los descerebrados de Garzoni.



EL TEATRO DE LOS CEREBROS DEL MUNDO, y

 EL HOSPITAL DE LOS LOCOS INCURABLES.

DE Tomaso GARZONI. 1.586.  Publicado por AEN secc. HISTORIA.

 

 Tomaso GARZONI. El teatro de los cerebros. El hospital de los locos incurables, 2000.

Tomaso Garzoni (Bagnacavallo, 1549 - 1589), escritor italiano, humanista, filósofo, erudito  enciclopedista, precursor de los estudios psiquiátricos sobre la personalidad y la locura, eje principal del la cultura europea del siglo XVI-XVII.

Ottaviano Garzoni, nacido en un pueblo cercano a Rávena, de origen señorial. Entró de joven en la orden de los canónigos regulares de la congregación lateranense, y cambió de nombre: Tomaso (o Tommaso). A los catorce años marchó a Ferrara para estudiar Derecho y completó luego su formación con cursos de filosofía en Siena.

Después, sus días transcurrieron en el convento de Santa Maria in Porto, en Rávena, aunque predicó en Ferrara y Bolonia. Murió pronto, a los cuarenta años.

Llevó una existencia estudiosa continua, vertiginosa. Trabajó en contacto con impresores venecianos, a quienes les fue entregando variados libros enciclopedistas entre 1583 y 1589, año de su muerte. En este sexenio alcanzó la gloria como autor.

En su primera obra, Garzoni estudia los distintos tipos de ingenios o cerebros: “ Il teatro de' vari e diversi cervelli mondani” (El teatro de los cerebros del mundo) de 1583.

En “L'ospidale de' pazzi incurabili”, (El hospital de los locos incurables) de 1586, describe las formas conocidas de la locura, obra magna de la historia de la locura.

En 1585, se imprime una enorme recopilación suya, capital en su trayectoria: La piazza universale di tutte le professioni del mondo. Obra enciclopédica del saber europeo, que tuvo más de 25 ediciones entre los siglos XVI y XVII, se tradujo al alemán y al latín; y lo adaptó Cristóbal Suárez de Figueroa (enciclopedista español del siglo de oro) en 1615. “La sinagoga degli ignoranti” fue su último libro publicado en vida.

 

Ver las obras la editorial AEN. (Asociación Española de Neuropsiquiatría). http://www.aen.es/

Tomaso GARZONI. El teatro de los cerebrosEl hospital de los locos incurables, 2000.


I                       De los cerebros tranquilos y reposados                      .

II                      De los cerebros valerosos y armígeros.                      .

III                     De los cerebros alegres y joviales                   .

IV                     De los cerebros ingeniosos.

V                      De los cerebros chispeantes..

 

VI                     De los cerebros sagaces, astutos y taimados   .

VII                    De los cerebros vivaces, prontos y despiertos            .

VIII                   De los cerebros sutiles, agudos y juiciosos     .

IX                     De los cerebros sabios e inteligentes   .

X                      De los cerebros virtuosos y nobles    

XI                     De los cerebritos vanos           .

XII                    De los cerebritos volubles, inestables, inconstantes,

Ligeros y lunáticos     .

XIII                   De los cerebritos curiosos       .

XIV                  De los cerebritos malolientes, desdeñosos, despechados,

caprichosos y excéntricos                  .

XV                   De los cerebritos apasionados Y afligidos      

XVI                  De los cerebruchos ociosos y perezosos         

XVII                De los cerebruchos muertos, estúpidos, insensibles  bobos  

XVIII               De los cerebruchos rudos, insípidos, torpes, desabridos y viles

XIX                 De los cerebruchos tímidos, írresolutos, intrincados y embrollados  

XX                  De los cerebruchos débiles, bajos, enfermos, obtusos y  rústicos     

  

XXI                 De los cerebruchos desmemoriados, negligentes y comodones         .

XXII                De los cerebruchos necios y simples .

XXIII              De los cerebruchos menguados y simplones .

XXIV              De los cerebruchos mentecatos y vacíos        .

XXV               De los cerebruelos charlatanes, lenguaraces Y mordaces       .

  

XXVI               De los cerebruelos pedantes y sofisticados    .

XXVII              De los cerebruelos engreídos y sabihondos    .

XXVIII            De los cerebruelos megalómanos Y solemnes            .

XXIX              De los cerebrazos o grandes cerebros prácticos y varoniles   .

XXX               De los grandes cerebros estables, sólidos, constantes y firmes

 

XXXI              De los grandes cerebros libres            .

XXXII             De los grandes cerebros decididos y audaces              

XXXIII            De los grandes cerebros resentidos

XXXIV            De los grandes cerebros universales, industriosos e ingeniosos

XXXV             De los grandes cerebros sabios y graves        

XXXVI            De los grandes cerebros cabalísticos  

 

EL TEATRO DE LOS CEREBROS DEL MUNDO: los descerebrados:

XXXVII         De los descerebrados toscos y groseros         

XXXVIII        De los descerebrados ignorantes      

XXXIX          De los descerebrados dobles y maliciosos      

XL                 De los descerebrados bufones, de los mimos y de los aduladores desmedidos              

XLI                De los descerebrados disolutos en juegos, crápulas

                                   y deshonestidades del mundo.

XLII             De los descerebrados carentes de moderación en su avaricia y su ambición,          ..................en la soberbia y la altanería de su naturaleza, en su temeridad y desvergüenza 

XLIII              De los descerebrados viciosos en general.

XLIV              De los descerebrados fantásticos, inquietos Y desgarrados             .

XLV               De los descerebrados raros, litigiosos y contenciosos             

XLVI              De los descerebrados malignos y perversos, divididos en pérfidos, perjuros, ...................maldicientes y  envidiosos.

XLVII             De los descerebrados duros y protervos a causa de la ingratitud, la terquedad Y obstinación de espíritu, la rigidez y severidad de su naturaleza, la impiedad y la crueldad

XLVIII.           De los descerebrados melancólicos  selváticos          

XVIX.             De los descerebrados alquimistas     

L                     De los descerebrados astrólogos       

 

LI                 -De los descerebrados locos y extravagantes       

LII               -De los descerebrados locos, furibundos Y brutales       

LIII              -De los descerebrados terribles, indómitos, endemo­niados, atravesados, arrebatados, barrenados, fogosos,  desquiciados, raros y heteróclitos.           

LIV              -De los descerebrados de estatuto y hechos a su propia manera           

LV.              -De los descerebrados con los que (como el vulgo dice)  

  ¡¡ Ni el diablo mismo quiere mezclarse,......





“Se establece la clasificación y división de los cerebros.

-Así, entre los que se llaman cerebros, los hay que son tranquilos y sosegados; otros bravos y pendencieros; o joviales y alegres; o avinagrados; los hay avisados, astutos y taimados; otros vivaces, prontos y despiertos; o sutiles, agudos y juiciosos; otros prudentes e inteligentes, o virtuosos y nobles.

 

-Los cerebritos: se dividen en vanos, volubles, ligeros, inestables, inconstantes, lunáticos, malolientes, curiosos, desdeñosos, despecti­vos, caprichosos, extravagantes, afligidos y apasionados.

 

-Los cerebruchos: incluyen las especies de los holgazanes o perezosos; de los rematadamente estúpidos, insensatos y necios; de los zopencos, insípidos, descorteses, necios y desventurados; de los tímidos, irresolutos, embrollados y confusos; de los débiles, míseros, enfermos, obtusos y toscos; de los desmemoriados, negligentes y descerebrados sin remedio; de los tontos y memos; de los bobos y simples; de los fatuos y vanos.

 

-Los cerebruelos: incluyen a los charlatanes, lenguaraces y mordaces; a los pedantes y sofisticados; a los gloriosos y sabihondos; a los augustos y megalómanos.

 

-Dentro de los grandes cerebros hay muchas clases, porque se encuentran los prácticos y varoniles; los estables, sólidos, tenaces y fuertes; los libres, los resueltos y audaces; los resentidos; los uni­versales, industriosos e ingeniosos; los sabios y graves; y los cabalísticos.

 

-Los descerebrados: finalmente, abarcan a los toscos y groseros; a los ignorantes; los dobles y maliciosos; los bufones; los farsantes y aduladores desmedidos; los inmoderados en sus avaricias, ambiciones, altivez de carácter, temeridad y desfachatez, y los viciosos en general.

 

Entran, además, en esta especie de descerebrados,  todos los extravagantes, por ejemplo, los inquietos y los desbaratados; los estrambóticos, busca­pleitos y contenciosos; los malignos y perversos, subdivididos en pérfidos, perjuros, maldicientes y envidiosos; los duros y protervos por su ingratitud, su pertinacia y obstinado espíritu, su rigidez y severidad de carácter, por su impiedad y su crueldad; los melancóli­cos y selváticos; los dados a la alquimia y la astrología; los demen­tes y excéntricos; los locos furibundos y brutales; los terribles, indó­mitos, endemoniados, atravesados, arrebatados, propasados o barre­nados, raros, estrambóticos, especiales, heteróclitos; los singulares y muy suyos; y, finalmente, aquellos con los que (como dice el pro­verbio) ni el mismo diablo quiere tener tratos.

 


“Ya distinguidas, pues, las múltiples variedades de esta gran tela del cerebro humano, queda tan sólo por considerar, una por una, cuá­les de ellas tienen el mérito de que deben ser aceptadas y cuáles otras el demérito de ser rehuidas y reprobadas”.



.........¡¡ esto no está en el DSM-IV ¡¡..........


Bibliografía utilizada: 

 

-Tomaso Garzoni. El teatro de los cerebros y el hospital de los locos incurables. Ed. A.E.N sección historia. 2.000

 

-Stefan Zweig. “Castellio contra Calvino” (Conciencia contra violencia)  Ed. El Acantilado.  2.001.

«Matar a un hombre no es defender una doctrina, sino matar a un hombre.»


-Erasmo de Roterdam. Triunfo y tragedia de un humanista. De Stefan Zweig.

 

-Giordano Bruno.Los heroicos furores. “De gli Eroici Furore” (1585).  Ed. Tecnos. 1987.


-Giordano Bruno: The Forgotten Philosopher. by John J. Kessler, Ph.D., Ch.E.

-Bruno, Giordano." Encyclopædia Britannica. 2005. Encyclopædia Britannica <http://www.britannica.com/eb/article?tocId=883>

.

-Luis Vives. “De ánima et vita”. Edic. Ayto de Valencia. 1992.

-Boecio. “La consolación de la filosofía”. Alianza Editorial. 1999.

 

Ver también la bibliografía recomendada:  

-ELOGIO DE LA LOCURA (de la estulticia). De Erasmo de Rotterdam

-El libro de los sueños: De Gerolamo Cardano.

-Anatomía de la melancolía. De Robert Burton.

-Treatise of melancholy. De Thomas Bright.

-Libro de los ingenios. Huarte de San Juan.

 

Para ver el estudio de las personalidades de Tomaso Giordano: 

“De los grandes cerebros libres y de los descerebrados malvados” , siguiendo la clasificación de Tomaso Garzoni.


 (Texto presentado en bienvenida MIR Psiquiatría, Dr Día Sahún)