Tisha Beab

¿Oler fragancias? (Web)

VD OLER PERFUME EN TISHA BEAB.pdf

Agradecimientos

Agradecimiento Especial al RAABA"D Rab David Perets SHLIT"A (Presidente del Tribunal Rabínico de Panamá y, a su alumno R. Yaäcob Eliyahu Benarroch Bibás SHLIT"A, por ser los valuartes de esta publicación que ya lleva más de 15 años llegando a muchos países de habla hispana.

Todos los derechos reservados (C)

Agradecimiento al Torem quien humildemente ha ocultado su identidad en el anónimato, tal y como está escrito, en los Profetas: "Hatzneä Léjet..."

Extendemos un agradecimiento especial a la familia, amigos, y muy en especial al comité encargado de la redacción, digitalización y envíos

Introducción


El día de Tishä Beab está registrado en el Libro de los Profetas como un día en el que es obligatorio ayunar y restringirse similarmente como ocurre en Yom Hakipurim, aunado a signos de luto que imperan en este día, lo cual podría incluir quizá una prohibición de oler un perfume en Tishä Beab… Por otro lado, la prohibición de comer, beber, lavarse, untarse y la restricción sobre el calzado son las restricciones más resaltantes de este día; y hay que saber que existen lógicamente más permisos en Tishä Beab que en Kipur, por ser que -en Tishä Beab- se permite hacer Trabajos que serían Prohibidos en Kipur. Una de estas actividades quizá corresponda a generar un olor bueno a partir de unir e provocar una interacción entre el sustrato de un perfume y una tela o ropa. En otras palabras, echarse perfume en la ropa es una actividad que es prohibida en Shabbat, Kipur y Yom Tob, mientras que, en Tishä Beab, pareciera ser permitido del punto de vista de restricción laboral. Ante esto, el objetivo será formalizar dichas suposiciones y demostrar que realmente sea cierta o, quizá, por otros motivos, no lo sean, lo que justifica indefectiblemente una investigación que será revelada a lo largo de este documento…

Preguntas


¿Es permitido echarse perfume en la ropa, en Tishä Beab?

¿Es permitido oler un perfume en Tishä Beab?

Y, de ser cierto, es permitido bendecir Boré Miné Besamim en Tishä Beab?¿Y si fuera tan sólo para cumplir a cabalidad la Mitzvá de Habdalá, en un Tishä Beab que coincide con un sábado por la noche?

Limitaciones


Este documento concluirá sobre el tema de oler fragancias en Tishä Beab, y no deberá ser tomado como base para concluir sobre Halajot de Yom Kipur, aunque tengan algunos factores en común.


Argumentos


Habdalá

Después de explicar, en nombre de Rabenu Shelomó, que no se dice Habdalá en Tishä Beab cuando coincide con la Salida de Shabbat, dado que depende de que se pruebe (el vino) y se haga la Berajá del Vaso (de Vino), dijo el Rab Eläzar de Garmizá, a través del Séfer Rokéaj (Simán 311, Pág. 179), en nombre de Rab Moshé Bar Yekutiel, que cuando coincida Tishä Beab con la salida de Shabbat, sí se dice la Berajá sobre los Besamim (especias o perfume) y sobre una luminaria (Boré Meoré Haesh, por ejemplo, sobre una llama de fuego), a pesar de no poder recitar la Bendición del vaso (de vino), y explicó que esto es una excepción dado que es un momento de aprieto (en el que es imposible probar el vino), aunque los Sabios hayan indicado que aquellas bendiciones de Besamim y Haesh debieran, en general, ser pronunciadas en coordinación con la del Guefen (en cualquier otro sábado por la noche).

En el libro Tania Rabbatí (Simán 59) está registrada esta afirmación que indica que se diga la bendición de Boré Miné Besamim, en la salida de Shabbat que coincide con Tishä Beab. Y así está escrito en el Séfer Hamanhig (Halajot Tishä Beab, Letra 21) y el Séfer Pardés Hagadol (Simán 154) sostienen igualmente que se pronuncien dichas bendiciones de Besamim y Haesh… Y el motivo es que, si bien uno de los componentes de la Habdalá no está activo, aun causando –por ello- que no se haga la Habdalá, eso no debería repercutir en que el resto de los componentes -que sí están activos- queden sin manifiesto de la bendición correspondiente.

El Nájat Rúaj

No obstante, el Rokéaj, al principio de su exposición sobre este tema, narraba que Rabenu Shelomó acostumbraba a recitar Boré Meoré Haesh en dicha ocasión, pero, no mencionó el tema de recitación de la bendición de Boré Miné Besamim, de lo que se deduce que la omitía.

Dice Rabí David Abudarham, a través de su Sidur, que no se bendice por los Besamim en Tishä Beab que cae en sábado por la noche, debido a que no se puede oler las ramitas de Besamim, dado que no se puede hacer Najat Rúaj (dotarse de placer) en Tishä Beab, [aunque sea para llenar el vacío que genera la salida de la Neshamá Yeterá (“alma adicional”) presente cada Shabbat del año, cuando abandona a la persona justo al terminar Shabbat].

El Mordejí (al final de Maséjet Taänit) registra, en nombre del Rab Shemuel Mi_Bonburk que no se dice la Berajá de “Besamim”, en la salida de Shabbat, cuando cae Tishä Beab. Y así es la opinión del RAABI”A (Jélek 3, 890) y el Orjot Jayim (Shabbat, Cap. 13) en nombre de Rabenu Guershom, quienes declararon que no se recita Boré Miné Besamim, a la Salida de Shabbat cuando coincide con Tishä Beab.

Besamim en Motzaé Shabbat

En resumen, hay una discusión vasta entre numerosos Rishonim, sobre si se bendice por (es decir, si es permitido oler) especies o fragancias, a la Salida de Shabbat cuando coincide con Tishä Beab. En consecuencia, el Shulján Äruj (Simán 556:1) decidió y dictaminó que, en la noche de Tishä Beab que cae (empieza) en la Salida de Shabbat, cuando mire la vela encendida, dirá “Boré Meoré Haesh”, y no se dice bendición alguna sobre los “Besamim”; y a la Salida de Tishä Beab, se dirá la Habdalá con la bendición Haguefen, pero sin pronunciar la bendición sobre la vela (Boré Meoré Haesh), ni tampoco la de los Besamim.

ליל תשעה באב שחל בא' בשבת כשרואה הנר אומר בורא מאורי האש ואין מברך על הבשמים ובליל מוצאי תשעה באב מבדיל על הכוס ואינו מברך לא על הנר ולא על הבשמים:

Por consiguiente, la bendición “Boré Miné Besamim” no se pronuncia en Tishä Beab, según la opinión del Shulján Äruj (ni siquiera por un caso así), quien dictaminó como el segundo grupo de Rishonim -aquí expuesto- encabezado por Rabenu Shelomó y Rabí David Abudarham, entre otros.


Mirto en Berit Milá

El Shulján Äruj (O.J., Simán 559:7) dice que, cuando haya una Milá en Tishä Beab, se bendice la “Berajá de la Milá” sin (incluir la bendición de) los Besamim… Y, en Yoré Deä (Simán 265:4), añadió el Shulján Äruj: “en los tres ayunos colectivos (convencionales), sí se recita el Kidush correspondiente a la Milá, dado que la (madre del niño está) recién parida (y tiene permitido beber excepcionalmente, lo que implica en que ella) escucha la bendición y bebe el vino (respectivo al Kidush)…; pero, en Tishä Beab y Kipur, días en los que ni siquiera la madre del circuncidante tiene permitido beber, no se bendice por el vino (N.A. lo que implica en que tampoco haya que pronunciar el Kidush de la Milá). En Tishää Beab, tampoco se trae Mirto (es decir, no permite oler su fragante olor), por el mismo motivo del por qué no se bendice por los Besamim en la Salida de Shabbat que coincide con Tishä Beab”.

בג' צומות מהם שהיולדת אינה מתענה יכול לברך על הכוס ותטעום ממנו היולדת אם היא שומעת הברכה ומתכוונת שלא להפסיק בדברים בין שמיע' הברכה לשתיית הכוס אבל ביום הכפורים וט' באב שאין היולדת יכולה לשתות אין מברכין על הכוס ובתשעה באב אסא נמי לא מייתינן מטעמא דאין מברכין על הבשמים במוצאי שבת שחל בו תשעה באב

En otras palabras, el Shulján Äruj aprendió que no se permite oler un perfume o fragancia buena en ningún momento de Tishä Beab del hecho que no se permitiría oler especies fragantes los Sábados por la Noche, cuando coincida con Tishä Beab.


Satisfacción de bajo perfil


En el Sifté Cohén (SHA”J, Y.D., Simán 265, S.K. 12), su autor registra una oposición a la conclusión del Shulján Äruj, y dice que no se puede generalizar la prohibición de oler una fragancia en Tishä Beab, a causa de que se haya prohibido oler Besamim justamente en un Sábado por la Noche que coincide con Tishä Beab. Y explicó que, en este caso específico (sábado por la noche), la prohibición de oler los Besamim –en Tishä Beab- se justificaría alegando que su olida impactaría placenteramente a la persona (llenando el vacío espiritual que deja la Salida del Shabbat) “satisfaciendo su alma”, mucho más que el efecto que podría causar olerlos –en Tishä Beab- cuando no fuera en sábado por la noche.


כלומר מטעם שאין מברכין על הבשמים בט' באב שחל להיות במוצאי שבת וכמו דנתבאר בא"ח בסי' תקנ"ו והיינו דריח תענוג הוא וה"ה הכא דאסור להריח במקום שנוהגין ליטול הדם ולהריח בשעת מילה כדלעיל סעיף א' זהו דעת המחבר אבל אינו מוכרח דנראה דהתם היינו טעמא משום שהנשמה יתרה הלכה במ"ש ונתקן ברכת הבשמים לתענוג להשיב נפשו


Y terminó el SHA”J diciendo: “Y nunca escuchamos que esté prohibido oler fragancias en todo el (día de) Tishä Beab”.


אבל שיהא אסור בכל ט"ב להריח בבשמים זה לא שמענו:


Y así es la opinión del Maguen Abraham (556, S.K.1), y del autor del Shiyuré Kenéset Haguedolá, en nombre del RAM”Ä Mi_Pano (Sheté Yadot), el Eliyá Rabá (556, S.K. 3), Ölat Shabbat, Yad Efrayim, Shaäré Teshubá, Lebushé Serad, y Majatzit Hashékel, entre otros.

Bajo esta premisa, debería ser permitido traer mirto y oler su fragancia en cualquier momento del día de Tishä Beab, y, con más razón, en ocasión de una Milá, y no como dijo el Shulján Äruj.

Lógica contraria

En el libro SHU”T Leb Jayim (Tomo II, Cap. 159), escrito por Rab Jayim Falag´y, su autor manifiesta que tiene una gran duda en esta situación, y dice que la lógica parece ser contraria a como se está exponiendo. Más bien debiera ser permitido oler Besamim en sábado por la noche que cae Tishä Beab por el asunto de la salida de Shabbat, y no en el resto de la noche y el día de Tishä Beab. Y una persona que quisiera oler un perfume por Mitzvá, cuando lo hace, no se concentra en el placer que esto provee sino en que está cumpliendo con una instrucción de los Sabios…, pero, cuando no sea por Mitzvá, la lógica es que no lo huela. No obstante, concluyó el Leb Jayim que, debido a que el Shulján Äruj dice que no se permite oler un perfume en Tishä Beab incluso en sábado por la noche, entonces, “no puedo cambiar un dictamen sólo por la fuerza de la lógica, hasta que encuentre una prueba empírica”. A pesar de esta declaración, en el libro Moëd Lecol Jay (Ot 74) fue más incisivo e insistente en su argumento, por lo que se entiende que su posición teórica ante este asunto debe ser considerada como una opinión diferente a sus homólogos anteriormente aquí descritos.


A pesar de esta declaración, en el libro Moëd Lecol Jay (Ot 74) fue más incisivo e insistente en su argumento, por lo que se entiende que su posición teórica ante este asunto debe ser considerada como una opinión diferente a sus homólogos anteriormente aquí descritos.

Resumen

En resumen, según (a) la opinión del Shulján Äruj, no se debe oler Besamim en ningún momento de todo el día de Tishä Beab… La (b) opinión encabezada por SHA”J sostiene que sí es permitido oler perfumes en Tishä Beab, con excepción del sábado por la noche que coincide con Tishä Beab. Y, tangencialmente contraria a esta última, la (c) opinión del Rab Falag’y es que debería ser prohibido en todo el día de Tishä Beab y permitido justamente en sábado por la noche que coincide con Tishä Beab.

Oler Tábaco


En el libro Majshiré Milá (Pérek 6, Ot 10) dice que el Rab Abraham Shamä Haleví recuerda que, en Siria, los Sabios prohibían oler tabaco en 9 de Ab, y se inclinó hacia esta práctica, a pesar de haber tomado en cuenta y recopilado la oposición encabezada por el Shiyuré Kenéset Haguedolá (y el SHA”J) que permitiría oler fragancias en ese día.

Motivo práctico o emblemático


El Rab Meir Mazuz, quien vive actualmente en Bene Berak, consiguió en la obra Berit Kehuná (Jélek I), en el apéndice del libro, unas observaciones, entre las que dice que no se debe oler Besamim en Tishä Beab debido a que Tishä Beab fue el día en que se anuló la Mitzvá de Ketóret (que se realiza principalmente con Besamim o Especias fragantes), y, por lo tanto, se debe abstener la persona de oler los Besamim en este día.

No obstante, si bien tiene un sentido conmemorativo este motivo, por otro lado, no fue tomado en cuenta por ninguno de los Rishonim ni Ajaronim hasta ahora aquí nombrados. Y el motivo mayoritario y resaltante giró en torno al placer que las fragancias provocan a la persona y que debe evitar en un día como éste.

Rab Yitzjak Benwalid


El Rab Yitzjak Benwalid, a través de sus Likuté Dinim (Vayómer Yitzjak, O.J., Tishä Beab, Ot 7), sobre el tema de una Milá en Tishä Beab, recordó los Poskim aquí nombrados: (a) la opinión liderada por el Shulján Äruj quien prohíbe oler los Besamim en todo este día, y la (b) oposición liderada por el SHA”J, Kenéset Haguedolá y Maguén Abraham que sostiene que sí es permitido oler perfume en todo el día de Tishä Beab, dado que es un placer de no tanto impacto, con excepción del sábado por la noche, cuando los Besamim tienen un impacto de placer mucho más grande, porque recupera y reconforta el espíritu de la persona (como ya se explicó antes). El Rab Benwalid decidió que la Ley deba favorecer a la opinión del Shulján Äruj, pues no tenemos más que la palabras del “Marán” y también debido a que la decisión de “no decir Bendición en los Besamim” corresponde a “Sheb Veal Taäsé” (entre no hacer y sí hacer un acto que pueda ser catalogado por algunos como trasgresión, es preferible no hacerlo).

¿Componente inseparable?

¡Pero, es sabido que para la Habdalá y para la Milá, en cualquier otro caso común y corriente que no coincida con Tishä Beab, oler la fragancia correspondiente es un componente incluido en el repertorio de sus recitaciones! Entonces, ¿Por lo tanto, en Tishä Beab, será preferible no olerlos que olerlos? El motivo pudiera ser que la bendición de Besamim, aunque tiene su motivo intrínseco, no es indispensable para el cumplimiento de la Mitzvá a la que corresponde… Es decir, ni la Habdalá en la Salida de Shabbat ni el Kidush del Berit Milá dependen funcionalmente de los Besamim para concretarse, sino que es un agregado de Mitzvá que si no se hiciera -por el motivo que sea (por ejemplo, no hay Besamim disponible)- no afectaría lo principal de sus resultados. Y, por lo tanto, ya que hay un motivo -de Mitzvá- intrínseco sostenido por uno de los lados de la discusión halájica que sostiene que es prohibido oler Besamim en Tishä Beab, es preferible inclinarse por éste.

Paseos

El Rab Abraham Haleví, autor del Kuntrés Gan Hamélej, quien también fuera autor del Guinat Veradim, registra que, según la Halajá (Shulján Äruj, O.J, Simán 554:21), “hay quien sostiene (Col Bo) que es prohibido pasear por la calle” en Tishä Beab, y, por lo tanto, ya que el placer de pasear es simple corporal, y aun así, se prohibió, entonces, con más razón será prohibido oler perfume en este día, ya que ambos, el cuerpo y el alma, sentirían placer.

Fragancia en Kipur

El Rab Moshé Ben Majir, autor del Séder Hayom (pag. 242), sostiene que es bueno, en Yom Hakipurim, agarrar un perfume y olerlo. Este sabio primero justificó el que se permita oler un perfume en Kipur dado que se podría pensar que es una falta en la aflicción de dicha ocasión, y dijo que el olor no es un placer para el cuerpo sino para el alma, y, por lo tanto, no pertenece a la lista de aflicciones que se deben administrar en Yom Hakipurim para el cuerpo. Y, para justificar por qué es bueno, dijo que está escrito un versículo “Col Haneshamá Tehalel Yah” (que toda alma alabe a YaH {Nombre de Hashem}. [N.E. Y, por lo tanto, es lo adecuado hacer participar, a una Neshamá estimulada y repotenciada, en un día como Kipur, en que las alabanzas son tan necesarias hacia el Creador)]

Por consiguiente, la satisfacción del olor no sería un impedimento para el cumplimiento de abstenerse de los placeres prohibidos en Kipur, y no atenta contra la orden de afligirse. Si es así, con más razón, en Tishä Beab, no será considerado el olor como un placer distinguido y quizá se pueda permitir…


Aflicción de Kipur & 9-Ab


Empero, retomando de nuevo las palabras del Shulján Äruj (Y.D. Simán 265), cabe recordar que dijo “en los tres ayunos colectivos, se recita el Kidush correspondiente a la Milá, dado que la recién parida escucha la bendición y bebe el vino…; pero, en Tishä Beab y Kipur, días en los que ni siquiera la madre del circuncidante tiene permitido beber, no se bendice por el vino. En Tishä Beab, tampoco se trae Mirto, por el mismo motivo del por qué no se bendice por los “Besamim” en la Salida de Shabbat que coincide con Tishä Beab”.

De toda esta estructura, se puede notar cómo el Shulján Äruj, define lo que ocurriría en cada tipo de ayuno, en lo correspondiente a las recitaciones posteriores a la circuncisión. Después de que dijo que en Kipur y 9 de Ab no se hace Kidush por la Milá, añadió que “no se bendice por los Besamim”, pero lo hizo corresponder únicamente a Tishä Beab y no a Kipur, de lo que se deduce que, en Kipur, sí es permitido oler una fragancia, mientras que, en Tishä Beab no. Por consiguiente, del permiso otorgado y de lo bueno que es, según el Séder Hayom, oler una fragancia buena en Kipur, no se podrá deducir un permiso para oler fragancias en Tishä Beab.

Por consiguiente, se puede observar que la aflicción que se exige de la persona en el día de Kipur está limitado a un sentimiento y abstención corporal muy específico, mientras que Tishä Beab, no solamente emula la abstención que se exige en Kipur, sino que incorpora un anexo de abstenciones que, además, muestren que la persona se encuentra de duelo, por lo que se comprende el por qué se prohíbe en Tishä Beab algo (por ejemplo, oler Besamim) que estaría permitido en Kipur.

¿Restricción adicional?


En el Netibé Äm (Simán 621), cuyo autor es el Rab Amram Aburbeah, está escrito que hay una diferencia entre Kipur y Tishä Beab, y no se puede comparar ambos temas en forma plena. Y, de hecho, reaccionó ante una declaración del Caf Hajayim, cuando dijo que igualmente esto debería ser prohibido en Kipur, y acotó que no es así…, pues no se debe deducir las aflicciones de Kipur de las aflicciones de Tishä Beab, dado que las de Kipur no tienen sus bases ancladas en el luto, mientras que las de Tishä Beab sí. Y, como prueba, trajo la redacción del dictamen del Shulján Äruj, texto que queda como evidencia de una restricción mayor en Tishä Beab que en Yom Hakipurim.

Los 5 Ïnuyim en Kipur

El SHU”T Beer Yitzjak (Cap 13), cuyo autor es Rab Yitzjak Mi_Pozna, registra que la Torá es la fuente de las cinco prohibiciones en Kipur, y no hay más que esto… Por consiguiente, ¡cómo puede alguien prohibir los oler Besamim en Kipur, cuando las prohibiciones se limitaron únicamente a comer alimentos, beber, lavarse, untarse, calzar zapatos…, y no a oler fragancias!

Pero, aunque el propio Rab Yitzjak considero el permiso de oler fragancia en Kipur (N.E. habló sobre el tabaco que pasa a través de las vías nasales), por no ser ésta la orden de la Torá, no obstante, se pronunció finalmente en que la persona no lo haga y se exigente en este tema [N.E. debido a que vio que los Sabios se cuidaron de asuntos similares al tema de la aflicción, y trajo pruebas del Talmud que expuso casos que son prohibidos, a pesar de que están exentos de la Tora, mas no así según la consideración rabínica]

Por su parte, el Birké Yosef (Simán 612) no estuvo de acuerdo con la posición del SHU”T Beer Yitzjak en este sentido, y dijo que sí se ha de permitir oler los Besamim en Yom Hakipurim.

En el SHU”T Pájad Yitzjak, está escrito que está prohibido inhalar tabaco en Yom Hakipurim.

No obstante, la mayoría de los Poskim sostiene que es permitido.

En el libro Nibjar Mikésef, escrito por Rab Yeshäyáhu Pinto hace aproximadamente 4 siglos, en las notas introductorias del editor (sobre el Simán 6 de Oraj Jayim), y dice allí que se acostumbró a permitir inhalar el tabaco en Kipur.


Olor reconfortante


En el libro Maté Yehudá (O.J, Simán 46, al final del S.K. 9), cuyo autor es Rab Yehudá Ayach, explica que, si bien el Shulján Äruj dejó claro que es prohibido oler Besamim en Tishä Beab, tanto en sábado por la noche, como en el momento de la Milá, por otro lado, no dijo textualmente que sea prohibido por otro motivo, como por ejemplo, inhalar una fragancia sin un motivo especial. Dejó sobrentendido que el placer de inhalar una fragancia en sábado en la noche cuando cae Tishä Beab y el placer de inhalarla en una Milá llena mucho más un vacío que se genera debido al sufrimiento generado por la salida del Shabbat (Neshamá Yeterá) y por el corte, drama y lloro del bebé al momento de circuncidarlo.


Dijo así: “la traída del Mirto en el momento de la Berajá sobre el vaso (de vino) de la Milá es para recuperar el espíritu (debido a la impresión impactante por la que pasan algunas personas cuando ven la sangre” y es en esos momentos cuando esos placeres cobran mucho más valor e intensidad, a diferencia de un momento en que la persona no ha pasado por ningún momento que lo haya deprimido o hecho sufrir, cuyo placer es de una sencillez que no justifica una advertencia prohibitiva en Tishä Beab. [N.A. A diferencia del SHA”J, el Rab Ayach sostendría que, si bien en cualquier caso común y corriente se permitiría inhalar una fragancia en Tishä Beab, en ocasión de una Milá, sí es prohibido dado que el placer que llena es tan reconfortante como el que ocurre cuando se inhale en sábado por la noche].


Aroma terapéutico

El Rab Moshé Halbershtein, en SHU”T Dibré Moshé (Jélek I, Simán 74), dice que escuchó de Rab Yaäcob Mutzafi que el motivo de oler Besamim (Hadasim) en cualquier Milá en cualquier otro momento del año, es evitar la posibilidad de que algún asistente se pueda “impresionar” [N.E. por efecto de presenciar la circuncisión], de lo que se puede entender hasta qué punto el placer de los Besamim tienen la capacidad alta de aplacar sentimiento así. Y esto se podría observar que fue la opinión del Lebush, quien ya lo había escrito en su libro [N.E. La evaluación del placer dependerá de la satisfacción que demande el sentir de la persona]. Y, por esto, se puede entender por qué no será lo mismo una inhalación de una fragancia en cualquier momento, que la que se haga en el momento inmediato posterior a una Milá.

Circuncisión masiva

Sin embargo, el Bet Yosef (Y.D, ,Simán 265), en la sección Bédek Habayit, dijo, en nombre del Orjot Jayim, que el Midrash Rabá recuerda que Abraham hizo la Milá, no sólo a sí mismo y a Yishmaël, sino también a los niños que nacieron bajo la propiedad de Abraham Abinu (hijos de sus esclavos y esclavas), y dijo que, cuando eso ocurrió, de tanta cantidad de circuncisiones que hubo, los prepucios se acumularon masivamente cual montaña, en el área donde estaban haciendo la Mitzvá… Y, a causa del calor intenso ... se generó un olor y se elevó (hacia y) delante del Santo Bendito Él quien reaccionó diciendo que ese olor –para Él- es como el del Ketóret... Y Dijo: “cada vez que Mis Hijos hagan la Milá, Me Voy a Llenar de Misericordia para sobre ellos”.


(ב"ה) כתוב בא"ח נהגו להביא מחתה של אש במקום שעושים המילה אפי' בימות הקיץ כדאמרינן בב"ר בשעה שמל אברהם ילידי ביתו העמידו גבעות הערלות וזרחה עליהם חמה והתליעו ועלה ריחן לפני הקב"ה כקטורת ועולה שכולה כליל לאישים אמר הקב"ה בשעה שיהיו בני באים לידי עבירות אתמלא עליהם רחמים עכ"ל:


Y, de esta declaración, se acostumbró a poner incienso en la Milá; y este fue el motivo en el que se basó el Shulján Äruj para justificar el porqué de oler Besamim en una Milá, en Halajot Berit Milá.

Por consiguiente, dado que éste es el motivo (del propio autor del Shulján Äruj) y no “para que no se desmaye la gente que está presente en la Milá”, se deduce que los Besamim, según la opinión del Shulján Äruj, no cumple con la función de proporcionar de placer intenso a la persona, para llenar el vacío generado por el sufrimiento del lloro del niño circuncidado, sino para conmemorar y recordar (emotivamente) cuán Misericordioso es el Todopoderoso en ese momento de la Milá, debido a la Ofrenda que significó y significa el corte del prepucio tal y como lo cuenta el Midrash reportado por Bet Yosef.

Por lo tanto, según esto, la justificación realizada por el Maté Yehudá no estaría acorde exactamente al motivo del Bet Yosef, y entonces, se dificultaría encontrar que sea permitido inhalar fragancias en Tishä Beab en cualquier caso.

Por otro lado, en el Mishná Berurá (559:7), está escrito que no sabe para qué se usan los Besamim en la Milá, y lo declaró sin motivo conocido para él, lo que sorprende dado que, por un lado, la costumbre ashkenazí es no usar Besamim del todo y la costumbre sefaradí es sí usarlo… Y, muy en especial sorprende que el Mishná Berurá no haya traído el motivo del Bédek Habayit aquí mencionado recientemente.

Campos fragantes

En el libro Nishmat Jayim, dice, en nombre de un manuscrito que encontró, que el motivo de los Besamim, en ocasión de un Berit Milá, es que el campo de Eloné Mamré, campo donde se hizo la Milá Abraham y toda su casa, estaba lleno de Besamim y de Hadasim. Y, si es así, se inscribe un motivo más a la lista, por lo que se debería analizar y admitir que no porque uno de los motivos, recordado por el Lebush, haya sido el aplacar el sufrimiento de la gente que presencia la circuncisión y el llanto del niño, los demás motivos pasarán a ser secundarios, en especial cuando los otros están apoyados por el Bet Yosef. Por lo tanto, el motivo del Lebush no debe ser tomado como impulsor de la prohibición de inhalar fragancias en un Berit Milá que se realiza en Tishä Beab, y, en consecuencia, no se podrá concluir que haya diferencias entre los placeres de inhalación de fragancias en función de la depresión, sufrimiento, impresión por la que pueda estar pasando la persona. [N.E. Y es quizá, por ello, el Shulján Äruj aparentemente no estableció textualmente –en Tishä Beab- diferencias entre un momento de Mitzvá como el del Sábado por la Noche, Berit Milá y otro momento].


Besamim en 9 de Beab

En resumen hay cuatro posiciones principales en cuál debe ser la conducta a seguir en lo referente a oler Besamim en Tishä Beab:

Opinión 1 Shulján Äruj: prohíbe oler Besamim en cualquier momento de Tishä Beab

Opinión 2 SHA”J: permite oler Besamim en Tishä Beab, pero no en sábado por la noche (cuando cae en 9 de Ab)

Opinión 3 Leb Jayim: prohíbe oler los Besamim en cualquier momento de Tishä Beab, pero lo permite exclusivamente en sábado por la noche

Opinión 4 Maté Yehudá: permite oler Besamim en Tishä Beab, excepto en sábado por la noche (cuando cae en 9 de Ab) y en ocasión de un Berit Milá, en cuyos casos estaría prohibido

¿Función neutralizadora o perfumadora?

Antes de concluir, es necesario tomar en cuenta que, entre la lista de perfumes que, a las personas les gusta usar, están aquellos que las personas los colocan para que haya un olor bastante bueno por el solo hecho de que huela a eso; y están aquellos que las personas lo usan para aplacar que se ponga de manifiesto un mal olor.

En el caso de un perfume que se use para quitar un sudor, no se considera en la lista de Besamim, dado que, el tema de Besamim comienza con productos que son específicos para que se aprecie el olor de los mismos propiamente dicho, mas no es así en el caso de un desodorante o un ambientador de baños y sanitarios, cuya función principal es aplacar un mal olor producto del sudor u otra causa de hediondez. Por lo tanto, de seguro, estos casos excepcionales no estarían en la tela de juicio y no habría diferencia entre las opiniones sobre si es permitido, y cabe aclarar que este permiso sólo se daría para colocarlo en la ropa o en los muebles de los baños y sanitario, o cualquier lugar que no sea el cabello, piel o cualquier otra parte del cuerpo de la persona.

Conclusión

No es adecuado inhalar Besamim en Tishä Beab. Tampoco se debería oler ni café ni tabaco en polvo

En Tishä Beab, cuando coincide con un sábado por la noche, no se inhala ni se bendice por los Besamim, pero, sí se bendice Boré Meoré Haesh por una Vela Encendida

En Tishä Beab, aunque coincida con un Berit Milá, tampoco se inhalará fragancia alguna

En Tishä Beab, en el caso en que una persona desee aplicar –sólo en la ropa o en muebles- algún líquido o spray con olor bueno, dependerá de la intención con la que lo está haciendo. Si su intención es:

Si es para aplacar un mal olor que hay o que va a venir a causa del sudor u otra hediondez: es permitido aplicarlo sólo en la ropa, pared o en muebles, pero no en el cuerpo ni en el cabello.

Si es únicamente para generar un buen olor y estar perfumado: es lo adecuado exigirse y no permitir aplicar dicho perfume en ninguna superficie, y, con más razón se prohíbe aplicar dicho perfume en el cuerpo.

Las conclusiones de este documento no corresponden al día de Yom Kipur, sino únicamente a Tishä Beab