CELOFÁN

HECHOS

El papel transparente de celofán que se utiliza para envolver y empaquetar se fabrica con la fibra de celulosa de la madera. El procesamiento de la celulosa implica a menudo el blanqueo con cloro, un método perjudicial para el medio ambiente. De cualquier modo, el celofán es biodegradable y tarda en desintegrarse entre uno y tres años, a diferencia del plástico común, que tarda siglos en desaparecer. En general, las bolsas de celofán son aceptables por no dañar el medio ambiente; no son tóxicas y no contaminan los alimentos, pero se rompen con facilidad y es difícil reutilizarlas.

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Guarde los envoltorios de los caramelos y golosinas para que los niños los utilicen en sus juegos y trabajos manuales. Rellene las bolsas de celofán con los productos que compre a granel.