Tierras e interferencias

La t.t. puede introducir ruido que se dejara notar en la sensibilidad del receptor de comunicaciones. La presencia de este ruido se relaciona generalmente con alguno de los casos siguientes: Conductor de tierra de poca sección o demasiada longitud, conexiones sueltas y bucles de masa.

La unión entre los electrodos y el equipo en una red de tierra se realiza normalmente mediante un cable de gran sección instalado al aire. Este cable puede emitir o recibir ondas electromagnéticas, debido a su longitud, que pueden dar motivo a la creación en los alrededores de interferencias, y por otra parte introducir ruido e interferencias adicionales en nuestro equipo, con lo que la t.t. en lugar de ser beneficiosa, podría llegar a ser incluso perjudicial en lo referente a ruidos e interferencias.

La solución al problema es, llevar el cable enterrado el máximo trayecto posible, y en su parte aérea, utilizar cable coaxial en el colector, en la distribución y en las derivaciones.

La tierra va por el conductor central del coaxial, mientras que la malla se une al mismo en el extremo mas alejado del equipo y mas cercano a los electrodos.

Si la malla no se uniera a tierra, la protección de la misma frente a los ruidos e interferencias no seria efectiva, ya que esta los induciría al conductor central. Por otra parte, si se uniera la malla al conductor central por el extremo mas cercano al equipo, la señal captada por la malla se inyectaría directamente a una entrada del equipo y la posible señal interferente pasaría directamente a la malla y la radiaríamos. De la forma propuesta, se aumenta la impedancia vista por la señal no deseada en ambos casos, en un termino igual, a la impedancia que presenta el conjunto de colector-distribución-derivación. No es tan importante la impedancia que presenta el conjunto de conductores, que debe de ser pequeña, como que la señal no deseada vea en la t.t. una impedancia menor que en el resto de los posibles caminos.

En caso de querer instalar cable coaxial en el trayecto subterraneo, con el fin de evitar uniones, es preferible quitarle la cubierta plástica exterior, con el fin de que la malla este en contacto con el terreno circundante.

No existe ningún inconveniente para utilizar cable apantallado en lugar de cable coaxial, hay que tener en cuenta que por lo general, el cable apantallado no tiene la sección necesaria para esta aplicación, ni la protección adecuada para soportar la intemperie.

Otro problema bien distinto es, el apantallamiento de una línea de transmisión. Pese a que no hay un acuerdo unánime en la forma mas conveniente de llevarlo a cabo, la mayoría de los autores proponen poner a tierra la malla, si es posible, en ambos extremos y si la longitud de la línea es muy grande, ponerla a tierra también en puntos intermedios.

En cuanto a los bucles de masa, han de evitarse rigurosamente. Se forma cuando por un mismo conductor circula mas de una corriente de tierra, lo cual suele ocurrir cuando las t.t., de alguna manera, configuran un circuito serie al que se le suele denominar "guirnalda de margaritas".

La forma correcta de conectar los equipos de radio son como se aprecia en la figura.


FUENTE: http://www.proteccioncivil.es/es/DGPCE/Informacion_y_documentacion/catalogo/carpeta02/carpeta24/vademecum/vade01.htm

Comments