RADIO, aparatos de

HECHOS

Metales como el cobre están presentes en los paneles de los circuitos impresos. A no ser que el aparato de radio ya no admita reparaciones, arréglelo antes que tirarlo. Si la radio funciona, pero usted ya no la quiere, véndala de segunda mano. Comprar un aparato de radio hoy en día sale bastante barato por lo que, a veces, no merece la pena repararlo, pero en los talleres pueden aprovechar algunos de sus componentes. Recortar el gasto de energía es sencillo: basta con enchufar el aparato a la red eléctrica en vez de usar pilas.