OFICINA, Papel de

HECHOS

Muchas de las prácticas habituales en las oficinas son un verdadero desperdicio de papel. Folios escritos sólo por una cara se tiran después de leerlos, y en vez de que circulen una o dos copias, cada cual tiene la suya propia, a menudo para ser leídas sólo una vez. Enormes cantidades de papel de ordenador o fotocopias se tiran a las papeleras y cubos de basura.

¿Por qué tiramos tanto papel cuando es un bien escaso? De acuerdo con los estudios realizados, cada año se talan más de 350 millones de árboles para fabricar papel destinado a las oficinas. Todavía hay grandes cantidades que no entran en la cadena de reciclaje. En el Reino Unido cada año se pierden 130000 toneladas de papel de oficina que no se reciclan. En dicho país, la Asociación Independiente de Procesadores de Papel Desechado ha promovido una iniciativa innovadora para cerrar el círculo de reciclaje. El papel desechado en las oficinas se recoge y se vende para su reprocesamiento y conversión en papel higiénico y de cocina. Estos productos, 100% reciclados, se venden de nuevo a las empresas de donde salió el papel, cerrándose el círculo de reciclaje.

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Reduzca los residuos con un uso apropiado del papel de oficina. Guarde en cajas especiales los documentos que ya no sirvan y utilícelos para notas y mensajes. El papel usado de ordenador es ideal para dibujar proyectos o para que pinten los niños. Si el papel no se puede reutilizar porque está escrito por los dos lados, almacénelo para su reciclaje. Los folios blancos de oficina y el papel de ordenador son los más valiosos; consulte con los establecimientos de compraventa acerca de las cantidades mínimas y el tipo de papel. Pregunte qué papel se puede reciclar y cuál no; por ejemplo, el papel de fax contiene una capa termal que impide su reciclaje. Tan importante como recuperar papel es comprar papel reciclado. Esto favorece su demanda y por lo tanto la producción masiva y la bajada de precios, incrementando su accesibilidad y asegurando un mercado para el papel desechado.