historia hipocondría


-Reivindicación de La hipocondría: La psicopatología contra el DSM-5 


    


   
        Estimado lector, le presentamos la historia apasionante de la hipocondría. 

    La morada de la melancolía. Por Nicanor Gómez Villegas (cvc.Cervantes.es)

La palabra abdomen procede del verbo latino abdere, ‘ocultar’, «que oculta las vísceras» como «lo que es ocultado por la vestimenta». 

Al abdomen en griego se le denomina hypochondrion, neutro de hypochondrios, «lo que está debajo del cartílago», las costillas falsas. Chondros, ‘cartílago’, procede de la raíz indoeuropea *ghrendh-,‘aplastar’. 

Hipocondríaco designa en nuestra lengua al que padece hipocondría: «afección caracterizada por una gran sensibilidad del sistema nervioso con tristeza habitual y preocupación constante y angustiosa por la salud», según la definición del DRAE, en claro homenaje a la teoría médica grecorromana que ubicaba en el abdomen o hypochondrion los órganos que producían o determinaban los diferentes caracteres.


      "tendencia crónica a un estar morbosamente preocupado con la propia salud y a exagerar dramáticamente los más leves síntomas,...
       como si representaran una temible enfermedad".


Las raíces de la hipocondría las encontramos en la "Historia de la melancolía". 

Hagamos un repaso histórico por la hipocondría: De Galeno al DSM-5 

Stanley W. JacksonHistoria de la melancolía y la depresiónYale University London. (1.986). Ed. Turner. 1.989. 


Historia de la melancolía y de la depresión.


 “Si el miedo y la tristeza se prolongan, es melancolía 
-Hipócrates de Cos. (VadC - IVadC)

“los melancólicos odian, -según Hipócrates-, todo lo que ven y parecen continuamente apenados y llenos de miedo, como los niños y los hombres ignorantes que tiemblan en una oscuridad profunda"...

 


- Hypochondrium e  hypochondria.

 Antes de Galeno, ya nos dice: Rufo de Éfeso,

 Una melancolía de los hipocondrios hipocondría,  Por una excesiva actividad del pensamiento.[10]  

 "la época en la que aparece menos es el invierno, porque la digestión se hace bien en esa estación".

" los hipocondrios, eran los primariamente afectados al padecer la melancolía.."


- Galeno (131-201).

En"Sobre la localización de las enfermedades" (de locis affectis). Clásica Gredos. 248. Libro III. 186 y libro V 342. 

"respecto a la enfermedad flatulenta e hipocondríaca no hay nadie que no haya dicho que pone a los enfermos desanimados, desesperanzados y, en una palabra, que no les falta ningún síntoma melancólico"   (Diocles de Caristo (Eubea) S. IV a.C.)


  “El miedo o el humor depresivo, mucho tiempo,…melancólicos-atrabiliarios”. Hipócrates (aforismos VI 23)

  De Galeno, uno de los tres tipos de melancolía, como afección hipocóndrica (en los hipocondrios) 

  (teoría que perduró hasta el siglo XVII) ..melancolía hipocondriaca,..y después enfermedad propia.

"enfermedad hipocondríaca o gaseosa, afectación flatulenta"

Teoría de los cuatro humores:  la melancolía como enfermedad del cerebro, producida por la "bilis negra".  (frialdad y sequedad)

cita de Diocles (Diocles de Caristo (Eubea) S. IV a.C.)

Compiladores bizantinos: Alejandro de Tralles, Pablo de Egina. Mundo Árabe medieval.

"los pacientes melancólicos son medrosos, tristes, misántropos, y frecuentemente cansados de la vida, sienten  aversión por la comida, insomnio, irritabilidad, e intranquilidad como síntomas comunes; con frecuencia, pero no necesariamente la persona se ve turbada por un delirio circunscrito.".. 




- André du Laurens,  ya en el siglo XVI . En su "Discourse" 

Comparada con la melancolía propia de cerebro, "no afecta con tanta fuerza la pena, tiene sus periodos dando frecuentemente treguas al enfermo" "la más leve y menos peligrosa de todo el resto (de las melancolías), pero la más dificultosa de llegar a conocer totalmente"..

"Además del miedo y la tristeza que padecen como accidentes comunes a todas las formas de melancolía, sientes ardor en los lugares llamados Hypocondria, oyen continuamente un ruido y un retumbar a todo lo ancho y a lo largo de la tripa, son golpeados por los vientos en ambos extremos, sienten pesadez de pecho, se les hace difícil  y dolorosa la respiración; con frecuencia escupen un agua clara, el estómago inundado como si en todo él nadara agua, un movimiento de corazón extremadamente violento, llamado el latido de corazón, y en el lado del bazo, sienten que algo les muerde y late continuamente: tienen sudores fríos, acompañados de algo de mareo, el rostro se les pone a veces rojo, y les parece como si un fuego o una llama pasara por ellos; les cambia el pulso y se les hace débil y acelerado; sienten cansancio y debilidad en todo el cuerpo, y especialmente en las piernas; la tripa no les suelta nunca; finalmente cada vez adelgazan más y más y poco a poco."  (citado en Stanley W. Jackson. Historia de la melancolía y la depresión. Yale University London. (1.986))



- Feliz Platter (1536-1614)  en su "Praxeos Medicae" Tomi Tres, de 1602, describe breve sección sobre la hipocondría.

"Melancolía hipocondríaca". .... los síntomas desaparecen y vuelven a aparecer en un mismo día, reconocen que están realmente enfermos, aunque casi nunca guardan cama, y pueden desempeñar sus tareas normales, se quejan perpetuamente de un dolor en los Hipocondria, especialmente en el lado izquierdo ("dolor de corazón"), de calor, del pulso, d murmullos, eructos, vómitos, esputos, dolores de cabeza, vértigo, pitidos en los oídos, latidos de las arterias, e innumerables sensaciones que a veces inventan; prueban con médicos, quieren curarse, prueban diversos remedios y, si no mejoran inmediatamente, cambian de médicos y de medicinas.."·

"Convencidos de padecer diversas enfermedades, y alguna es verdadera, otra imaginarias. Especialmente cierto en hombres inteligentes y que profundizan gravemente en el asunto. Suponen que tienen estas enfermedades, y cansan a los médicos hablándoles constantemente de ello, algunos escriben y hablan de cada parte del cuerpo que está enferma, pero comen, duermen y beben bien. Pueden persuadirse de tener muchas enfermedades imaginarias del cerebro, el estómago, los pulmones, el hígado, los riñones. Algunos se quejan de que no pueden estornudar, sudar o soñar. Otros se quejan de alguna enfermedad renal, pero, además, imaginan otras muchas. Esto es lo que he visto que le ocurrió a cierto noble que se torturó casi continuamente durante cuarenta años con este tipo de pensamientos y utilizó muchos remedios y, a pesar de todo, vivió hasta muy avanzada edad. " (nos dice Platter) (citado en Stanley W. Jackson. Historia de la melancolía y la depresión. Yale University London. (1.986))



- Robert Burton (1577-1640), inspirado en las autoridades renacentistas  Laurens y Platter, hace repaso detallado en su magna y enciclopédica obra: "The Anatomy of Melancholy", Capítulo dedicado a "la melancolía hipocondriaca ventosa".

"los síntomas son "tan ambiguos", que es extraordinariamente difícil determinar "la parte afectada" . Aunque el miedo y la tristeza son síntomas comunes a este tipo de melancolía, no siempre se hallaban presentes...

...eructos fuertes, indigestiones, calor en el intestino, ventosidades y ruidos, apretones fuertes, dolor de tripa y de estómago a veces, sudor excesivo en todo el cuerpo, ..Les cantan los oídos, les vienen ataques de vértigo y mareo, sueños turbulentos, sequedad, delgadez, sudores por cualquier cosa,...a veces les duelen los hombros y la espalda, sienten como un sobresalto por todo el cuerpo, temblores súbitos, palpitaciones en el corazón, y ese dolor en la boca del estómago que les hace pensar que es el corazón lo que les duele; a veces siente sofocos, falta de aliento, pulso fuerte, desvanecimientos. (Anatomy, págs. 350-251) 



- Thomas Willis (1621-1675) "Tract of convulsive diseases"

- Thomas Sydenham (1624-1689) . En  "Epistolary Dissertation to Dr. Cole" 

    Equipara las " enfermedades histéricas " a las hipocondriacas.

- Friedrich Hoffmann (1660-1742) 

    "la pasión histérica, dice Hoffmann, es tenida por equivocadamente por varios autores por equivalente de la enfermedad hipocondriaca, o solo diferente según el sexo, y no por su naturaleza..de manera que la primera solo ataca a las mujeres y la segunda a los hombres",..

- Herman Boerhaave (1668-1738) . en sus Aforismos y comentarios de Swieten (1700-1772) .

"enfermedad hipocondriaca sin materia ofensiva"

Todo su sistema nervioso es tan movible o irritable, que incluso por los más débiles impulsos de la mente les producen grandes opresiones, movimientos convulsivos, dolores y demás,...Tales personas se ha venido llamando generalmente hipocondriacas si son hombres, e histéricas si son mujeres, siendo la misma enfermedad, que en ellas se ha adscrito erróneamente a la matriz,...Esta enfermedad surge sólo de una gran debilidad o irritabilidad de los nervios que produce una desordenada distribución de los espíritus (IX, pág 185-186)

 (citado en Stanley W. Jackson. Historia de la melancolía y la depresión. Yale University London. (1.986))



En 1771, Bernard de Mandeville (1670?- 1733) en su obra: "A treatise of the Hypochondriack and Hysterick Passions". 

(Un Diálogo para enseñar a otros pacientes)

"Desórdenes nerviosos" (lo que hoy llamaríamos "no psicóticos")

Partiendo de un "ardor de corazón", "calores en el rostro", "gases y eructos ácidos",..el hipotético paciente va desarrollando toda una profusión de síntomas..(estreñimiento, vértigos, ..) y "cuando la enfermedad se le mete en la cabeza",..insomnio grave y sueños aterrorizantes,..con los años se convierte en un "Hypochondriacus Confirmatus"  que iba de médico en médico. 

Una tremenda preocupación..."tanto con la mente como con el cuerpo". Así dice el paciente: "estoy lleno de dudas y de miedos, me he convertido en un ser quejumbroso y lleno de miedos, irresoluto, suspicaz, todo me ofende, y cualquier tontería me pone furioso"..

"Las pasiones hipocondríacas e histérica proceden de un mismo origen" 

"la Passio Hypochondriaca" como la enfermedad de los sabios" (sin admitir el papel del bazo, u otra víscera digestiva)

-Entre las causas "procatárticas" (que predisponen): "el ejercicio exagerado del cerebro y el exceso de trato sexual". 

- Causas accesorias o "Concomitantes": la pesadumbre, cuidados y preocupaciones, y desengaños exagerados" ..Así como "apoyar el estómago y Praecordia (región precordial) contra libros grandes, pupitres o mesas" (como ocurre con los estudiosos de las bibliotecas)

Variabilidad del cuadro clínico: "Todavía no se ha visto dos casos de hipocondría exactamente iguales" . Aquellos que padecen "Hypo como Vapores", nunca admiten que los demás puedan estar tan enfermos como ellos, y en cambio se sienten tremendamente ofendidos si se desatiende lo más mínimo su indisposición" (pág 264)



- Richard Blackmore (1653-1729), en su tratado: "Bazo y los vapores o afecciones hipocondríacas e histéricas".  Esencialmente  "enfermedades nerviosas" .

Este "Proteus, esta Enfermedad - Actitud, puede tomar la forma y figura, y el papel de muchas otras de diversas denominaciones" (Treatise, pág. 16) . "Esta enfermedad..va acompañada de un largo reguero de quejas y de una triste diversidad de sufrimientos" (pág. 16-17)

¿Quiénes pueden ser especialmente propensos a esta "Hipocondría"?

"los hipocondríacos son, en su mayoría, delgados, poco musculados, de complexión pálida, casi lívida, y saturninos, y un aspecto sospecho y severo; muy similar en su temperamento y disposición, siendo tales personas muy escrupulosas, quisquillosas, caprichosas y difíciles de agradar.." Los nativos de estas islas (Inglaterra) son especialmente propensos a estos desórdenes. "el esplín inglés"

¿La causa de esta hipocondría? ....¡¡ya no está en el bazo, todavía en el estómago,..pero  "un movimiento irregular y perturbado de los espíritus, y la irritable disposición de los nervios"...

    Dando por supuesto una constitución débil y delicada del sistema nervioso, y una actividad y finura fuera de lo normal de sus contenido, ..al recibir determinadas impresiones..Así, por ejemplo, si son perturbados o agitados por algún humor excesivo que habite en el cerebro, o cualquier impresión violenta que les venga del exterior, de cualquier objeto sorprendente, pues ocurre frecuentemente que, al conocer alguna noticia desagradable, algún accidente triste, algún grito repentino, o el mero abrir una puerta, o por que se presenten a la fantasía o imaginación ideas desagradables o terroríficas, estando el paciente despierto o dormido, se estimulan los espíritus y son empujados a movimientos confusos, ..rompiendo sus conexiones, desordenándose,..producen los síntomas enumerados, relativos a la cabeza....(pág.30)

-Íntimamente emparentadas la hipocondría con la melancolía..

"evidentemente los límites y divisiones que unen y diferencian los más graves desórdenes hipocondríacos e histéricos, y los melancólicos, lunáticos, y de frenesí son tan finos que son difíciles de distinguir y establecer las fronteras dónde termina uno y empieza otro"..Pero la melancolía, sería el más grave, y trae consigo: "tristeza, aflicción y miedo" y graves delirios de la imaginación y de la razón...(citado en Stanley W. Jackson. Historia de la melancolía y la depresión. Yale University London. (1.986))



- George Cheyne (1671-1743). "The English Malady". (la enfermedad inglesa) ..un "tratado de "enfermedades nerviosas",..sobre el splin, los vapores, los bajos ánimos, los desórdenes hipocondríacos y los histéricos"..("the Englixh Spleen")

-"el primer grado":  aquellas enfermedades llamadas como "vapores" y "esplín"

 "Los síntomas , pues, además del decaimiento de los ánimos, son gases, eructos, bostezo, ardor de corazón, ruidos en las tripas, dolor boca estómago,..en ocasiones una inflamación...en el estómago que se nota especialmente en el sexo; frio o escalofríos en las extremidades y en ocasiones calores, ardor en las manos y en los pies, sudores fríos y húmedos, desmayos, y mareos,...deposiciones a veces estreñidas, a veces blanda y viscosas, una sensación como si te echan un agua fría en el cuerpo, dolores de cabeza, detrás y encima de los ojos, ..un ruido,..en los oídos; bostezos y desperezamiento, en ocasiones somnolencia y letargo, en otras vigilia e intranquilidad,..Algunos no tienen más que algunos de estos síntomas, y otros tiene todos ellos, y otros muchos más..(pág 197-198) .- Menciona el signo de Sydenham,... "uno de los síntomas más desalentadores, ..una frecuente descarga de agua pálida y clara por la orina".

- "El segundo grado de la hipocondría"...para C. Cheyne:

...en lugar de un decaimiento del ánimo, una melancolía profunda y fija, imágenes extraviadas e ilusorias en el cerebro, e inestabilidad y falta de fijación en las operaciones intelectuales,. pérdida de la memoria, desesperación, horror, vértigo, desvanecimientos, con vómitos de cólera amarilla, verde o negra, en ocasiones incontables ataques de risa, alegría, saltos y bailes; en otras, llantos, penas y angustias, que terminan en ataques hipocondríacos o histéricos (convulsivos) y desmayos, que dejan modorra, letargo, y unos ánimos extremadamente decaídos durante un tiempo (pág. 199) .

- "El tercer estado" para Cheyne, sería una enfermedad mortal e incurable, como hidropesía, ictericia negra, tisis, perlesía, epilepsia, apoplejía,..etc.(página. 200)



- En 1764, Robert Whytt (1714-1766), nos describe la hipocondría: 

    "sobre aquellos desórdenes que han sido tratados por diversos autores con los nombres de flatulentos, espasmódicos, hipocondríacos, o histéricos", "que han pasado a llamarse "nerviosos".. los médicos adjudican el carácter de "nervioso" a todos aquellos desórdenes cuya naturaleza y causa ignoran".  "hay pocos trastornos que en sentido amplio puedan llamarse "nerviosos", ..sólo aquellos debidos a una delicadeza poco común o a una sensibilidad fuera de lo natural de los nervios, en personas que tienen esta constitución,..cuyos rasgos clínicos son:

 (citando a Sydenham)..."ni las formas de proteo ni los colores del camaleón son más numerosos ni inconstantes que las variantes de la enfermedad hipocondríaca y la histeria; así que los síntomas morbosos que se han calificado de nerviosos son tantos, tan variados y tan irregulares que sería extremadamente difícil tanto  describirlos como enumerarlos en su totalidad. Imitan los síntomas de casi todas las demás enfermedades. (Works, pág 530) 

    De los síntomas  más comunes y notables, incluidos "gases en el estómago y los intestinos, acedia", "sensación no dolorosa, incómoda, en estómago, acompañada de decaimiento del ánimo, ansiedad y en ocasiones gran timidez",..."calambres y movimientos convulsivos de los músculos",..."largos desfallecimientos", "palpitaciones o temblores del corazón"..dificultades respiratorias, con "bostezos, hipos, suspiros frecuentes, y sofocos", vértigos, dolores de cabeza,...."ataques de llanto y risas convulsivas",..ocasionales perturbaciones de la vista , el oído, o el gusto,...

    "vigilias obstinadas, acompañadas de una intranquilidad indescriptibles, ..sueño perturbado, sueños aterrorizadores, pesadillas,..otras veces modorra y exagerada inclinación a dormir, miedos, mal humor, tristeza, desesperación, y otras veces buen ánimo; ideas fugaces, mala memoria, fantasías ridículas; extrañas creencias de que padecen enfermedades que no tienen para nada, imaginando en sus quejas que son tan peligrosas como insoportables las encuentran ellos; con frecuencia se enojan con aquellos que quieren convencerlos de su error"...(página. 530-532) . Tres clases de pacientes.

1, simplemente nerviosos: a causa de un susto, una pena, una sorpresa u otras pasiones; y a causa de lo que quiera que irrite grandemente o afecte desagradablemente a las partes más sensibles del cuerpo.

2. Los histéricos: aquellos que igual de ser propensos a los anteriores desórdenes, están casi siempre con indigestión, flatulencias estómago e intestino, un nudo en la garganta, el clavus hystericus, mareos, dolores de cabeza, frio en su parte posterior, suspiros frecuentes, palpitaciones, inquietud, ataques de insalivación u orina pálida, etc...

3. Los hipocondríacos: con decaimiento, pensamientos desagradables, sueño intranquilo,.etc...

Aquellos "largamente afligidos por esta enfermedad, caen en ocasiones en la melancolía, en la locura".




-William Cullen (1710-1790) Origen del término "Neurosis" 

Recordamos sus cuatro tipos de  "Desórdenes nerviosos o neurosis":

a) Comata (privación de los movimientos voluntarios)

b) Adynamie (privación del movimiento involuntario, tanto vital como natural)

c) Afecciones espasmódicas.

d) Vesanie. (desórdenes de las funciones intelectuales).

"La hipocondría o afección hipocondríaca, comúnmente llamada vapores o decaimiento del ánimo".

    Un estado mental, caracterizado por: languidez, indiferencia o falta de resolución o actividad respecto  de todo tipo de acto; tendencia a la seriedad, tristeza y timidez; presunción de que siempre va a ocurrir lo peor y lo más desgraciado con respecto a hechos venideros; y de aquí que, sin base alguna o con muy pequeña, teman siempre el peor de los males. 

    Tienen especial preocupación por su estado de salud, incluso al menor cambio de alguna sensación corporal; quizá mínima, intuyen un enorme peligro, incluso mortal. Con respecto a todos estos sentimientos y aprensiones tienen normalmente una fe y convencimiento inquebrantables. (pág 385).  (citado en Stanley W. Jackson. Historia de la melancolía y la depresión. Yale University London. (1.986))




- Thomas Arnold (1742-1816), discípulo de Cullen, enfoca y clasifica los desórdenes hipocondríacos en sus "Observaciones on the Nature, Kinds, Causes, and Prevention of Insanity" 

 La  INSANIA HIPOCONDRIACA: (mejor que el DSM-IV y el DSM-5) ¡¡ esto es clínica ¡¡

    "el paciente está continuamente atormentado por su estado de salud, tiene una serie de sensaciones desagradables y a veces dolorosas, a las que atiende continuamente con gran ansiedad, y que rara vez puede apartar de su pensamiento, ni para trabajar ni para divertirse. Su miedo y su ansiedad son tales que en el mejor de los casos indican una imbecilidad mental irracional e insana; y frecuentemente le llevan a imaginarse amenazado por espantosas enfermedades que únicamente existen en su imaginación.

    "Algunos, cuando la enfermedad ha ganado terreno y están altamente exasperados, cuando el imparable darle vueltas a su desgraciado estado y a sus miserables aprensiones les produce un abatimiento y una aflicción mentales habituales, se ven afligidos por una constante impresión de melancolía que ni las ocupaciones ni las diversiones pueden vencer; y, sin embargo, no pueden justificarla con ninguna causa determinada, y que no parece tener objeto fijo y determinado, ...y experimentan una perpetua depresión de los ánimos, un taedeium vitae que les aniquila toda capacidad de goce y, frecuentemente, en medio de toda una profusión de bendiciones terrenales, les convierte la vida en una carga insoportable de la que la muerte les da una perspectiva de alivio.

    "Conforme continúa y aumenta, la vida se va haciendo cada días más intolerable; y se quejan de las frecuentes tentaciones que sienten  de destruirse a sí mismos, acabando con una situación miserable en la que no sólo no tienen la más mínima esperanza de felicidad, sino que experimentan hora a hora un aumento de la peor de las desgracias, y todavía peores aprensiones para el futuro. Tales tentaciones reaparecen con mayor frecuencia y violencia conforme el desorden se va haciendo más fuerte, y con demasiada frecuencia terminan en suicidio.

Para Th. Arnold, esta "insania hipocondriaca" es en esencia la misma forma clínica que la "melancolía hipocondríaca". 

-La "hipocondría simple no acompañada de insania": "los grados más bajos de la hipocondría, antes de que las ideas erróneas se hagan especialmente absurdas, invariables e intensas, las denomino meros desórdenes físicos aflictivos que afectan tan poderosamente, y son especialmente adecuados para descomponer y perturbar la mente. Para éstos dejo el nombre clásico, y muy general, de morbus hypocondriacus, o malum hypochondriacum o hypocondriasis. (sic) 

 



Otro discípulo de Cullen, Benjamin Rush (1745-1813) describe la hipocondría como:

 - "partial derangement"  o insania parcial, que afecta sólo a las propias personas, sus asuntos o situación sólo del paciente, y va acompañada de angustia.

- "Hypochondriasis o tristimania". En la mente predomina la angustia, cuyas causas son numerosas y de carácter personal. (entre ellas, ideas delirantes degradantes para el paciente). Además, tales pacientes son "quisquillosos y a veces irritables...Se pelean con sus amigos y parientes. Cambian de médico y de remedios, y algunos frecuentemente de domicilio. Aparecen como síntomas más extremos:  desesperación, deseos de morir e incluso suicidio.  Rush parece ver esta enfermedad dentro de un continuum de gravedad

Hipocondría  y onanismo: "el onanismo como causa de locura:  “produce debilidad seminal, impotencia, disuria, tabes dorsal, tuberculosis, dispepsia, pérdida visión, vértigo, epilepsia, hipocondriasis, pérdida memoria, mamalgia, estupidez  y muerte”.

B. Rusch,  “Medical Inquiries and Observations upon Diseases of the Mind”. (1812)

 



 - Neurastenia de Beard (1839-1883) y Neurosis de S. Freud (1856-1939)

1.     Beard, G (1869). "Neurasthenia, or nervous exhaustion". The Boston Medical and Surgical Journal: 217–221.

2.    A practical treatise on nervous exhaustion (neurasthenia ...

archive.org › eBook and Texts › American Libraries

 


- S.Freud (1895) : "La neurastenia y la neurosis de angustia" (sobre la justificación de separar de la "neurastenia" la "neurosis de angustia".

"la impresión de fatiga física, las cefaleas, la dispepsia, la constipación, las parestesias espinales, el empobrecimiento de la actividad sexual. Incluida al inicio junto a la neurosis de angustia, y busca su etiología en un funcionamiento sexual incapaz de resolver en forma adecuada la tensión libidinal (masturbación).



- Etienne-Jean Georget (1795-1828) y

-  J, Pierre Falret (1794-1870). (De l¨hypochonrie et du suicide..Paris, 1822)

    Hypochondria sine materia vs. hypochondria cum materia.

    Enfermedad de origen nervioso caracterizada por conciencia y ansiedad morbosa por la salud y las funciones físicas.

    -Como síntoma en grado leve, es característica de ciertos temperamentos y estados de debilidad del sistema nervioso; pero en su grado extremo es un síntoma de insania, y con frecuencia constituye el principal factor de diagnóstico de la insania hipocondriaca o melancolía hipocondriaca.

    -Está estrechamente relacionada con la melancolía, con su depresión de los espíritus y su concentración de la mente en uno mismo, pero difiere de ella en que el melancólico está absorto en sus propios pensamientos, frecuentemente indiferente ante su propia salud y alimentación, mientras que el hipocondríaco está constantemente ocupado en la consideración de sus sensaciones corporales. Éstas pueden ser vagas o generales, o fijadas en un órgano determinado.

     -El hipocondríaco lee literatura médica, consulta a diversos médicos, examina sus propias secreciones, teme esta o aquella complicación, analiza y exagera todos los más pequeños síntomas, es consciente de su digestión, su respiración, su circulación, se administra innumerables remedios que rápidamente cambia por otros. Puede tener claras ideas delirantes acerca de la causa específica de su mala salud, pero también puede no tenerlas y estar simplemente absorto en las sensaciones y los desastres de su propio cuerpo.  (Joseph Jastrow, "Hypochondria"  1901)

    -Como síntoma, aparece en muchas formas de enfermedad mental. Es muy común en las depresiones, sobre todo en las formas de periodo involutivo. También aparece como parte del síndrome esquizofrénico, en que las ideas hipocondriacas son totalmente grotescas. 

    -En algunos casos la hipocondría es de origen histérico, y con no poca frecuencia lo que en un examen superficial parece ser hipocondría es en realidad un estado de ansiedad crónica. 

    -Pero en algunas ocasiones la convicción y preocupación hipocondriaca se presenta sin que sea posible demostrar que forma parte de ninguno de los síndromes mayores.  (D.K. Enderson y R.D. Guillespie, A text Book of psychiatry. ..London, Oxford University Press, 1927, pág 90.) 

 


Full text of "Histoire philosophique de l'hypochondrie et de l'hystérie" Texte intégral en ligne


En 1833 Dubois d’ Amiens en su "Histoire philosophique d l’hypocondrie et de l’hysterie"  definió a la hipocondría como: 

 

    -Monomanía muy clara, que se distingue por una preocupación dominante especial y exclusiva, o por un temor excesivo y continuo a enfermedades extravagantes e imaginarias, o por la íntima convicción de que las enfermedades, reales en verdad, pero siempre imprecisas, solo pueden terminar de una manera funesta (p. 277). 


            

 - Paul Briquet (1796-1881)

Como psiquiatra, estudió la patología funcional de sus pacientes, del Servicio de Medicina en La Charité: « padecimientos histéricos »

 “para dejar en paz mi conciencia, decidí estudiarlos concienzudamente ».

Durante más de 12 años, reunió 430 pacientes « histéricos », consideró el trastorno como « una neurosis de la porción del encéfalo encargado de recibir las impresiones afectivas y sensaciones », « una enfermedad dinámica » que afecta y modifica la totalidad del organismos.


 En 1858 publicó sus observaciones sobre la histeria, en « Traité clinique et therapeutique de l’hysterie », un hito insuperado de la clínica o 

-Describió en 1857 lo que se llamó la Ataxia de Briquet , un cuadro de ataxia de origen histérico, caracterizado por pérdida de las sensibilidades superficiales y profundas : la ataxia - analgésica histérica.


-“Enfermedad de Briquet” (Briquet’s Syndrome (somatization disorder del DSM-IV TR) 

        Briquet Pierre. Traité clinique et thérapeutique de l'Hystérie.  Facsimilé de l'édition Baillière 1859. Paris. Théraplix. 1974.




Los Enfermos Imaginarios en la literatura europea. 

Los Enfermos Imaginarios - Reflexiones acerca de la hipocondría   (excelente trabajo histórico) 

 Autora: Agostina Florencia Ilari Bonfico

Miguel de Cervantes (1547-1616) . Novelas ejemplares:  "El licenciado vidriera" (de 1613) 

  'Quedó sano y loco de la más extraña locura que hasta entonces se había visto. Imaginose el desdichado que era todo de vidrio' 

    El estudiante Tomas Rodaha marcha a Salamanca a estudiar acompañado de un noble y allí se licencia con honores; viaja por diversas ciudades de Italia, pero pierde la razón a causa de una pócima de amor. Cree tener el cuerpo de vidrio y ser sumamente frágil, por lo que se obsesiona con la idea de romperse en mil pedazos. Sin embargo, su agudeza es sorprendente, y todos le consultan a modo de consejero. Finalmente recobra el juicio, pero ya nadie le contrata ni va a verle. 

ver: La estructura psicológica de «El licenciado Vidriera» de Cesare Segre. 


- Molière (1622-1673) 

El 17 de febrero de 1673, Jean-Baptiste Poquelin, " Molière" , caracterizaba a Argante, el protagonista de su obra "El enfermo imaginario". En esta obra, Molière presenta a un tipo de enfermo, que él define como imaginario: aquel que estando totalmente sano se siente enfermo, se cree débil y lleno de achaques y se cuida al mismo tiempo que se hace cuidar extremadamente para aliviar esos males que imagina. Y exige que todos los que viven junto al giren alrededor de su enfermedad.

En la primer escena, Argante aparece solo en su cuarto, sentado, pasando en limpio las cuentas del boticario. (de personalidad obsesiva). En su primer monólogo, hacia el final del mismo, se le escucha decir: 

  (...) Resulta, pues, que en el mes corriente he tomado... una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve medicinas; más una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once y doce lavativas; mientras que en el mes anterior fueron doce medicinas y veinte ayudas. ¡Ahora me explico por qué no me encuentre este mes tan bien como el pasado!  Se lo diré a Purgon [médico del protagonista] para que me regularice el tratamiento. (p. 10)

Diálogo entre Argante y Berlado, hermano del enfermo imaginario.

¡¡ Nada ofende más al hipocondríaco que tanto los médicos como sus pares lo encuentren en perfecto estado de salud ¡¡ :

-Berlado: Pero ¿es posible que te emperres en vivir zarandeando por médicos y boticarios, y que quieras estar enfermo en contra de la opinión de todos y de tu misma naturaleza?

-Argante: ¿Qué me quieres decir con eso?

-Berlado: Quiero decirte que no conozco hombre más sano que tú y que no quisiera más que tener una constitución como la tuya. La prueba más palpable de lo bueno que  estás y de que tienes un organismo perfectamente sano, es que, a pesar de todo lo que has hecho, no has conseguido quebrantar lo saludable de tu naturaleza no has reventado con tanta medicina.

-Argante: ¡Gracias a ellas vivo, querido hermano! Y mil veces me ha repetido el señor Purgon que soy hombre muerto con que deje de atenderme más de tres días.

-Berlado: Pues si no pones coto, tanto te atenderá que te enviará al otro mundo. (p. 88)




 Psicogenia y psicoanális en la historia de la hipocondría: 

-  S. Freud.    Caso 4. Historial de Isabel de R. (1892).

    Freud relata la actitud de un enfermo hipocondríaco durante la consulta con el médico. Lo describe angustiado, concentrado en sus explicaciones: Como si estuviera ocupado con un difícil trabajo intelectual, muy superior a sus fuerzas. La expresión de su rostro es tensa y como deformada por el imperio de un afecto penoso; (…) lucha para encontrar las palabras, rechaza cada definición que el médico le propone para sus dolores, (…) opina que el lenguaje es demasiado pobre para prestarle palabras a sus sensaciones, y estas mismas son algo único, algo novedoso que uno no podría describir de manera exhaustiva, y por eso no cesa de ir añadiendo nuevos y nuevos detalles; cuando se ve precisado a interrumpirlos, seguramente lo domina la impresión de no haber logrado hacerse entender por el médico. Esto se debe a que sus dolores han atraído su atención íntegra.  (en este caso clínico, Freud valora en la paciente la belle indifférence de los histéricos, la Neurastenia y sus zonas histerógenas )

 S. Freud. Obras completas, Tomo I, (p. 108). Biblioteca Nueva, 4º Ed.

 

- En Nuevas observaciones sobre las neuropsicosis de defensa. B) Esencia y mecanismo de la neurosis obsesiva.

    Freud se refiere a la ansiedad hipocondríaca como un retorno deformado del "autorreproche" por las conductas sexuales infantiles, propias de las Neurosis Obsesivas.  La naturaleza de la Neurosis Obsesiva puede ser expresada en una fórmula simple: las representaciones obsesivas son siempre reproches mudados, que retornan de la represión y están referidos siempre a una acción de  la infancia, una acción sexual realizada con placer (…) (el periodo de "la inmoralidad infantil")

    El afecto correspondiente al reproche puede transformarse por medio de un incremento psíquico en cualquier otro afecto displacentero. Sucedido esto, nada hay ya que se oponga a que el afecto sustitutivo se haga consciente. De este modo el reproche (de haber realizado en la niñez el acto sexual de que se trate) se transforma fácilmente en vergüenza (de que otra persona lo sepa), en angustia hipocondríaca (por las consecuencias físicas de aquel acto), en angustia social (a la condenación social del delito cometido), en angustia religiosa, en deliro de ser notado (forma paranoide) (…), en angustia de tentación (fobia impulsiva) (…) . Muchos casos de "hipocondría vulgar" (neurasténica) pertenecen a este grupo de afectos obsesivos.

(Obras completas, Tomo I (p. 289-293). Biblioteca Nueva, 4º Ed)

 

"On Narcissim: An introduction" (1914)  en Introducción del narcisismo ,

(Obras completas, Tomo I (p. 289-293). Biblioteca Nueva, 4º Ed) (pág 2017-2033

    ¿influencia de la enfermedad orgánica sobre la libido? (sigo al Dr. S. Ferenczi, nos dice Freud) 

     El individuo aquejado de un dolor o un malestar orgánico cesa de interesarse por el mundo exterior, en cuanto no tiene relación con su dolencia. ¡¡ También retira de sus objetos eróticos el interés libidinoso, cesando así de amar mientras sufre. El enfermo retrae a su "yo" sus cargas de la libido para destacarlas de nuevo hacia la curación. ("concentrándose está su alma en el estrecho hoyo de su molar", cita al poeta W. Busch, que padece dolor de muelas.

    La hipocondría -según Freud- se manifiesta, como la enfermedad orgánica, en sensaciones somáticas penosas o dolorosas. 

    -El hipocondríaco retrae su interés y su libido de los objetos del mundo exterior y los concentra ambos sobre el órgano que le preocupa. 

    -En la hipocondría las sensaciones dolorosas no tienen su fundamento en alteraciones comprobables.  Nos advierte Freud: "de acuerdo con nuestra apreciación general de los procesos neuróticos, podemos decidirnos a afirmar que tampoco en la hipocondría deben faltar tales alteraciones orgánicas. ¿en qué consistirán, pues?".

    -"Asigno la hipocondría en un tercer lugar entre las neurosis actuales, al lado de la neurastenia y la neurosis de angustia" (sic) 


-La hipocondría como un alteración de la distribución de la libido: Erogeneidad y zonas erógenas.

    La "erogeneidad"  como la facultad corporal, ¡ de cualquier parte del cuerpo¡, de enviar a la vida anímica estímulos sexualmente excitantes, y las "zonas erógenas", que pueden hacer una representación de los genitales y sustituirlos en el placer sexual.  Las alteraciones en la "erogeneidad"  en los órganos, podría tener por efecto una alteración en la carga de la libido del "yo",..en la hipocondría.

    ¿por qué tal estancamiento de la libido en el "yo" ha de ser sentido como displacentero?. (se pregunta Freud) 

    ¿Por qué la vida anímica se ver forzada a traspasar las fronteras del narcisismo e investir de libido objetos exteriores? ¡¡ cuando la carga libidinal del "yo" sobrepasa cierta medida (nos dice Freud) . 

    Un intenso egoísmo protege contra la enfermedad; pero al fin y al cabo, hemos de comenzar a amar para no enfermar y enfermamos en cuanto una frustración nos impide amar. (cita los versos de Heine que hace de la psicogénesis de la Creación)



y de las concepciones clásicas de la hipocondría a los estudios psicopatológicos de H. Ey.

y a la Reivindicación de La hipocondría: La psicopatología contra el DSM-5 




¡¡ Esto no lo encontrarás en el DSM-5 ¡¡ 

Por la reivindicación de la clínica, la psicopatología descriptiva y la fenomenología.



Dr Día Sahún José Luis. 

Seminarios de psicopatologia descriptiva y fenomenología. 

    jldiasahun@gmail.com    

 

Comments