¿Se puede quedar alguien indiferente ante lo que ocurre a su alrededor?

Bueno o malo, lindo o feo, todo lo que coexiste con nosotros es parte de esta maravillosa historia que resulta el simple hecho de vivir.

 

  

AÑO 2008

 

 

¿QUIÉN ES EL CULPABLE DE TAL DESAGUISADO?  - noviembre 08

  

 

¿DE QUÉ ECOLOGÍA ME HABLAN?   - agosto 08

 

 

ASÍ ES ALMERÍA - mayo 08

 

 

EL CEIBO   - mayo 08

 

 

  AÑO 2007

 

NO QUIERO AVERGONZARME DE SER ESPAÑOLA

diciembre 07

 

 

INTOLERANCIA     febrero 07

 

 

 ASÍ SE FORMA UN INTOLERANTE    febrero 07

  

 

NO ME CONSIDERO MAL PENSADA ... PERO  febrero 07

 

 

MATANDO LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

enero 07

 

 

volver a LOS SENTIMIENTOS

volver a HOME

 

 

 

 

Los sentimientos de los periodistas son ambíguos, pero un buen periodista sabe que a partir de sus sentimientos pueden cambiar el curso de la historia; sólo es necesario que sepa encausarlos e influir en quienes tienen poder de desición.

 

 

 

 

 Alabar puede dañar más que la crítica más fuerte cuando la crítica  se realiza con la finalidad de mejorar una situación, dar un alerta o crear conciencia.

Criticar por criticar escapa de la ética del periodista. Alabar por el mero hecho de endulzar oídos, también.

La alabanza medida y la crítica justa dignifican la profesión de informar.