Apuntes mirmidónicos II


15 de febrero de 2013

La caída de la rectora

Trabajé en la Universidad Autónoma del Caribe durante cuatro años (2003-2007), nunca la traté. Su presencia inspiraba respeto, daba la impresión de ser una mujer muy reservada, de actitud supremamente grave y lista a castigar. Escribí para ella los discursos de bienvenida de dos congresos de Ingeniería de Sistemas organizados por la institución, los cuales leyó perfectamente y a los que no les cambió ni una coma. De algunas personas escuché sobre su trato despótico y que por la mínima bobada amenazaba a los empleados con despedirlos. Hoy, diez años después del asesinato de Fernando Cepeda, y cuando el escándalo ha adquirido proporciones nacionales, parece mentira ver a la bella argentina, otrora altiva e imponente, demacrada, envilecida, fuertemente custodiada por numerosos agentes del CTI, acosada por la gente, y en la picota pública de todos los medios de comunicación. ¿Será cierto en este caso que la justicia tarda pero llega?



Ver también:


El carnaval 2013

No suscitó en mí ninguna emoción el carnaval de Barranquilla de este año, quizá por la decepción que causó en muchos la injerencia de la política (la reina fue la hija del poderoso senador conservador Efraín Cepeda) y porque una semana antes, en el Carnaval de los Niños, pude apreciar que las cosas no mejoran: los bailarines no danzan (caminan la mayor parte del trayecto), muchas comparsas ni música llevan, y los baches en la continuidad de los desfiles son sencillamente aniquilantes para el espectáculo. Algunos comentarios señalan que la reina ni bailar ni hablar sabía (a juzgar por un trino que le leí y le corregí, lo último como que es cierto), y la fundación que organiza el carnaval (si se puede decir así) admitió el problema de la intermitencia en los desfiles, o sea que esta vez mi intuición acertó al optar por no asistir a ninguno de los eventos y quedarme en casa en familia y haciendo reparaciones. Bien por las estupendas carrozas que han sido renovadas gracias al aporte de artesanos de Pasto, quién lo creyera. Les falta mucho, sin embargo, para estar a la altura de las carrozas de los carnavales de Brasil, y un poquito para equipararse a las dos del carnaval de Las Tablas, provincia de Los Santos, Panamá.


Internet renueva los medios de comunicación en Barranquilla

Bien atrás quedaron los tiempos de aquel pregón “Libertad, Caribe, Heraldoooo” y las pocas emisoras de radio de Barranquilla. Hoy, dominan la escena de las comunicaciones y amenazan con desbancar a periódicos impresos tan arraigados como El Heraldo dinámicos portales Web que ofrecen espectaculares contenidos apoyados en la contundencia de la inmediatez, las imágenes, el audio y el video streaming (transmisión en tiempo real), el podcasting (descarga, escucha y visualización de archivos multimediales) y las redes sociales, los cuales, además, les han abierto las puertas a muchas mentes brillantes que por obvias razones no tenían cabida en los pocos periódicos y emisoras tradicionales. Da gusto leer el portal noticioso del exitoso periodista chileno Jorge Cura, zonacero.info, el diario gratuito de la casa editorial El Tiempo ADN (en papel o en su vistosísima web) o el muy completo portal de Coopercom, la Cooperativa de Trabajo Asociado de Comunicadores Sociales de la Costa Atlántica. La competencia es tal que El Heraldo, además de su portal, acaba de lanzar una emisora de radio en la web: RadioH (que por cierto, no funciona). Igualmente, Emisora Atlántico ofrece desde hace varios años un completo portal web con audio y video streaming, podcasting e imágenes. Es decir, tanto emisoras de radio como periódicos impresos implementaron portales web multimediales para diversificar y masificar su oferta. En el interior del país llaman poderosamente la atención Kien&ke y La silla vacía.


El padre de la novia

Gran envidia y escozor en todo el país ha generado el matrimonio de la hija menor del procurador Alejandro Ordóñez, conocido y criticado por su enraizado y conservador catolicismo. ¿O no es envidia que lo critiquen por haberse gastado el dinero que le hubiera placido en el enlace, o porque hayan asistido tantas personalidades influyentes de la vida nacional, desde el presidente de la República hasta congresistas, pasando por los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que lo eligieron? Incluso lo han declarado el procurador más poderoso de la historia, se preguntan qué tan peligroso es, y algunos vaticinan (¿desean?) que de todos modos se caerá... La andanada de la revista Semana no deja lugar a dudas: 

La boda del año (ridículo artículo de Daniel Coronell que desdice de sus capacidades periodísticas).
Orgía en latín (María Jimena siempre perdida).
Misa de coronación (de Antonio Caballero, el mejorcito, pero también cae en ataques ad hóminem).
La humilde boda del procurador (Samper Ospina no merece mucha atención, es un payasito perdido).

Por el mismo estilo: ¡Qué asco!, de una tal Margarita Londoño que escribe en Kien&ke. Sin comentarios.

Y en un tono más comedido pero de evidente modulación punzante: La boda de la hija del Procurador: sacramento y poder.

Lo que también llama la atención es la inquietud que les genera que el matrimonio se haya realizado según el antiguo rito romano de forma tridentina instaurado en el Concilio de Trento (1545-1563), derogado ¡en aciaga hora! como consecuencia del tal Concilio Vaticano II, aunque en 2007 Benedicto XVI promulgó que "no ha sido nunca jurídicamente abrogado y, por consiguiente, en principio, ha quedado siempre permitido".

Arde la plaza

Pica y se extiende la controversia por la construcción de un conjunto residencial en el lote hasta donde debería ampliarse la plaza de la Paz. Ya habló el barranquillero presidente de la constructora bogotana Los Hayuelos, y lo hizo en tono amenazante: si le quitan el lote lo tendrán que indemnizar con mucha plata. Además, argumenta que no requiere permiso de movilidad y que Barranquilla debería darle las gracias por recuperar un lote que era un muladar, lo cual es cierto. Al parecer ha actuado en derecho, pero otra cosa piensan la alcaldesa y la secretaria de Control Urbano y Espacio Público, Diana Amaya.

La restauración de la intendencia fluvial

Magnífica noticia la de la restauración de la intendencia fluvial por parte de la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo, en cabeza de Afif Simán, y de la Secretaría de Infraestructura, dirigida por Nury Logreira. Siguen las buenas noticias de Barranquilla relacionadas con la apertura de ventanas al río Magdalena. La inversión anunciada es de $5.300 millones y las obras están previstas para entregarse este 2013. Se construirán además una plaza-parque y un malecón sobre el caño de la Tablaza. La exviceministra de Cultura Kathya González Ripoll tuvo a su cargo el diseño de los estudios para la recuperación del histórico inmueble. Es un elemento más en la importante renovación urbana que constituyen la avenida del Río, el corredor portuario, el centro de convenciones y el desarrollo de La Loma. Véase: Distrito invertirá $5.300 millones en recuperación de la Intendencia Fluvial.




Apuntes Mirmidónicos I - II - III
Comments