un quiebro o esquinazo), ya que como en las calles de Brooklyn había tantas líneas entrecruzadas de esos vehículos, las personas tenían que andar esquivándolos para no resultar atropelladas. Después de una serie de chistosas denominaciones a partir de 1883, las cuales duraban poco más de uno o dos años (aunque Brooklyn Superbas estuvo vigente de 1899 a 1910), la novena fue bautizada Brooklyn Trolley Dodgers entre 1911 y 1912. Al trasladarse el equipo a Los Ángeles en 1958, tras llamarse Brooklyn Dodgers y Brooklyn Robins, pasó a denominarse definitivamente Los Angeles Dodgers. El nombre en español sería entonces "Los Esquivadores de Los Ángeles”, pero primero, la palabra esquivador no existe en nuestra lengua, y segundo, no suena para nada bien. Aunque castizos y posibles traducciones, tampoco se oyen bien ni tienen que ver con el origen del nombre dodger en el contexto histórico-beisbolero: "evasores" (relacionado con los impuestos, tax dodger), "trampistas" o "prófugos" (sobre todo draft dodger, el remiso, el que rehúye el servicio militar obligatorio).
 
Comments