TELÉFONOS, Guías de

HECHOS

Cada año se utilizan miles de toneladas de papel para fabricar las guías telefónicas. Ahora se empieza a utilizar papel reciclado. El reciclaje es difícil debido a los adhesivos que se utilizan en la encuadernación. Si en Estados Unidos se reciclara el suministro anual de guías telefónicas, se ahorrarían 650.000 toneladas de papel. Es primordial para las empresas de telecomunicaciones conseguir un alto porcentaje de guías telefónicas recicladas. En Illinois se viene utilizando papel reciclado desde 1990 - unos 14 millones de páginas por edición - y en San Francisco existen programas para promocionar el reciclaje de las guías fabricadas con pegamentos de base acuosa y sin productos contaminantes. En Australia, los 20 millones de guías significan un consumo anual de 60.000 toneladas de papel, pero sólo un tercio acaba en los centros de reciclaje. En un intento de encontrar nuevas salidas al papel reciclado, se ha establecido un programa piloto orientado a fabricar material de aislamiento. El resultado es un material muy resistente y mucho más barato que los materiales tradicionales.

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Entregue las guías telefónicas obsoletas al empleado de la compañía telefónica que le suministra las nuevas. En caso de que esto no sea posible, deposítelas en el contenedor de papel. Utilice las páginas web de las compañías telefónicas en vez de los listados impresos en papel.