Antenas‎ > ‎Tipos de antenas‎ > ‎Antenas de hilo‎ > ‎Dipolos‎ > ‎

Ajuste de dipolos

El ajuste de una antena dipolo es sencillo. Si hemos tenido en cuenta las medidas aproximadas de las tablas indicadas en este sitio Web, y hemos respetado la abertura del ángulo que describen las ramas del dipolo; deberemos comenzar por construirnos una tabla en la que recoger las frecuencias y las lecturas de ROE.

Veamos un ejemplo de ajuste de un dipolo para la banda de 40m. Supongamos que las mediciones de ROE de nuestro dipolo nos arojan los siguientes valores:

 Frecuencia en KHz ROE
 7000
 1:9
 7025 1:9
 7050 1:7
 7075 1:6
 7100 1:5
 7125 1:3
 7150 1:3
         7175        
 1:2
 7200 1:1

La gráfica obtenida sería la siguiente:

Del estudio de la gráfica deducimos que el punto de resonancia está en la frecuencia más alta de la banda de 40m. Por lo tanto diremos que esta antena nos ha quedado corta.

Para bajar el punto de resonancia hacia el centro de la banda de 40m (7100 KHz), deberíamos de alargar cada una de las ramas del dipolo.

Comenzaremos esta operación alargando unos 5cm cada rama y pasaremos a controlar de nuevo la ROE y la reflejamos en una tabla como la anterior.







 Frecuencia en KHz ROE
 7000
 1:5
 7025 1:4
 7050 1:2
 7075 1:1
 7100 1:1
 7125 1:1
 7150 1:2
         7175        
 1:4
 7200 1:5

La gráfica obtenida sería la siguiente:

En este caso parece que hemos acertado. El punto de resonancia está en el centro de la banda (7100 KHz) y por lo tanto podemos operar en la banda de 40m sin riesgos para nuestro transmisor.

En cao de que el punto de resonancia (mínima ROE) nos hubiera quedado en 7025 KHz, diriamos que la antena nos ha quedado larga y por lo tanto deberíamos de acortar las ramas del dipolo para llevarnos la reosnancia al centro de banda.

Cuando estamos muy próximos al punto de resonancia, los ajustes hay que hacerlos con mucho cuidado y acortando o alargando pocos cm.

En el caso de los dipolos en V invertida puede influir el ángulo total  de abertura de las ramas. Reordemos que lo ideal es entre 90º y 120º. También puede influir la proximidad de las puntas al suelo o a otros objetos, fundamentalmente si son metálicos.

Comments