BATERÍAS DE COCHE, COCHE productos

HECHOS

Los diversos fluidos que utiliza un automóvil (gasolina, aceite, fluidos hidraúlicos, anticongelantes, etc.) pueden ser una fuente importante de polución. Incluso el mantenimiento diario del coche incluye productos potencialmente peligrosos si se utilizan de manera irresponsable. El aceite, los anticongelantes y el líquido de frenos son venenosos e inflamables, además del ácido de la batería, que es muy corrosivo. Verter estos productos por el desagüe es altamente contaminante, además de ser ilegal en muchos países.

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Antes de adquirir algún producto, piense bien si lo necesita realmente. Compre la cantidad justa (no es buena idea comprar a granel) y elija el producto menos tóxico. Manténgalos siempre en su envase original y no intente reutilizar los botes que han contenido sustancias químicas. Regule los productos sobrantes en vez de tirar al cubo de la basura los envases a medio vaciar.

Muchos productos para el coche son imposibles de reciclar. Lo ideal sería que hubiera una recogida especial; averigüe si los aceptan en las gasolineras o en algún centro municipal (ver vehículos, reciclado de y lixiviados).