Apuntes mirmidónicos VIII


31 de marzo de 2013

Perder con Venezuela

Confieso que me duele de modo particular cuando la Selección Colombia de fútbol pierde con Venezuela, un equipo que era pésimo hasta el otro día y que practica un fútbol tan asqueroso, la vieja y manida escuela italiana: marcar un gol como sea y dedicarse a defender el resto del partido, salvándose descaradamente de todo tipo de situaciones de gol generadas por el rival. Qué pena ver a un equipo jugar así en su propia casa. Qué sopa le dio Colombia a Venezuela en Puerto Ordaz. Así es el fútbol, injusto.

Nuestra plaza de la Paz

Hay otras plazas de la Paz, todas en España: en Castellón, en Lérida, en Haro y en Santa Cruz de Tenerife. Todas, sin excepción, palidecen ante las dimensiones, ornamentación, polifuncionalidad y modernidad de la nuestra. Y cuando llegue hasta el Banco de la República, con su monumento (sugiero una puerta monumental o un altísimo obelisco que sea además el punto cero de la ciudad), fuentes y zonas verdes, te veo, como decíamos los barranquilleros en los años 1980. Ver galería completa.

Las apariencias engañan

Hace dos semanas me llevé una -aparentemente- desagradable sorpresa: fui a conocer la remodelación del cine Rex y me pareció que se habían eliminado los detalles déco para darle paso a algo que ya no sabía ni cómo clasificar. Me sentí indignado, insultado, adolorido en mi barranquillerismo. Además, la nueva pintura me pareció rayana en lo chillón. Inmediatamente pensé en volver con más calma, tomar fotos, compararlas con las que tomé en 2007, escribir unos apuntes al respecto, denunciar los principales medios de comunicación locales lo que calificaría de imperdonable crimen arquitectónico y, por supuesto, exigir la restauración de los detalles déco originales a los nuevos dueños antioqueños (¡paisas tenían que ser!) de la edificación, quienes emprendieron la tal recuperación en 2010. Hoy volví, acompañado por el periodista César Araújo, tomé las fotos, me fui aún más indignado y enardecido al supuestamente constatar el adefesio, pero ansioso por comparar la nueva edificación con las fotos que conservo del antiguo estado del teatro. Pero sorpresas te da la vida: al comparar los registros fotográficos, constaté, para mi alivio, que no se cambió ni medio detalle y, en cambio, se amplió el estilo del teatro hasta el edificio de la esquina opuesta, el que mira hacia los edificios Lara Bonilla y Nacional (al parecer fue adosado). Mi confusión provino de la nueva pintura, que realza detalles que antes pasaban inadvertidos, creando cierta confusión en quien conoció el teatro antes. A guisa de desagravio, quiero consignar lo que en 2010 publicó El Heraldo sobre la restauración del Rex, admitiendo que, en mi concepto, se cumplió a cabalidad con la propuesta original:

“El Rex se convertirá en centro comercial”
Según propietarios, la nueva fachada del Rex respetaría su arquitectura patrimonial. Foto cortesía Luis Alberto Salazar.

Por Ricardo Rodríguez Vives

El teatro Rex no va a ser demolido, no será parqueadero por mucho tiempo ni tampoco se alterará su antigua fachada art deco. Es más, será restaurado por completo y se convertirá en un centro comercial. Así lo aseguró a EL HERALDO Luis Alberto Salazar, uno de los cuatro nuevos propietarios del inmueble.

Salazar, junto a Aldemar Duque, Wilson Duque y Giovanny Arley Alzate adquirieron el inmueble el pasado mayo por una suma de dinero que prefirieron mantener en reserva.

En estos momentos, los cuatro empresarios se encuentran planeando un proyecto urbanístico liderado por el arquitecto Álvaro Ahumada, cuya primera etapa abarcaría la recuperación y restauración del Rex, para después convertirlo en centro comercial.

Salazar aseguró que para tales fines cursará los respectivos permisos frente a las entidades pertinentes que son Ministerio de Cultura, Edubar y Metrotránsito.

Por otro lado, el empresario reconoció que no ha tramitado la autorización ante la Secretaría de Control Urbano y Espacio público para convertir el inmueble en parqueadero. “Decidimos hacer un parqueadero mientras se adelantaba el futuro proyecto, pero si nos notifican que debemos parar esta actividad lo haremos sin problema”, dijo Salazar.

Se pudo contactar a Jorge Rosales, secretario de Control Urbano y Espacio Público, y el funcionario confirmó que la entidad a su cargo ya verificó el parqueadero, con lo cual, procederá a aplicar el decreto 1469 del 2010, sobre licencia de adecuación y autorización para cambiar el uso de una edificación o parte de ella.
“Se respetará el debido proceso y en término de un mes se notificará a los propietarios que se suspende la actividad comercial de cambiar el uso de teatro a parqueadero, por carecer de licencia”, aseveró Rosales.

En ese momento se dio a conocer la siguiente proyección de cómo quedaría el Rex:



Veamos cómo lucía el teatro en 2007:

Y veamos cómo quedó (ojalá se pueda restituir en su sitio el nombre del edificio en el mismo tipo de letra déco: Rex):



Veamos más fotos:


Cine Rex, 31 de marzo de 2013



Jamar y el Museo del Atlántico

Durante su mandato (2008-2011), el gobernador Eduardo Verano de la Rosa emprendió una loable iniciativa: recuperar la antigua sede de la Gobernación del Atlántico y convertirla en el museo del departamento, el cual fue inaugurado en 2011. Sin embargo, la fachada es afeada por los camiones de Muebles Jamar que parquean al pie del edificio, quitándole visibilidad y generando riesgo en los transeúntes. Ojalá que la autoridad prohíba a la poderosa mueblería estacionar sus camiones ante el histórico edificio. La situación es mil veces más caótica en días laborales (las dos últimas fotos fueron tomadas el domingo de Resurrección).



Museo del Atlántico



Página principal


Apuntes mirmidónicos VII - VIII - IX 

Comments