fenomenología de la corporalidad y de la imagen corporal.

Karl jaspers y J.L. Día.

"Propped " y "Olympia". Obras de la pintora y artista de la corporalidad Jenny Saville.

"Fenomenología de La conciencia corporal". (en homenaje a Karl Jaspers).

Docencia residentes mir y pir psiquiatría y psicología de Aragón


-Historia de la Hipocondría.

-Reivindicación de La hipocondría: La psicopatología contra el DSM-5

- La Hipocondría y la neurosis hipocondriaca. (según texto clásico de W. Griesinger)

- Definición de hipocondría, hipocondría reivindicativa y siniestrosis.

- Historia y actualización de la dismorfofobia o delirio de fealdad corporal

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ver. Fenomenología la “Conciencia del Yo”.

a) Fenomenología de la Conciencia del yo. K. Jaspers

b) Psicopatología del yo. Repaso textos de R. Ogara, A, Sánchez.

c) La conciencia del yo. Del Cogito ergo sum de Descartes a "la angustia existencial" de Sartre.

d) Conciencia de Sí. Estudio de la obra de R. D. Laing. "el yo y los otros".


ver: XV jornadas psiquiatría H. Miguel Servet 2010. PSICOSOMÁTICA Y PSICOPATOLOGÍA CORPORALIDAD.

“Mi propio cuerpo es consciente para mí, así como mi existencia”

“Al mismo tiempo, lo veo con los ojos y lo toco con las manos”

“La única parte del mundo sentida por dentro y percibida en su superficie.”

“Es un objeto para mí, y yo soy ese cuerpo mismo,....


- Jean Starobinski. (Breve Historia de la Conciencia del Cuerpo).

La conciencia corporal como primera revelación:

“Supieron que estaban desnudos” (Génesis, 3, 7). Y de allí en adelante, el cuerpo nunca más pudo ser ignorado”


En otro tiempo el alma miraba al cuerpo con desprecio: el alma quería el cuerpo flaco, feo, famélico. Así pensaba escabullirse del cuerpo y de la tierra. ¡Oh!, también esa alma era flaca, fea y famélica: ¡y la crueldad era la voluptuosidad de esa alma!

Mas vosotros también, hermanos míos, decidme: ¿Qué anuncia vuestro cuerpo de vuestra alma? ¿No es vuestra alma acaso pobreza y suciedad y un lamentable bienestar? En verdad, una sucia corriente es el hombre. Es necesario ser un mar para poder recibir una sucia corriente sin volverse impuro.

Nietzsche. Así habló Zaratustra, Alianza, Madrid 1981, 9ª ed., p. 34-36.


M. Merlau-Ponty: Fenomenología de la percepción.. Ed. Penínula 4ª ed. « Phénoménology de la perception ». Ed. Gallimard 1945.

-El cuerpo vivido o cuerpo-sujeto: "Yo soy un cuerpo", diferente de "yo tengo un cuerpo".

¿Es nuestro cuerpo un objeto más?. ¡Un objeto que no me deja¡

¿Se puede comparar a otro objeto físico, de nuestro espacio exterior?: ej: Una lámpara, una mesa, un busto o escultura (Pigmalion)?

¿Mi relación con los objetos externos y con mi propio cuerpo?: intencionalidad, espacialidad y temporalidad.

¡“Me aproximo y alejo al objeto en mi campo visual, lo manipulo y abarco en su totalidad”

El abarcar de la mirada el objeto: el objeto exterior, también me oculta siempre un lado. ¿puedo dominar al objeto exterior como a mi cuerpo?.

¿puede desaparecer mi cuerpo como objeto?.- ¡¡ hacer desaparecer a mi cuerpo¡¡

¡La permanencia del cuerpo en el mundo, a mi lado¡. Siempre ahí para mí. No delante de mí, no puedo desplegarlo, escindirlo de mí.

El cuerpo y sus recubrimientos. Mis desnudez y mi piel, y su recubrimiento.

Mis vestidos, como anexos de mi cuerpo, tienen un reverso.


¿observo a mi cuerpo, o soy observado por él?.

Desde mi atalaya visual, desde mi espejo, ¿desde la distancia?.

¡Me haría falta un segundo cuerpo, a su vez tampoco observable¡

Mi cabeza, mi rostro, no se ofrece a mi vista más que por la punta de la nariz, y el contorno de mis órbitas. ¿extrañeza ante la imagen especular? ¿mi cuerpo siempre es percibido por mí?. (otros me miran y enjuician mi corporalidad)

¿en caso de un déficit sensorial?. En caso de ceguera congénita.


¡ La construcción de la imagen corporal sin imagen visual ¡

La sensibilidad táctil y cinestésica

la sensibilidad visceral o “interoceptiva” y la postural o “propioceptiva

- "Mi cuerpo táctil". Si palpo con mi mano izquierda la mano derecha que toca un objeto. La mano derecha que toco, objeto para mí, no es la mano que toca el objeto,

En cuanto ve o toca el mundo, mi cuerpo no puede ser visto o tocado. “Me abrazo con mis manos, enlazo mis manos y me abrazan, me dan su mano”

-La cenestesia de mi corporalidad (superficial o profunda), acto único e intransferible.


Desde la fenomenología:

a) El cuerpo humano como el “cuerpo-objeto”, la entidad física que puede ser percibida por uno mismo y por otros, y el “cuerpo-vivido”, que es la experiencia inmediata del propio cuerpo, tácitamente experimentado (o vivido) en una perspectiva de primera persona.

b) El “cuerpo-vivido” origina la experiencia pre-reflexiva de la vida, el yo mínimo, el core self o ipseidad que constituye el sustento nuclear de la conciencia del yo.

ver: Psicopatología de la ipseidad y la corporalidad en la esquizofrenia cenestopática. Rubén Valle.y cols. Rev Neuropsiquiatr vol.80 no.3 Lima jul./set. 2017


¿Qué relación existe entre mi yo, mi identidad, mi self corporal y por ejemplo, el dolor de mi pie isquémico?

* "me duele el pie. Mi gangrena, y quiero deshacerme de él",

* "rechazo de la amputación por no perder mi completud corporal"


Mi cuerpo como:

- Un objeto para mí, la cosificación de mi cuerpo, un objeto domesticado, hecho a mi imagen. (ejemplo: anorexia, vigorexia, cirugía estética),

- Una herramienta para mi comunicación y seducción. (“el lenguaje del cuerpo”)

-“Mi corporalidad es una unidad, o ¿está fragmentada en pedazos?”

“mi tobillo asoma debajo de mi falda, se prolonga con mi pie, mi zapato de tacón,...y con él me siento observada”

-Mi corporalidad escindida en metámeros, apéndices, “fetiches sexuales”...

( basado en M. Merlau-Ponty: Fenomenología de la percepción)


Ejemplo del escribiente: Mi mano utiliza la pluma (desde el propio yo) o él utiliza su mano para escribir.

Sartre , Heidegger y la relación entre la conciencia y el cuerpo. "El Ser y el tiempo" (FCE, México. 1974)

- "Ser-para-sí" - designa uno de los niveles de ser: el ser de la conciencia; es decir, aquello que hay de no-objeto, de humano, en la persona, por contraposición a su realidad "cosificada".

- Diferencia radical entre al forma como siento, percibo, mi imagen corporal y la visión de los otros sobre mí, que me ven como objeto.

el "Ser-a-la-mano" (el objeto, el utensilio deja de ser un instrumento y se interioriza como una parte más de mí)

el "Ser-a-la-vista" (el instrumento se convierte en un objeto ajeno, un obstáculo en mi corporalidad)

el "ser-en-el-mundo": me siento -en el mundo- ajeno a mi propio cuerpo como objeto.

el "ser-en-medio-del-mundo" : en medio de otros objetos, de otros cuerpos, ejemplo de desubjetivación.

“La amputación de mi pierna me muestra mi incompletud” sic.

-“No me concibo con un cuerpo amputado, incompleto. Mi yo corporal no puede fragmentarse..”

-“La prótesis de mi mano, como un instrumento que aprehende los objetos, que coge a otra mano, que saluda, incluso que acaricia al otro”. (¿Prótesis autógena?)

-“Mi mano es una prótesis pasiva”, “cosmética”, “un postizo”, “como mi peluca”.

-“Mi nueva mano es mecánica, un garfio, una pinza, o incluso mioeléctrica”.

¡Mi mano, no es mi mano¡ “la mano de un cadáver que no soporto más”.


-Clint Hallam, (neozelandés 50 años), “el primer trasplante de mano -23/9/98-” pide que la amputen la mano extraña, “cadavérica” : sic "Mentalmente estoy separado de ella". "Me di cuenta de que al fin y al cabo no es mi mano”.

"Le dimos la oportunidad de su vida, y la arruinó", dijo el Dr N. Haki. del St. Mary's Hospital de Londres: "Lo lamento por él,...la selección fue muy rigurosa, pero elegimos mal el paciente". (el paciente abandonó el tto. inmnunosupresor, y se realizó exéresis mano el 3/2/2001)


Son mis manos, son parte de mí”. (El País : 20/6/08). Dr. Pedro Cavadas (Valencia, 1965) realiza un doble trasplante de mano a Alba Lucía , (tras 19 meses de tratamiento y RHB) « me siento capaz de cualquier cosa ». Mi vida en tres partes, dice Alba: Hasta los 19 años con mis manos, 28 años siguientes sin ellas, y ahora –feliz- con mis nuevas manos.


Mi rostro, mi retrato, mi sonrisa, mis muecas, mi expresión facial me identifica:

- Me reconozco en el espejo, me acepto.

- ¡No me reconozco, no acepto mi fealdad, mi complejo facial, “¿complejo físico, fealdad imaginaria, dismorfofobia?”.

- James Maki, de 59 años, el segundo trasplante de rostro ( EUA). James MaKi cayó a un raíl electrificado del metro, y fue operado el 9 de abril; Mostró el resultado en el Hospital de Boston (Massachusetts).

“ Durante dos años, no se había atrevido a salir a la calle porque la gente retrocedía al verle. La mujer del donante Joseph Helfgot, estaba en la sala durante la rueda de prensa. J. Maki se miró en un espejo. "Sólo quería ver cómo era el nuevo Jim", dijo.

“No me puedo creer que me hayan hecho tan parecido a como era”

- Así, Connie Culp desvela su nuevo rostro. (ELPAÍS.com - Madrid - 06/05/2009) "Supongo que soy yo a quien a habéis venido a ver hoy. Pero creo que es más importante que os centréis en la familia de la donante, que ha hecho posible que yo ahora pueda tener la cara de esa persona" .

"No juzguéis a los que no son tan guapos como vosotros; no sabéis qué les ha pasado, o que os podría pasar a vosotros mismos". (nos aconseja Connie Culp)


APORTACIONES TEÓRICAS DESDE LA FENOMENOLOGÍA y ANTROPOLOGÍA a la CORPORALIDAD.

-"Psiquiatría antropológica" . Otto Door. Ed. Universitaria. Santiago chile, 2º ed. 1997.)

- Marcel, G.: Etre et Avoir, Paris, Montaigne, 1955. (1)

- Ortega y Gasset, J.: "Vialidad, alma y espíritu" en Obras completas, Madrid, Revista de Occidente, 1965, Tomo II. (3)

- Zutt, Jürg. "psiquiatría antropológica". Ed Gredos. Madrid. 1973. (2)

-López-Ibor J. J.: Las neurosis como enfermedad del ánimo, Madrid, Gredos, 1996. (5)

- P. Lain Entralgo. El cuerpo humano. Ed. Espasa-Calpe. 1989. Ed, Cervantes -virtual. (4)


- “El cuerpo que tengo y el cuerpo que soy”, según Gabriel Marcel, (1)

El cuerpo en términos de vivencia subjetiva. El cuerpo un instrumento del que se sirve el yo. "Tengo mis ojos, y soy mi mirada, el cuerpo que tengo está siempre en camino hacia lo cósico, hacia el cadáver, hacia la Chrema, .. por contra, el cuerpo que soy es siempre gesto, significación y trascendencia, espíritu..."


- "antropología comprensiva" de la corporalidad. Jürg Zutt (2)

El cuerpo vivido (para Zutt) es un fenómeno ontológico, previo a cualquier reflexión.

No un objeto más entre los objetos, sino subjetividad encarnada, y su primera cualidad es su esencial referencia al mundo.

“instalado en el mundo, ante la mirada del otro”

- Polaridad extracuerpo versus intracuerpo. José Ortega y Gasset, (En Laín Entralgo. "El cuerpo humano". (4)

- El extracuerpo: el cuerpo de la anatomía y de la fisiología, objeto la farmacopea y cirugía (alejado de toda conciencia)

- El intracuerpo: el cuerpo vivido, el cuerpo que soy, fundamento de una antropología psiquiátrica.

- Neurosis como enfermedades del ánimo”. Sentimientos sensoriales, vitales, psicológicos y espirituales. Según López-Ibor (5) “

- Tener un lugar en el mundo y manifestarse en él como cuerpo que mira y es mirado, escucha y es escuchado, toca y es tocado.

(Fenomenología existencial de J. P. Sartre y cols.)

- El espacio que habita nuestro cuerpo trasciendo a su masa física u orgánica:

El cuerpo vivido está también allí donde la mirada se posa, amplia horizontes, el cuerpo toma distancia y pone límites:

Ver fundamento antropológico del habitar.

- "Habitar" es un "orden existencial" (Zutt, 1963), con rangos de intimidad.

De la lejanía, a la proximidad e incluso intimidad con el cuerpo del otro.

¿Con quién comparto mi carnalidad?. ¿Carnalidad compartida igual a intimidad?

- El ser humano como “cuerpo vivido” y “esencia itinerante”. Laín Entralgo, (4)

"Camino de la vida al encuentro con el otro”: dinámica de fuerzas, pero no físicas, sino fisiognómicas.


Julio Caro Baroja, Historia de la fisiognómica: el rostro y el carácter. Madrid: Ediciones AKAL, 1988.

Existe ciertamente una Fisionomía (...) pues hay ciertos caracteres en nuestros rostros que llevan en ellos el lema de nuestras almas, en los cuales incluso un analfabeto puede leer nuestras naturalezas (T Browne, Religio Medici, parte 2:2)

* triada del cuerpo neurótico. La Incapacidad de resistir la mirada del otro, eritrofobia, encogimiento postural:

* triada psicótica. Pérdida de la intimidad, ( ser penetrado, o poseído por la mirada del otro) y una corporalidad manipulada, en un mundo autístico, autorreferencial, persecutorio.


Modalidades de la conciencia corporal: aproximación fenomenológica.

La conciencia de la existencia del cuerpo –normalmente un fondo de la conciencia inadvertido, ni perturbador, ni alentador, sino indiferente- puede experimentar en toto alteraciones extraordinarias:

- La anestesia sensorial, la indiferencia corporal, o la negligencia corporal.

El olvido del cuerpo y la negación del cuerpo.

- “no existe mi corporalidad”, “no siento mi cuerpo”.

-“el olvido del cuerpo, un cuerpo que me es indiferente”

- ¿negación de la existencia física o corporal, nihilismo de mi corporalidad?

- Los estados de angustia: la corporalidad amenazada.

“el cuerpo como asiento de la angustia: el pánico corporal, la hipocondría”.

“señalo con mi dedo la topografía corporal amenazante, o dolorosa"

“sólo una cognición, un temor, una amenaza” (nosofobia)

- Los estados de superación del dolor a través del sufrimiento físico heroico.

“la mortificación, y el placer en el dolor corporal”. “ el masoquismo,…”

“La sumisión al dolor, sumisión a la función oral, anal, genital”

- sobrecompensación neurótica: "animal de carga".

- El cuerpo como goce sensorial en sí mismo, el éxtasis de nuestra corporalidad.

“el cuerpo asiento del gozo masturbatorio”.

“Vindicación de la genitalidad y gozo sexual”

Ver texto J.L. Día “del onanismo a la psicosis masturbatoria”

- El cuerpo rechazado, como objeto de pecado y autopunición.

“la repugnancia de la desnudez”, negar el cuerpo "físico",...

“ anestesiar la sensibilidad corporal e inhibir mis deseos sexuales”

"la genitalidad como conflicto neurótico".

(la lucha obsesiva contra la idea de pecado y corporalidad)

ocultamiento de la corporalidad” (“el hábito, la sotana, el burka”)


-El cuerpo como desacuerdo, en la dismorfofobia y fealdad imaginaria.

- La vergüenza de mi corporalidad

“la fealdad imaginaria corporal”. “el asco de mi cuerpo”.

-En la disforia de género

-“un cuerpo que no me pertenece” . “Este no es my cuerpo”.

“soy una mujer atrapada en un cuerpo de hombre” (sic)

- El cuerpo como sustituto o apuntalamiento del yo débil, en la neurosis.

*en la histeria:

“la exhibición del cuerpo como presentación del yo”.

“sexualizo mi corporalidad" , y el "lenguaje corporal”

* en la neurosis de ansiedad, hipocondría y neurosis obsesiva, mi cuerpo es asiento de mis complejos, inseguridades, miedos.

- Un cuerpo que no se reconoce como propio:

“extrañeza de mi corporalidad”. “incredulidad de mi yo corporal”.

“Sospecha de irrealidad”. ¿es real –a nivel físico- mi corporalidad?.

(extrañeza, disociación,. Hasta convicción delirante de mi identidad física)

- Un cuerpo sin dominio de mi yo, a merced de los otros.

“ellos me manejan, soy una marioneta,…

“me ponen y me quitan vísceras, o me causan dolor a su antojo..”

“penetrado por los demás”. (transparente a los demás)

(ver delirio de control, y alucinaciones corporales,...cenestésicas y sexuales)

- Un cuerpo invisible para los demás:

“no me siento mirado”. ¡¡ Ningunear mi corporalidad ¡¡ “al ser excluido por los demás, es negada mi corporalidad”.

("no soy visto por el otro, por tanto no existo para los demás").

"mirar y ser mirado", necesario para la constitución de la intersubjetividad.

(Sartre, J. P. "El ser y la nada" L´être et le néant. 1943)

-El cuerpo en armonía con la identidad de mí mismo.

“sintonía con el yo corporal”.

“no me concibo con otro cuerpo”,

“la satisfacción de mi corporalidad”.

¡El ideal de mi corporalidad estará siempre amenazado por la fealdad, la deformidad, o la mirada del otro¡.


¡el trabajo neurótico de apuntalar mi imagen corporal¡

el trabajo del psicótico para soportar su delirio corporal, de control, o alucinaciones de la corporalidad.


La corporalidad en la perversión parafílica. (sólo una anotación breve)

- Las Anomalías de elección de objeto sexual (p.ej. fetichismo, coprofilia, necrofilia, etc.,..y de finalidad (p.ej: masoquismo,..sadismo, voyeurismo, exhibicionismo, froteurismo,) suponen severa afectación en el manejo, vivencia o conciencia corporalidad.

Así, el fetichismo travestista, o la práctica del masoquismo y sadismo sexual pueden ser interpretados desde la vivencia de la corporalidad del sujeto.

- La negación de la humanidad del otro, su utilización como objeto sexual, supone una alienación del otro, una negación de su identidad.

- En la agalmatofilia (agalma, "estatua", y -philia "amor") mi deseo sexual es hacia una estatua, muñeco o maniquí, que suple al otro,. Así Pigmalión se enamoró de su estatua Galatea. (en la "Metamorfosis" de Ovidio)


"el yo perverso"

Autoerotismo y simbolismo sexual en Havelock Ellis.

Krafft-Ebing."psicopatía sexual y parafilias".

"Tres ensayos para una teoría sexual" de S. Freud.


Cuando el objeto artístico suple a la corporalidad humana .

La agalmatofilia, parafilia de deseo sexual y amor hacia una estatua, muñeco, maniquí u objeto figurativo similar.

El amor hacia una estatua: Pigmalión y Galatea.

Mediante la intervención de Afrodita, Pigmalión soñó que Galatea, su obra escultórica, cobraba vida. En la obra Las metamorfosis, de Ovidio, se relata así el mito:

"Pigmalión se dirigió a la estatua y, al tocarla, le pareció que estaba caliente, que el marfil se ablandaba y que, deponiendo su dureza, cedía a los dedos suavemente, como la cera del monte Himeto se ablanda a los rayos del Sol y se deja manejar con los dedos, tomando varias figuras y haciéndose más dócil y blanda con el manejo. Al verlo, Pigmalión se llena de un gran gozo mezclado de temor, creyendo que se engañaba. Volvió a tocar la estatua otra vez y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos". Pigmalión por Jean-Baptiste Regnault, 1786,



La muñeca de Kokoschka (creada por Hermine Moos 1918 - 1919) La muñeca representación a tamaño natural de Alma Mahler. (viuda de Gustav Mahler) Amor del Pintor y poeta Oskar Kokoschka (1866- 1960)

"Ayer envié un dibujo a tamaño natural de mi amada y le pedí copiar esto con mucho cuidado y convertirlo en realidad. Ponga especial atención a las dimensiones de la cabeza y el cuello, a la caja torácica, la rabadilla y las extremidades. Y tome en serio los contornos del cuerpo, e.g., la línea del cuello a la espalda, la curva del vientre. Por favor permita a mi sentido del tacto disfrutar en aquellos lugares donde las capas de grasa o músculo repentinamente dan paso a una cubierta fibrosa de piel. Para la primera capa (interior) porf avor use pelo de caballo fino y rizo; debe comprar un sofá viejo o algo similar; tenga el pelo de caballo desinfectado. Entonces, sobre eso, una capa de bolsas rellenas de plumón; algodón para el trasero y los senos".

"la boca de la muñeca debe abrirse así como tener dientes y lengua, adquiriendo por otro lado lujosos trajes parisinos para poder vestirla,....que cuando la vea y la toque imagine que tengo a la mujer de mis sueños frente a mí".

Mi «Mujer Silenciosa», como si fuese una persona de carne y hueso. Kokoschka llevaba consigo a "su mujer silenciosa" a la ópera, celebraba fiestas en su nombre, e incluso contrató a una doncella para que la vistiese y la atendiese.

La muñeca de Kokpschka, "mi mujer Silenciosa", creada por H. Moos


Ejemplos de la corporalidad extrema en el arte y la existencia: La locura del cuerpo .

- "Ser en el mundo" de Ellen West . (Análisis existencial de L. Binswanger)

“... mi cuerpo nunca es meramente un objeto, ni sólo una parte del mundo exterior: como pensó Wernicke, mi cuerpo es también siempre mi yo. Si deseo escapar de mi cuerpo, ocultarlo o librarme de él, entonces es que deseo escapar también de mí mismo o esconder o eliminar algo de mí mismo”.


Ellen West dividió su Existencia entre dos mundos:

a) El mundo etéreo, el mundo de los “deseos alados”, de los más altos ideales, de la libertad de espíritu (el soplo del espíritu de Sófocles)

b) El mundo sepulcral, que paraliza y amordaza, que nos oprime con su carga y con su peso. (la corporalidad y la sociedad deshumanizada)

(ver trabajo de: M. Sáenz y C. Díez-Alegría)


- Obra y vida del fotógrafo David Nebreda: “...Mi sangre y mis excrementos, mis quemaduras, mi agotamiento, mi cuerpo y su dolor, un dolor necesario y alegre, son los únicos elementos para establecer y reconocer la mitad de mi patrimonio...” . David Nebreda (1952)

- ver obra de Joel-Peter Witkin (1939, Brooklyn. N-Y). Sus fotografías sobre la corporalidad involucran temas como la muerte, la sexualidad y cadáveres (o partes de ellos) y personas como enanos, transexuales, hermafroditas o gente con deformaciones físicas.

- ver obra de: Hannah Wilke (1940-1993), the pioneering feminist conceptual artist, worked in sculpture, drawing, assemblage, photography, performance and installation. Wilke is considered the first feminist artist to use vaginal imagery in her work. http://www.hannahwilke.com/

- Gustave Courbet (1866). "El origen del mundo". Eve Ensler y su obra: "Vagina monologues".

- Jenny Saville, pintora, artista de la corporalidad, inspirada en Courbet y Lucian Freud.

Sotheby’s vendió Propped (Apoyada), por 10,8 millones de euros, el precio más alto jamás pagado (en subasta) por una artista viva. Jenny Saville’s superlative self-portrait ‘Propped


La construcción de nuestra imagen corporal.

Nuestro reconocimiento físico, y diferenciación de los demás por nuestro cuerpo.

“me reconozco ante el espejo”. “me diferencio de otros cuerpos, y comparo mi cuerpo”


- El cuerpo como objeto en la conciencia del propio cuerpo, nuestra imagen espacial, nuestro acompañante en todo movimiento físico.

- Head y Shilder (1929): las impresiones espaciales , cinestésicas, táctiles, ópticas- forman modelos organizados de nosotros mismos: nuestro esquema corporal.

- Carl Wernicke: ¡ Alumno de Th. Meynert y Carl Westphal ¡

"Grundriss der Psychiatrie" “Tratado de psiquiatría. Ed. Polemos. 1ª ed. 1996

Somatopsiquis: la conciencia del estado corporal y el esquema espacial del cuerpo.

Alopsicosis: la conciencia del mundo exterior, de la temporalidad y espacialidad.

Autopsicosis: la conciencia de la personalidad, psicobiográfica, y de identidad.


- Johann-Christian Reil en 1794 "cenestesia" y su vocablo “psiquiatría” (Psychiatrie) en 1808.

Cenestesia: como la experiencia vivida del interior del cuerpo

(en Lanteri-Laura. Les Hallucinations. Paris, Masson, 1991).

El “yo” corporal e interno. Ej: Vivencias de transformación corporal, de vísceras y órganos, de manipulación física. (alucinaciones cenestésicas)


- Ernest Dupré: la “Cenestopatía” de Dupré 1913.

Dupré E. 1925. Pathologie de l'imagination et de l'émotivité. La Mythomanie. Paris:

Dupré E., Camus P. 1907. Les cénesthopathies. L'Encéphale.

- Imposibilidad de negar la sensibilidad de nuestros sentidos.


Sensaciones específicas de los sentidos:

- de superficie corporal: térmicas, hápticas, hígricas, etc.

“Mi superficie como línea divisoria del yo”.

“Ser tocado”, “acariciado”,….sentir dolor, quemazón, frio, etc.

- del propio movimiento y de la situación en el espacio: cinestésicas y vestibulares. “La expresión de mi psicomotricidad”.

- sensibilidad profunda, de los órganos: cenestésicas.

“El silencio de mi yo físico, el silencio del contenido corporal”.

“¿Siento mis vísceras?”. ¿Se queja mi hígado?.

- lo que veo, lo que oigo, me pone en la realidad de existir.

-¿es real lo que veo?. Ver: El “mito de la caverna” de Platón

"...creo que cuerpo, figura, extensión, movimiento, lugar, no son sino quimeras de mi espíritu" (R. Descartes).

-¿y si no existo, y si lo que veo es sólo una proyección, imágenes creadas por otros?.


- Proximidad del cuerpo a la conciencia del yo: variable.

Ver “dualismo versus monismo”.

- Colin McGinn. “The Mysterious Flame: Conscious Minds in a Material World” (2000).

y su Filosofía de la mente, el problema mente-cuerpo, "misterianismo" (new mysterianism)

- G. Berkeley : empirismo. “esse est percipi” («ser es ser percibido»).


- Platón: el mundo inteligible (de las ideas, eterno, inmutable y necesario), y el mundo sensible de la materia, temporal, mudable y corruptible

“el alma encerrada en un cuerpo

"el cuerpo, -peyorativo- es la cárcel del alma"


- Aristóteles. "Acerca del alma". "el alma no puede ser sin un cuerpo (...) pero en lo que atañe a la mente y a la facultad de pensar, no tenemos ninguna evidencia, parece existir una clase distinta de alma que separa lo que es eterno de lo que es corruptible; sólo ella pude existir aislada,..."


- Descartes. Dualismo: espíritu (res cogitans) y materia (res extensa)

Descartes R. Meditaciones metafísicas. Alfaguara, Madrid. 1977. p. 23-24: "Así, pues, supongo que todo lo que veo es falso; estoy persuadido de que nada de cuanto mi memoria me representa ha existido jamás; pienso que carezco de sentidos; creo que cuerpo, figura, extensión, movimiento, lugar, no son sino quimeras de mi espíritu. ¿Qué podré entonces tener por verdadero?. Acaso eso solo: que nada cierto hay en el mundo. Pero. ¿qué sé yo si no habrá otra cosa, distinta de las que acabo de reputar inciertas, y que sea absolutamente indudable?. ¿No habrá un Dios, o algún otro poder, que me ponga en el espíritu estos pensamientos?. Ello no es necesario: tal vez yo soy capaz de producirlos por mí mismo. Y yo mismo, al menos, ¿no soy algo?. Ya he negado que yo tenga sentidos ni cuerpo. Con todo, titubeo, pues ¿qué se sigue de esto?. ¿Soy tan dependiente del cuerpo y de los sentidos que, sin ellos, no puedo ser?. Ya estoy persuadido de que nada hay en el mundo; ni cielo, ni tierra, ni espíritus, ni cuerpos, ¿y no estoy asimismo persuadido de que yo tampoco existo?. Pues no: si estoy persuadido de algo, o meramente si pienso algo, es porque soy. Cierto que hay no se qué engañador y astutísimo, que emplea toda su industria en burlarme. Pero entonces no cabe duda de que, si me engaña, es que soy; y, engáñeme cuanto quiera, nuca podrá hacer que yo no sea nada, mientras yo estoy pensando que soy algo. De manera que, tras pensarlo bien y examinarlo todo cuidadosamente, resulta que es preciso concluir y dar como cosa cierta que esta proposición "yo soy, yo existo", es necesariamente verdadera, cuantas veces la pronuncio o concibo en mi espíritu".

- El materialismo. "sólo existe la materia, y existe objetivamente, independiente de la conciencia". ¡Todas las expresiones humanas como expresiones de la materia¡ ¿Qué es la materia?. La materia capaza de tener conciencia autorreflexiva de sí misma?


- Límite entre el contenido y el continente de mi cuerpo.

¿límite de mi cuerpo?. ¿mi piel, mis vestidos, mi mente?.

¿Qué relación espacial, de proximidad entre mi "yo" y mi corporalidad?.

Representa mi apariencia física de forma fidedigna mi cuerpo y mi identidad?

¿Puedo existir sin mi corporalidad?.

¿atrapado en mi cuerpo, sin posibilidad de moverme, ni de comunicarme con los otros?

¿Una identidad ajena a mi corporalidad?. Habito un cuerpo de otro, un cuerpo prestado, un cuerpo muerto?


Caso clínico: disociación-despersonalización de la conciencia de existir y ausencia de cuerpo. (cedido por Drª A. Pascual)

Mujer, 45 años, sin historia premórbida, salvo el temor lógico a su próxima cirugía cerebral, anestesia, con temor a secuelas neurológicas y pensamientos de muerte. Tras despertar de embolización de aneurisma cerebral presenta severo estado disociativo de Cotard:

"No sé qué me pasa, es como si estuviera muerta, creo que he muerto en el quirófano o anestesia, y que todo esto es una farsa, una representación". Insiste, exige la verdad: "díganme la verdad: ¿estoy muerta?, y si ya he muerto, por favor, que me entierren ya". No quiero estar más en este cuerpo que no es el mío", Me siento como otra persona y me veo a mí misma desde fuera".

"Me traen la comida y no quiero comer. ¿para qué? ¡ Si estoy muerta¡ "

Evolución y tratamiento: tras 48 hr de tto con olanzapina 10 mgr y psicoterapia, la paciente recobra su normalidad previa.


-El movimiento, la respiración, mi latido cardíaco,..

-Se me revela mi corporalidad en el movimiento, mis cambios posturales, mi bipedestación, en el salto mi cuerpo busca su equilibrio.

- Con la respiración me hago consciente de existir y pendiente de mi ritmo cardíaco, de mis latidos, tomo conciencia del tiempo.

-Mi función digestiva, y excretora, me produce placer, otras veces repugnancia y asco.

- El sistema visceral, vegetativo, parenquimatoso, ..”me es ajeno, pero sé de su existencia”.

“mi intimidad visceral ha sido violada, maltratada, manipulada,

- Ver delirios de Cotard,

- Delirios de base corporal de A. Munro,

- Esquizofrenia Cenestopática de Huber.


“El cuerpo que tengo y el cuerpo que soy”, según Gabriel Marcel, (5)

(El cuerpo en términos de vivencia subjetiva)

- "El cuerpo un instrumento del que se sirve el yo.

- "No soy idéntico a mi cuerpo, si así fuera mi yo original, desaparecería,..

- "Tampoco ser “otra cosa” al que mi cuerpo está ligado.

¿Un ermitaño que habita un cuerpo prestado? “Mi cuerpo deja de ser mío al ser pensado”.

¿Tengo un cuerpo? ¿Soy un cuerpo? ¿Habito, poseo o me implico en mi cuerpo?

Un ser "encarnado" en la corporeidad. Un trascender hacia los demás yoes, y hacia el propio cuerpo.

-Solo lo que existe como cosa pude dejar de existir, proclama G. Marcel.

La "sombra" constituida por el cuerpo se halla ligada a la conciencia en una "comunidad indescomponible". (M. Ponty)


-¿Mi imagen especular es reflejo fidedigno de mi corporalidad?

Autorretrato de David Nebreda (nacido en Madrid 1952 - ) fotógrafo, artista, diagnosticado de esquizofrenia. Sus autorretratos reflejan su corporalidad atormentada, su ascesis y mortificación.


“Aquí estoy, yo soy así. Soy mi dolor, mi humillación. Me manifiesto a través de mis heridas, de mis excrementos y sólo cuando tengo consciencia de que eso forma parte de mí, se revela mi verdadera identidad”


Del signo del espejo (de Abely) al estadio del espejo (de Lacan) J.Mª Álvarez. en revista aen.

- P. ABELY. «Le signe du miroir dans les psychosis et dans la démence précoce». Annales médico-psychologiques. 1930. L pp. 28-36.

- J. LACAN. «El estadio del espejo como formador de la función del yo ('je') tal como se nos revela en la experiencia psicoanalítica», en Escritos 1, México, Siglo XXI. 1983.


(“El Estadio del Espejo que da paso a la estructura narcisista del yo”: la estructura narcisista en la obra de J. Lacan).

¿ Grado de satisfacción o autoafirmación ante mi imagen especular ?

- búsqueda de la conformidad a través del espejo. Para "apuntalar" mi imagen corporal.

- satisfacción narcisista plena. (feliz con mi imagen, fruto del esfuerzo neurótico de revestimiento del yo)

- insatisfacción neurótica: no se cumple el ideal del cuerpo reflejado.

- extrañeza ante el espejo. (un yo que siente su disociación, su extrañeza corporal,...)

- rechazo franco ante mi reflejo en el espejo:

“yo no soy el reflejado por el espejo”.

“imperfección, fealdad, o deformidad ante el espejo..”.

( El signo del espejo en las psicosis. Paul Abely. 1930. Traducción M. Esteban Aranáiz . Revista AEN )

- “no me reconozco en el espejo” (autoscopia negativa)

- Diálogo especular con un otro.

“al asomarme al espejo veo a otro, y dialogo con él” (paciente con D.D.P)

"da de comer a la persona que ve enfrente" (paciente con Demencia _Alzheimer)


Formas clínicas de agnosia facial:

* Prosopagnosia (Joachim Bodamer 1947) : no reconocimiento del rostro (agnosia facial ya descrita por Charcot y Hughlings-Jackson)

- forma orgánica, lesional, en lesión SNC, atrofia cerebral x demencia, con Autoprosopagnosia.

- forma endógena: propia de psicosis con delirio de Capgras, circunscrita a familiares.

- forma psicogéncia: disociativa, conversiva o histérica:

Power C, Hannigan O, et al. Prosopagnosia as a Type of Conversion Disorder. Rep Psychiatry. Epub 2018 Feb 13.

* Paraprosopia.Vivencia de fealdad del rostro en los demás”


- en psicosis endógenas: "su cara monstruosa, deforme, amenazante, era de un diablo..." (paciente con Esq.)

* Autoparaprosopia. deformidad y fealdad de la propia cara.

- en lesiones del SNC confirmadas, demencias,

- en delirios dismorficos, de fealdad facial imaginaria, en formas formas graves de Neurosis obsesiva, afectando al rostro.

- en la esquizofrenia, ver signo de Paul Abely.

- en la psicosis con delirio de control corporal: "me pone la cara fea, me arruga la frente, me envejece y deforma el rostro, para perjudicarme, por envidia de mí.." (caso clínico de JL Día )

¡¡ Soy lo que los demás ven en mí, piensan o dicen de mí ¡¡


La construcción del self corporal en relación con los otros.

La “crisis del self”. J. L. Día. s

¡ La impresión de nuestra corporalidad reflejada en los otros ¡.

Me miran y objetivan mi corporalidad.

Me confirman en mi identidad corporal, o me rechazan.

El " yo neurótico " puede sufrir una Crisis del self corporal:

En Castilla del Pino. Psicopatología. Ed. Alianza. 1982. Pág 162-163.


la Fijación corporal neurótica y su relación con el otro.

- Forma hipocondríaca, nosofóbica, la preponderancia del cuerpo enfermo como queja neurótica.

- “Dismorfofobia”, autodepreciación de belleza.

- "histeria del cuerpo": una sobrecompensación neurótica, exhibición de la belleza a cualquier precio, primacía de lo estético,..exigencia de vestir el cuerpo, de erotizar lo corporal...


la inseguridad ontológica” en la obra de R.D. Laing.

“Cuando dos personas se encuentran, existe un reconocimiento mutuo y recíproco de la identidad de cada uno”:

a) Reconozco que el otro es la persona que cree que es.

b) “Él reconoce que soy la persona que creo que soy”.

¡ "La persona que creo que soy, y la que los demás consideran que soy, coinciden en gran medida" ¡

Eterna dialéctica entre: “El self que los otros me hacen tener y el self que yo me construyo”

(aquí se incluye el self corporal, mi "imagen corporal, compartida con los otros".)


Conciencia de Sí. Estudio de la obra de R. D. Laing. "el yo y los otros".

"Dirigir a uno el rostro significa interesarse personalmente por él, ser benévolo con él" (G. Marcel)

- “mirada de burla, que confirma mi fealdad”.

* delirio olfatorio de referencia, de alusión por fealdad imaginaria...)

- “mirada de admiración, de amor " que me confirma que soy deseado / amado por el otro.

* delirio de autorreferencia, de alusión erotomaniaca,..en las delirios pasionales.

* delirio de celotipia (cuando el deseado es tu posesión erótica)


Cuerpo egosintónico con su totalidad y con sus partes.

a) Ser uno, un todo con mi corporalidad.

b) Ser distintos –distanciados- de nuestro cuerpo.

"me gusto en mi conjunto, me desprecio en mi detalle corporal"

variaciones de mi corporalidad:

_Nuestro cuerpo como un objeto extraño, meramente anatómico: p.ej: un dolor que se explora, un miembro que se amputa.

_Nuestra vestimenta, ropajes, adornos, etc. Como nuestra verdadera corporalidad.


La inseguridad del cuerpo, los "Complejos corporales", partes del cuerpo que no me gustan, un disgusto con mi cuerpo.

Apuntalar el cuerpo: en su totalidad, en la anorexia nerviosa, en la vigorexia,.

Apuntalar el cuerpo, sólo en su fealdad parcial: cirugías estéticas, etc,.

. Decorar el cuerpo: con mis tatuajes, con mis fetiches corporales.

. Castigar el cuerpo, como alivio sintomático de mi tensión intrapsíquica, mi insoportable angustia, y la necesidad de hacerme daño.

"necesito de mis cortes en mi brazo, o zonas ocultas,..mis autolesiones para reafirmarme como persona, sentirme aliviada,.." (paciente JL Día)


Nuestra conciencia corporal y limite del cuerpo.

Mi corporalidad e imagen corporal, acaba en el límite físico del cuerpo, en la superficie que cubre mi volumen.

- el bastón con el que tanteo en la obscuridad. ¿es la prolongación de mi yo?.

- la unión con un objeto: nuestro coche, etc,..¿es parte mi identidad?.

- la utilización de fetiches sustitutivos de mi cuerpo.

El espacio externo: comienza en el límite de contacto, a través de la sensibilidad dérmica, siente el contacto, el roce o el choque, con el objeto invasivo.

- Mi contorno físico marca mi volumen espacial, y ocupo un espacio.

- La proximidad, la contigüidad con el otro, “piel con piel”, no impide mi diferenciación.

a) que pude ser buscado, como valor afectivo, de seguridad, empático.

b) rechazado, el neurótico que teme tocar, abrazar, ser tocado por otro.

- mi intimidad corpórea amenazada por intromisión en mi espacio vital. (mi espacio de seguridad, de confort)


- Expansión del yo corporal hasta el infinito:

-“No tengo límites, me expando por el universo y crezco sin medida, no quepo” (Cotard con “ideas de enormidad física" o incapacidad de morir”.)

- El cuerpo del maniaco: “indestructible”, cómplice de su expansión yoica, es una prolongación de la autoestima y delirio de grandeza.

- Retracción del yo corporal: el empequeñecimiento del neurótico es sólo figurado, pero el melancólico, siente su envejecimiento corporal, sus arrugas denotan vejez prematura, siente que adelgaza, que un cáncer le come, incluso siente que su corporalidad está desaparecida, que no pesa, que se lo lleva el viento, frágil como el vidrio,...así hasta el nihilismo absoluto de su ser físico.


-Mi conciencia corporal puede librarse del espacio objetivo, de la realidad física y espacial:

- a) de forma negativa: “no siento mi cuerpo”.

Ausencia de sentimiento vital, de corporalidad.

(diferente matiz que la anhedonia, apatía, anergia de la melancolía).

- b) positivamente: Sentimiento vital de libertad: “mi cuerpo escapa de los límites físicos”, (psicosis tóxicas), o sentimientos de “volar como un pájaro” (p.ej. en la danza).

¿Puede existir la vivencia del propio cuerpo, sin la conciencia del yo previa?.


- Persistencia del esquema corporal:

a) Miembros amputados, "miembro fantasma"

caso clínico: Rise. 1921: “una pierna amputada sana”: “la pierna perdida era sentida en todos los movimientos del cuerpo, se distendía en la rodilla al levantarse, se arqueaba al sentarse, etc. Al preguntarle por la realidad, el paciente sabía que la pierna no existía ya, pero admitía una especial realidad “suya”.

Afecta a extremidades amputadas, y puede afectar tb a otros apéndices o partes cuerpo: ocular, mamas, pene,...

- Melzack, R. (1992). "Phantom limbs". Scientific American (266): 120–126.

- V.S. Ramachandran; Phantom Penises In Transsexuals, Journal of Consciousness Studies Volume 15, Number 1, 2008, pp. 5-16(12);

-V. S. Ramachandran (1990) : phantom limbs, body integrity identity disorder , Capgras delusion, synesthesia y the mirror box.


b) Perturbaciones neurológicas. Agnosias del esquema corporal.

Si la lesión está en el HEMISFERIO DOMINANTE:

- autotopognosia ( Pick) “señalar y reconocer partes de su cuerpo”

- Síndrome de Gertsman: "Confusión derecha- izquierda, acalculia, agnosia digital y agrafia”.

- asimbolia del dolor. No reconoce el dolor. (P. Schilder)


Si la lesión es en hemisferio NO DOMINANTE:

- tercer miembro fantasma: el paciente cree tener un tercer brazo

- hemiasomatognosia. El paciente no reconoce la mitad izquierda de su cuerpo.

- anosognosia . síndrome de Anton-Babinski (p.ej: ceguera cortical)

- asomatoagnosia de Babinski.


Agnosias Visuales.

- Agnosia visual simple:

- Simultagnosia: “pérdida de la globalidad de un objeto, se describe por partes”.

- Prosopagnosia: “los rostros de las personas”

- Paraprosopia.fealdad, deformidad del rostro”. Autoparaprosopia.


-Formas de autoscopia negativa y de extrañeza perceptiva de mi imagen corporal....

-la hiperoralidad del S. De Klüver-Bucy: exploración oral del objeto visual.

(casos de Nurturing, duelos en Enf Alzeimer, c.p.)


Otras agnosias visuales: Agnosia cromática, Cinetoagnosia, Alexia

Agnosias Auditivas. Global, parcial, a ruidos, a palabras (“sordera verbal pura”)

Agnosia auditiva verbal, (afasia de Wernicke) , Agnosia auditiva no verbal y Amusia receptiva

En psicosis: alteración vivencia del significante (cambios en la voz, el tono, forma) y significado (“claves secretas”).

“No es mi voz, me la ponen, me la modulan,... ver: Alucinaciones psicomotrices verbales de Séglas


Agnosia Táctil.

- Aestereoagnosia, Atopognosia y Agrafoestesia.

- Asomatognosia. (relación del cuerpo con el espacio y de las partes del cuerpo entre sí).

-Ver alucinaciones táctiles, y sexuales: “tocamientos, roces, y dolor o quemazón”.

(en delirio de control erotomaníaco, de posesión “íncubos y súcubos”,...)

- ver Delirio dermatozoico: “ectodérmico”

¿cómo modifican estas agnosias nuestra conciencia del cuerpo?.


c) sensaciones corporales, percepción forma del cuerpo, alucinaciones de los sentidos:

ver: Psicopatología de las alucinaciones en los pacientes de Eugen Bleuler.

ver: Sensaciones corporales en la Esquizofrenia incipiente de Klaus Conrad.

1. Alucinaciones de los sentidos corporales:


- las percepciones engañosas térmicas: el piso es ardorosamente cálido, quema, o está helado.

paciente con erotomanía: "el colchón me quema la espalda, y siento que me manipula,..." (de JL Día)

- alucinaciones hápticas: viento frío que sopla sobre mi piel, picadura de insectos, gusanos bajo la piel, etc.

- alucinaciones hígricas: percepción de mojado, de humedad.

- Alucinaciones en el terreno muscular: (Alucinaciones de Cramer).

“El cuerpo se levanta, se hunde, la cama se eleva, ...

-Sentirse ligero como plumas, ingrávidos, sin peso,...

-Un objeto pesa en la mano mucho, exagerado, o noto la ausencia de peso,

-Creencia de movimientos mientras están inmóviles ,

(ejemplo: alucinaciones motrices del lenguaje (J. Seglas 1892).).

El paciente siente de empujones, “por la calle, siento que me empujan por la espalda”,..de zarandeos, etc.

-El lenguaje se puede sentir como alucinatorio, impuesto, “me hacen hablar,..”.


2. “Sensaciones vitales” de la corporalidad.

Los enfermos esquizofrénicos experimentan intensas sensaciones corporales, del tipo:

“Se sienten petrificados, resecos, encogidos,.., vacíos, huecos,..,cansados.

Se siente como simple pompa de jabón, que sus miembros son de vidrio.

(¿Separar la alteración sensibilidad corporal del delirio?


3. Vivencias corporales “hechas”.

- Sensaciones corporales “hechas” desde fuera, vividas con pasividad.

Los órganos, los dolores sufridos, las enfermedades corporales (angina, reumatismo articular), son vividas como dadas desde el exterior, y provocadas.

Así, se sienten excitados en lo sexual, violados, etc, desde el exterior. O sienten como son sometidos, presionados, “arrancan con tenazas las uñas de los pies”, etcétera. (según texto de K. Jaspers)


4. Posiciones del cuerpo vivenciadas:

ver autodescripciones de Serko: Embriaguez por mescalina, Embriaguez por hachís y cuadros psicóticos.

(Psicopatología general de Jaspers. pág. 106-107))


“Siento mi cuerpo extraordinariamente plástico, sutil y detallado,.... De golpe el pie se me separa del tobillo amputado. Después siento como si mi cabeza girara 180 grados, el vientre se vuelve una masa blanda y líquida; mi rostro adquiere proporciones gigantescas, los labios se hinchan,...los brazos se vuelven como de madera, con contornos agudos como las figuras de los juguetes de Nuremberg, o crecen como largos brazos simiescos, la mandíbula inferior me cuelga desmesuradamente.

Entre otras cosas tuve también la alucinación de que mi cabeza se había separado del cuerpo, y se mecía libremente en el aire, medio metro detrás mío; la sentía –a mi cabeza- oscilando, pero como perteneciente a mi yo. Para controlarme, grite algunas palabras, y mi voz parecía venir de atrás, a distancia de mí.

Más singulares y barrocas son las transformaciones de mi cuerpo. Mis pies adquieren forma de llaves, se convertían en resortes, en cartílagos, mi pecho parecía licuarse,...


Dentro de la semiología de las alucinaciones que afectan a la corporalidad:

Semiología y Psicopatología de las alucinaciones de JL Día

ver Alucinaciones olfativas, gustativas, cinéticas o motrices, táctiles cenestésicas y sexuales.

a modo de ejemplo se presentan casos clínicos de alucinaciones sexuales genitales y delirio de control corporal.


Ver casos clínicos de "alucinaciones en los órganos sexuales".

- "Me parecía por la noche como si yo estuviese divina y espiritualmente casada, o más bien que se me había quitado la inocencia. Los dolores eran considerables, pero no grité, aunque por algunos minutos tuve que respirar violentamente. Entonces me pareció como si hubiese sido casada varias veces, cuando tuve que yacer en la cama vestida con mejores ropas. Pero nunca hubo un ser humano conmigo" .


Según texto de E. Kraepelin. "La demencia precoz". Editorial Polemos. Argentina.

- " Jo...se queja de que sus enemigos, quienes le extraen sangre por el ano, le extraen esperma a través del mismo procedimiento eléctrico, Por otro lado, esos mismos enemigos, para debilitarlo, le procuran visiones eróticas; ve mujeres desnudas, provocadoras.

Paciente de Philippe Chaslin, en Elementos de semiología.


- Mujer joven que sufre de esquizofrenia, dice estar habitada por una gemela, la cual compite con los hombres que conoce,..se siente dominada por ella, en sus actos, pensamientos y deseos, su voz está cambiada. Además, por las noches la duermen, la manipulan por vía genital y rectal. Y siente que abusan de ella sexualmente. Cree que ya no es dueña de su cuerpo, que "la otra" le usurpa su identidad, su aspecto físico exterior, hasta la intimidad. (Paciente de Jl. Día)


5. Otras formas clínicas de afectación de la vivencia subjetiva del propio cuerpo. (por J.L. Día)

1) Inadecuación subjetiva con una parte del cuerpo.

Y alteración en la vivencia de integridad corporal.

- "esta no es mi mano,...no la reconozco, la muevo con mi voluntad, pero no es la mía,..." (Alien Hand Syndrome)

- "mi mano se mueve fuera de mi voluntad, hace lo que quiere, o me la mueven otros,..."

(“ anarchic hand syndrome " , o Dr. Strangelove syndrome[1])


- "Desorden de identidad de la integridad corporal":

Body Integrity Identity Disorder, BIID ( Apotemnofilia )

"At War With Their Bodies, They Seek to Sever Limbs". (Dr. Michael First, en www.nytimes.com)

“no soporto mis extremidades inferiores, y solicito de forma insistente al cirujano que me las ampute,..quiero vivir con muletas”

- Sedda A1, Bottini G1.Apotemnophilia, body integrity identity disorder or xenomelia? . Neuropsychiatr Dis Treat. 2014 Jul 7;10:1255-65

- First, MB; Fisher, CE (2012). "Body integrity identity disorder: the persistent desire to acquire a physical disability". Psychopathology. 45 (1): 3–14


2) La dismorfofobia o fealdad imaginaria.

- Sttute (1962), define el complejo de Tersites” ("cojo, jorobado y feo") “El complejo de Quasimodo”:

Dysmorfia: “la mujer más fea de Sparta”. (en las historias de Herodoto)

Clínica: Ansiedad, depresión, con hostilidad y retraimiento social, producidos por la idea imaginaria de su deformidad física.

En personalidades "sensitivas", puede llevar al delirio de autorreferencia y perjuicio: "se burlan de mi fealdad".

Delirio de alusión por fealdad imaginaria.

- Morselli (1891) (final del XIX): concepto de dismorfofobia.

- Freud 1914 (1918). Caso del "Hombre de los lobo".

(S. Freud. Obras completas, Tomo II, pág 1941-2010. Ed. Biblioteca Nueva. 1981)


3) Formas psicóticas de afectación de la corporalidad.

- La hipocondría delirante.

-Reivindicación de La hipocondría: La psicopatología contra el DSM-5

- Los delirios de Cotard, y de nihilismo, o negación de la existencia.

"Del delirio de negación a las ideas de enormidad".

- Delirio hipocondríaco en la esquizofrenia.

La esquizofrenia cenestésica: un tipo deesquizofrenia, por Gerd Huber.


- Psicosis delirante de base corporal, monosintomática. (de Munro, 1.980)

(“Monosymptomatic hipocondriacal psychosis”)

a) “Delirio dermatozoico”, “ectodérmico”, de “infestación parasitaria”

b) Delirio de fealdad imaginaria corporal, “dismorfofobia”.

c) Delirio de desprendimiento de mal olor corporal.

-“Olfactory reference syndrome”. (Masnik.R.)

-“Delusional halitosis” Iwu. CO, Akpata..


d) Hipocondría psicótica reivindicativa (Trast. Delirante paranoide reivindicativo, sobre la corporalidad)

Definición de hipocondría, hipocondría reivindicativa y siniestrosis.


d): El doble. Semiología y Psicopatología de las alucinaciones.

Delirios de falsa identificación: Sosias, Capgras, Fregoli, Intermetamorfosis y dobles subjetivos.

Percibir el cuerpo fuera de mi corporalidad, en el mundo exterior:

- como un segundo yo, un duplicado de mí mismo.

Duplicada mi corporalidad, otros yo, pueblan el mundo, duplicados de mí mismo.


ver Sosias, delirios de Capgras y Frégoly

- como un impostor, un observador ajeno a mí. (que simula ser yo).

"Adoptan mi apariencia, mi corporalidad,...simulan mi identidad, pero son falsificaciones de mí mismo"

- Doppelgänger : "el doble que me acompaña al lado, el que se me aparece,...."

Sea como una verdadera percepción: Heautoscopia: Autoscopia (Féré, 1891).

(Jaspers: “Percibir el cuerpo en el mundo exterior como un segundo “yo”, bien como percepción o representación”.)


Casos clínicos de autoscopias:

-1. Una esquizofrénica (caso de Menninger-Lerchenthal) se queja de que se ve desnuda por detrás, siente que no está vestida, y siente frío; “es el ojo mental”.

-2. Un enfermo de Pötzl con hemiplejía y deficiente autopercepción, sentía como extraña la mitad paralizada del cuerpo. Al contemplar su mano derecha decía que era de un paciente contiguo.

En su delirio nocturno declaró que, a la izquierda, estaba junto a él, en la cama, una persona extraña que quería echarle a un lado. (¡la autoscopia no es un fenómeno unitario, se presenta en estados disociativos, de base neurótica, y estados psicóticos endógenos o tóxicos¡).


Caso clínico de psicosis del cuerpo: esquizofrenia cenestopática de Huber.

ver: Psicopatología de la ipseidad y la corporalidad en la esquizofrenia cenestopática. Rubén Valle.y cols. Rev Neuropsiquiatr vol.80 no.3 Lima jul./set. 2017

Mujer de 24 años, soltera, con secundaria completa, de religión evangélica y sin ocupación. A la edad de 12 años empezó a experimentar una excesiva preocupación por el desarrollo de sus caracteres sexuales secundarios pues no quería crecer ni madurar físicamente. Con ese fin, presionaba sus senos para que no protruyan, se arrancaba el vello púbico y ejercía presión sobre sus brazos y muslos para tenerlos más delgados. Además deseaba que su cuello fuese más corto y ancho, sus piernas más prominentes en la parte posterior y las muñecas y los pies más finos. Realizaba estas maniobras alrededor de cuatro horas al día y llegó a causarse múltiples equimosis en su cuerpo. De hecho, ya desde pequeña se había sentido diferente a sus hermanas (en la complexión, algunas zonas corporales y algo más que ella misma no podía definir).

A los 14 años de edad, la paciente empezó a sentir que era observada y que los transeúntes en la calle se burlaban de lo fea que ella era. Por eso evitaba salir de su casa, se aisló y tornó distante con su familia. Seguía presionando diversas partes de su cuerpo y se sentía inconforme con sus formas femeninas. Realizaba escasas actividades domésticas y dejó de asistir al colegio.

A los 20 años de edad, la paciente empezó a sentir que su cabeza “se introducía” en su tórax, como si su cuello se encogiese, y también que sus hombros y muslos se acortaban; asimismo experimentaba la sensación de que dentro de su boca sus dientes se apiñaban entre sí. Se quejaba de que como producto de la presión que había ejercido sobre distintas partes de su cuerpo a lo largo del tiempo, ahora tenía la cara más larga, el cuello más ancho, los senos más grandes, los ojos más redondos y las mejillas caídas. Concomitantemente, la paciente tuvo la certeza de que podía mover “hacia adentro” diferentes partes de su cuerpo. Por ejemplo, creía que podía introducir un brazo dentro de su tórax y luego volver a sacarlo cuando ella quisiese. Sin embargo, no comunicó a nadie sobre estos fenómenos. A los 22 años, sus familiares la llevaron por primera vez a la consulta psiquiátrica por notarla muy desaliñada, irritable, triste y aislada socialmente. Fue diagnosticada de depresión con síntomas psicóticos y recibió tratamiento con sertralina, risperidona y clonazepan. El tratamiento fue cumplido de manera irregular, las alucinaciones cenestésicas y los delirios somáticos persistieron y solo se apreció una leve mejoría en el estado de ánimo.

A los 23 años, la paciente empezó a presentar alucinaciones auditivas. Esporádicamente escuchaba la voz de su hermana que jugaba con su sobrino y la risa de éste. A esa edad la paciente tuvo su primer intento suicida tomando diez pastillas de clozapina (pertenecientes a su hermano, diagnosticado con esquizofrenia paranoide) luego de presentar alucinaciones auditivas que le ordenaron que se quite la vida. Fue llevada a emergencia, donde permaneció en observación por cuatro días. En las evaluaciones posteriores, la paciente comentó por primera vez sus molestias corporales, las que en ese momento consistían en que, a su juicio, tenía la boca deforme, los pómulos prominentes y los surcos nasogenianos muy marcados: se miraba constantemente en el espejo y “no se reconocía”. También se quejaba de sentir muy pesados sus pies y su cabeza y afirmaba que sus extremidades superiores se elongaban a voluntad, además explicó que levantaba las cejas para que su cabello oculte una cicatriz de su frente y así había ocasionado que su cabeza se estire y cambie de forma.

Fue diagnosticada de esquizofrenia cenestopática y recibió tratamiento con risperidona, que le produjo marcado parkinsonismo; el cambio a quetiapina tampoco fue tolerado por excesiva somnolencia. Posteriormente, la paciente decidió reemplazar el tratamiento farmacológico por uno “naturista” y empezó a asistir a la iglesia más frecuentemente.

Luego de esto, el cuadro clínico se intensificó, con recrudecimiento de las alucinaciones auditivas y cenestopáticas: se sentía agobiada pues en un momento cuando observó un objeto de cerca, advirtió que sus ojos se habían quedado como “pegados a su nariz” y sentía que la sangre no podía circular en su cabeza. Ante esta vivencia desasosegante, la paciente intentó suicidarse tomando nuevamente una sobredosis de clozapina, por lo que fue llevada a emergencia y quedó en observación. Tras su alta, se inició tratamiento farmacológico, esta vez con risperidona y clozapina, encontrándose buena repuesta clínica y tolerabilidad con ambos medicamentos a bajas dosis. En esta ocasión hubo regularidad con la prescripción farmacológica y, al año de seguimiento, la paciente se mantenía clínicamente estable, eutímica, sin delusiones y sin cenestopatías. Asimismo, había mejorado su aliño, apoyaba en las labores de la casa y no tenía problemas en salir a la calle.

.......................................//...................................


Hasta aquí la exploración fenomenológica de la corporalidad, ...queda mucho todavía por dilucidar, y explorar sobre nuestra corporalidad.

Desde el David de Miguel Ángel, al hombre filiforme de Giacometti, los retratos de Goya y Francis Bacon,..las tres gracias de Rubens, “Les demoiselles d'Avignon” de Picasso,..hasta la obra de Miró y Munch, el método paranoico-crítico de Dalí y su “gran masturbador”,...al igual que la creatividad humana, así también la fenomenología de la corporalidad nos depara inusitadas creaciones...

“La conciencia de mi corporalidad puede experimentar en toto alteraciones extraordinarias” (Jaspers dixit)


Visage du Grand Masturbateur (Rostro del Gran Masturbador). Salvador Dali. 1929. En Museo Reina Sofía Madrid.

La Hipocondría y la neurosis hipocondriaca. (según texto clásico de W. Griesinger)

Fenomenología de la corporalidad: La conciencia corporal. (según K. Jaspers)

Definición de hipocondría, hipocondría reivindicativa y siniestrosis.

Historia y actualización de la dismorfofobia o delirio de fealdad corporal.


Estudio de la psicopatología descriptiva de la corporalidad.

Para formación y docencia MIR psiquiatría.

Ah, se me olvidaba, esto no está en el DSM-IV.

J.L. Día Sahún. jldiasahun@gmail.com

J.L. Día Sahún. jldiasahun@gmail.com