Degustaciones‎ > ‎2019‎ > ‎

201905-Peñaranda

Nota final (de 1 a 5):      N/A

Fecha de Cata:  18 de Mayo de 2019

Dirección: En el campo de Castilla   


Comentario:

Cocido MUY ESPECIAL.

En nuestra Asociación, cuando hay alguna nueva incorporación, el nuevo socio organiza el cocido, y el nuevo socio decidió que quería organizar el cocido en pleno campo de Castilla, donde tiene una preciosa casa rodeada de miles de hectáreas de campo. Así que allí nos plantamos la mayoría de socios, y disfrutamos de la zona, un maravilloso hotel en Madrigal de las Altas Torres, así como otras visitas por el pueblo y otros de alrededor.

El cocido nos lo prepararon en el restaurante EL QUINTO de Paradinas de San Juan, un pueblecito muy próximo a la finca donde tomamos el cocido y desde aquí nuestro agradecimiento a Andrés, el propietario del restaurante y las cocineras Jesu y Tori, que como explicaremos a continuación, nos hicieron disfrutar de un gran cocido.

Como en todas las crónicas, empezamos con el vino, en esta ocasión el vino era proporcionado por la Asociación, y es uno de nuestros vinos favoritos:
La sopa fue un gran comienzo, yo aprovecho para 'regarla' con unos garbanzos porque para mi, una buena sopa con unos garbancitos 'estorbando' que esté en un buen punto, es señal de que vamos a comer bien, este es el registro fotográfico de mi primer vuelco:


Tras la sopa,  se ponen segundo y tercer vuelco en la mesa para servir al gusto de cada uno, estos fueron los registros fotográficos del segundo:

    
Destacable en este segundo vuelco lo que parece una tortilla, tiene todo el aspecto, pero realmente es el 'relleno', sorprendente y además sabrosísimo, Este fue mi segundo vuelco:

        
Garbanzos y repollo estaban sabrosos, pero lo más espectacular fue el relleno, no ya por el formato en el que nos lo hicieron, sino por el sabor y jugosidad, un relleno exquisito.

Y ya llegaba la hora de lo importante, el tercer vuelco, aunque algunos ya estábamos algo inflados, este fue el registro fotográfico del tercer vuelco:


Es un tercer vuelco de la zona castellana, del típico cocido madrileño le falta el pollo, gallina, punta de jamón y hueso de caña, que en este cocido están sustituidos por costilla, oreja, pata y morro, fue un tercer vuelco muy parecido al primer vuelco del cocido maragato, donde dominan mucho más los ingredientes del cerdo.

Este fue mi tercer vuelco:



Solo probé lo que figura en la foto, estaba muy lleno, la carne sabrosa, chorizo y morcilla buenos y lo que era espectacular era el tocino, ese tocino que se deshace en la boca que tan difícil es encontrar en un cocido, creo que hasta me llegué a poner otro trocito porque era espectacular. Los que probaron oreja, pata, morro y costilla también dijeron que estaba buenísimo.

Para completar el inflamiento que ya tenía, aparecieron estos postres:


Que ni que decir tiene, que estaban exquisitos.
                      
Resumen final, un cocido extraordinario, EN FAMILIA, y damos la bienvenida a nuestra Asociación a Fernando para poder seguir viéndonos todos los meses y disfrutando de nuestro plato favorito.

Muchas gracias Fernando por la magnífica organización del evento.


Enlace a fotos                         Enlace a Acta                         (Solo para socios de GARBANZO) 

Comments