CARTONES DE HUEVOS

HECHOS

Tradicionalmente, los envases para huevos se hacían de pulpa de papel reciclada, que no dañaba el medio ambiente, hasta la llegada del plástico. El preenvasado ha desembocado en el declive de los cartones de huevos retornables. Aunque muchos envases de plástico no contienen CFC's, algunos componentes químicos utilizados para "inflar" la espuma afectan también a la capa de ozono. Su plástico es difícil de reciclar y no es biodegradable.

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Elija siempre los cartones de pulpa reciclada y busque comercios que acepten su retorno (mercados, vendedores a domicilio, granjas y pequeños comercios). Otra opción es reutilizarlos como macetas biodegradables para semillas. Los niños pueden reutilizar todo tipo de envases de huevos para sus juegos.