MUEBLES

HECHOS

La madera es la materia prima habitual para elementos comunes como el papel, los periódicos, muebles y materiales de construcción. Cerca de 2500 millones de personas en todo el mundo dependen de la madera para sus necesidades diarias. Los árboles son un recurso renovable, pero el consumo actual los está reduciendo en lugar en lugar de apoyar su crecimiento y repoblación. Las políticas forestales tienen que defenderlos. Las selvas juegan un papel muy importante en el reciclado del carbono, oxígeno y nitrógeno; elementos esenciales para la vida. Los bosques ofrecen, además, ecosistemas diversos para la vida salvaje.

En los países industrializados, la madera es todavía un recurso que se tira. La madera ocupa un 10% de la basura de las ciudades de Estados Unidos. Algunas ciudades como Toronto (Canadá) planean prohibir arrojar madera a los vertederos. En su lugar, se construyen plantas de reciclaje y de procesado para convertir la madera en aglomerado, mantillo y base para construir carreteras. La corteza de la madera se puede utilizar como fuente de energía para llevar a cabo el proceso de reciclado. En Ontario, estudios realizados por el gobierno demuestran que el 52% de los residuos de la madera se reutilizan, ya sea directamente, a través de su reciclaje o por medio de la recuperación de energía y los componentes orgánicos de la madera. Incluso la madera de los abetos de Navidad es reciclable, pero es mucho mejor comprar un abeto con raíces para transplantarlo en el campo después de las fiestas. El árbol de navidad se puede usar también para obtener pequeños utensilios de madera o para hacer leña. Las estufas de leña son la forma más limpia de quemar la madera. A la temperatura adecuada, la polución es mínima y la energía se puede utilizar para calentar o para cocinar.

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Busque nuevas formas de reutilizar la madera en su casa: construya un enrejado para plantas trepadoras con las piezas de madera más largas; elabore una caja de madera para almacenar su compost; construya una estantería para herramientas y utilice también la madera para hacer juguetes para los niños.

Nunca compre maderas tropicales si no provienen de explotaciones sostenibles. La Asociación de Amigos de la Tierra publica una guía de la buena madera y le aconsejará sobre otras alternativas. Quemar la madera utilizable en una hoguera como una forma de deshacerse de ella no es reciclar. Si usted no la puede utilizar, piense si hay cerca de donde usted vive alguna organización que utilice esa madera para hacer jaulas, cajas o vallas. Quizás alguna escuela de formación profesional o de restauración le pueda dar alguna utilidad a la madera.

Con un buen cuidado, los muebles hechos con madera de calidad y otras construcciones de madera pueden durar toda la vida. Pruebe a hacer en casa reparaciones simples con las herramientas adecuadas y sin emplear pegamentos tóxicos. Use herramientas resistentes para quitar la pintura vieja y restaúrela con tintes o barniz.

Nunca eche al fuego madera pintada o madera tratada con preservantes (puede contener plomo). La contaminación del aire es una amenaza potencial. Si la madera es de buena calidad, intente venderla en una tienda de segunda mano o a algún almacén. Si no, llévela a un centro de reciclaje. Pida prestada o alquile la herramienta necesaria para hacer mantillo de madera con los desechos del jardín y deposite el compost sobre el serrín.