Degustaciones‎ > ‎2017‎ > ‎

201702-Casa Pello Retiro

Nota final (de 1 a 5):       2,9

Fecha de Cata:  17 de Febrero de 2017

Dirección: C/ Doctor Castelo, 2                Teléfono:  91 082 20 25

Aparcacoches:   No          Parking cercano:      Si    Web:  Casa Pello Retiro


Comentario: Un cocido normalito.

Este restaurante fue elegido porque hace un par de años estuvimos en su 'hermano mayor' de la C/ Alberto Alcocer y aunque no fue un cocido brillante, no nos defraudó, y democráticamente fue elegido para este mes.

Empezamos seleccionando el vino, que si bien, no a todos gusta, para mi es uno de los buenos, y sin duda, su relación calidad / precio nos resultó de lo más apropiado de lo que había en la carta:

 

El cocido en esta ocasión no se retrasó tanto como habitualmente nos sucede, y empezó con una sopa así:


El fideo estaba en el punto adecuado, pero a muchos de los comensales les resultó demasiado 'densa', detalle este que resultó agradable a otros, para mi lo más importante es el punto del fideo, y eso estaba bien. 
Lo que consideramos segundo vuelco se sirvió así:

Resulta un tanto atípico  que pongan con los garbanzos la punta de jamon y hueso de caña, del que luego comentaremos algo. La foto de la derecha fue mi teórico segundo vuelco, donde ya estaba el hueso de caña, que yo considero siempre mi cierre del cocido.
Los garbanzos fueron posiblemente lo mejor de este cocido, estaban en el punto adecuado, y tenían algo de sabor, el repollo era insípido, y patata, zanahoria y puerro acompañaron con algo de insulsez.

Así que llegó el tercer vuelco, que si fue servido junto al segundo, para quien gusta de comer garbanzos y viandas juntos:


A la derecha está mi tercer vuelco que no pasará a la historia, el único ingrediente que aprobaba era el morcillo, meloso, aunque a alguien le oí que el suyo estaba duro, y el resto de de ingredientes, suspenso, chorizo insípido, morcilla de cebolla pero sin sabor y un tocino que tampoco valía mucho, y que aún así para mi fue el consuelo, ya que el hueso de caña que pusieron con el segundo vuelco, no es que estuviera frío, estaba helado, y solicitados mas huesos de caña por otros comensales, nos trajeron otro plato de huesos, pero también fríos, y comer un hueso de caña frío, es como tomar un helado desecho.
Señores, ese tema hay que arreglarlo, no se pueden servir huesos de caña fríos.

No saqué registro fotográfico de los postres, y como no probé ninguno y no me interesé por ellos en su momento, no puedo opinar al respecto.

Como resumen final, un cocido normalito, que no nos anima mucho a repetir.


Enlace a fotos                         Enlace a Acta                         (Solo para socios de GARBANZO) 

Comments