delirio sensitivo Kretschmer


   

Psicogénesis de la psicosis. Psicogenia de ciertos delirios interpretativos, su disposición caracterial,  que hace hincapié en la psicodinamia de la psicosis.        Psychogenèse de la psychose . Psychogenèse certains délires d'interprétation, sa disposition caractérielle , qui met l'accent sur la psychodynamique de la psychose .


- Descripción del texto de E. Kretschmer "El delirio de relación de los sensitivos".


- La "autopsicosis circunscrita " de Wernicke.

-  Las Formas paranoides de la neurastenia”  y  la formación delirante catatímica.  

- La "paranoia rudimentaria" de P. Janet.

- la "paranoia benigna" de Friedmann, 

- la "paranoia abortiva" de Robert Gaupp (1909) y el caso Wagner.  

- La afectividad, sugestionabilidad y paranoia en Bleuler.

- La constitución paranoica y la afectividad en Sérieux y Capgras. 

- Psicogenia de la paranoia en la obra de Freud: paranoia y homosexualidad. 

- La reacción primitiva de referencia de Kurt Schneider, por fin 

- “El delirio sensitivo de referencia”. de E. Kretschmer 1919,

 - "del onanismo a la psicosis masturbatoria " de J. L. Día, y para concluir, 

- los "delirios de depreciación erótica" de Castilla del Pino.

La descripción del carácter sensitivo evoca la psicastenia de Janet. En 1903 Janet describió un tipo de neurosis caracterizada por obsesiones, escrupulosidad, timidez, vergüenza, dudas, sentimientos de incompletud, despersonalización y depresión que, como a renglón seguido veremos, es semejante a la descripción que posteriormente hizo Kretschmer del carácter sensitivo. 

"'sensitivo' o 'sensible' corresponde a ciertas naturalezas delicadas que no solo son muy profundamente receptivas y sensibles a sus vivencias, sino que las siguen elaborando interiormente, en silencio, sin que se trasluzca nada al exterior,...

The description of the sensitive character evokes Janet psychasthenia. In 1903 Janet described a kind of neurosis characterized by obsessions, conscientiousness, shyness, shame, doubt, feelings of incompleteness, depersonalization and depression, as we shall see in the next line,  is similar to the description made later Kretschmer's sensitive character.

"sentient' or 'sensitive' corresponds to certain delicate natures which are not only deeply receptive and sensitive to their experiences, but that are developed internally, quietly, without any show through to the outside, ...

 


Sirva de homenaje a Ernst Kretschmer  (1888-1964)

Natural de Wurtemburgo, su padre fue pastor protestante, familia de médicos y teólogos. Estudió medicina en Tubinga, y en 1913 fue ayudante de la Clínica Neurológica. En calidad de Médico Militar, en 1914,  fue asignado a un servicio que agrupaba "histerias de guerra".  En 1926, obtuvo la cátedra de psiquiatría de Marburgo....

- En 1918, publica "El delirio de relación de los sensitivos". Texto de referencia, indispensable para entender la psicogenia de ciertos delirios interpretativos, disposición caracterial,  que hace hincapié en la psicodinamia de la psicosis.

- En 1921, publica "la estructura del cuerpo y el carácter"; texto donde opuso el "ciclotímico" predispuesto a la psicosis maniaco-depresiva al "esquizotímico" más expuesto a la esquizofrenia, y al "atlético" ("viscoso") .

- En 1929 publica "los Hombres geniales", donde sostuvo el papel positivo de la mezcla de razas y las culturas. (opuesto al nazismo)

- En 1933, se ve obligado a renunciar a la "Sociedad alemana de Psicoterapia" por oposición y conflicto con el régimen Nacional-Socialista de Hitler.

Tras el fin de la II Guerra Mundial, fue apoyado por las autoridades francesas y norteamericanas para la reconstrucción de las facultades de Marburgo y Tubinga, donde murió en 1964, estando todavía en activo.

Recordando su obra, a sus pacientes "sensitivos", revivimos lo mejor de la psicopatología descriptiva y fenomenológica.

 


 

Psicogenia de la psicosis y de la reacción paranoide.

- La "autopsicosis circunscrita " de K. Wernicke.

sirva de ejemplo el resumen del caso clínico de Wenicke.

  Una señorita de 40 años, profesora, soltera, sensible y culta, “enamorada secretamente de un colega”; la vivencia amorosa, en su entorno laboral, es vivida de una forma interior y oculta; muy laboriosa, entregada a su responsabilidad, desarrolló un delirio sensitivo de referencia. “las intrigas del profesorado arruinaron toda esperanza de amor”.  

 

Publicado en texto de E. Kretschmer. 

1. Wernicke C. Zirkumskripte Autopsychose aufgrund einer überwertigen Idee. Dtsch med Wschr. 1892; 18:581-82. En: Kretschmer E. El delirio sensitivo de referencia. Madrid: Triacastela; 2000.    

 

"señorita de 40 años de edad, profesora de un instituto superior de enseñanza femenina, que se había enamorado secretamente de un colega. Ella creía notar que él correspondía a su pasión. En todo momento pensaba, convencida, en ello, y le parecía que hasta podía confirmar sus observaciones con los más nimios detalles cotidianos. Al final esperó a que él se le declarase algún día, pero llegó un momento en que dicho profesor se marchó del lugar, sin sospechar nada de los sentimientos de ella.

En relación con esta vivencia amorosa interior, se desarrolló en ella un delirio de referencia sistematizado: las alumnas, las colegas y los demás profesores conocían la situación, se comportaban de una manera diferente, hacían observaciones alusivas, y hasta el director se había inmiscuido, con toda seguridad, en el asunto.

Al final, la profesora estaba firmemente convencida de que las intrigas del profesorado habían destruido sus esperanzas con respecto al joven profesor.

Wernicke, que tuvo ocasión de seguir observándola en su vida profesional muchos años después de la afección, la describe como una persona muy culta y sensible, de conceptos muy delicados en lo que atañe al honor y al deber, con una vida afectiva muy excitable interiormente, y en su relación amorosa distanciada y hasta áspera. Era una profesora muy apta y laboriosa, que seguramente había trabajado en exceso.

Con esta descripción ilustra Wernicke lo que llama autopsicosis circunscrita basada en una idea sobrevalorada.

 

Autopsicosis circunscrita  sobre una idea sobrevalorada de una vivencia real,  oculta, “vergonzante”, que afecta a la autoestima, en ocasiones de contenido sexual, personal, intimo, de referencia, que lleva a la autorreferencia psicótica.

"formas de delirio de referencia circunscrito, que surgen directamente de una vivencia real, y que contienen su núcleo en dicha vivencia".

 Wernicke creía que estas vivencias, que muchas veces no faltan ni en la vida psíquica normal y sana, conducen al delirio de referencia a causa de la intensidad del afecto que las acompaña, y ..¿de la naturaleza de la personalidad?.




- Formas psicóticas reactivas, asociadas a "neurastenia", somatizaciones, histeria, y "deformación catatímica".

Recordando a Theodor Ziehen (1862-1950).  Formas paranoides de la “neurastenia”.

  Beard, G (1869). "Neurasthenia, or nervous exhaustion". The Boston Medical and Surgical Journal: 217–221.

 

  George Miller Beard en 1869 " Beard saw neurasthenia as created by the hectic, fast-paced life in American cities – he even called it "un American nervousness.” The nation’s leaders in business, government, and the arts were made ill by the stress and strain of modern life. The only cure was withdrawal from the pressures of urban life, rest, and a simpler, healthy lifestyle,..)

 

Patologías distímicas, histéricas, algunas formas de fibromialgia, dolores crónicos, "hipersensibilidad múltiple",..pueden evolucionar a clínica psicótica, psicogénica.

a) Basadas en la corporalidad, se puede llegar a una "Hipocondría delirante".

b) Basadas en el perjuicio vivido, la humillación, y necesidad de resarcimiento, pueden dar lugar a formas paranoicas de reivindicación,..

c) Basadas en estructuras histéricas de la personalidad, pueden dar lugar a formas graves de conversión -disociación,  de psicosis psicogénicas, formas de erotomanía,...

 

Veamos la relación en la histeria y el delirio pleitista.

Al estudiar a los  "Litigantes", " reivindicativos", "querulantes", podemos encontrar formas de  paranoia reivindicativa.

En estas personas hay una personalidad paranoide, egocéntrica, y rígida, con la convicción de haber sufrido un daño injusto, (una lesión, un descrédito, etc) y la necesidad de resarcimiento.

¿los tipos querulantes y el perseguidor - perseguido?.

ver: Los delirios de reivindicación, los inventores, y apasionados idealistas.  

 

En la caracteriología de Tilling, El paranoico aparece como orgulloso, despreciativo, terco, arrogantes, combativo, vengativo, rencoroso, y ambicioso…..todo lo contrario a nuestras pacientes sensitivas con "Delirios sensitivos de relación o de referencia, de E. Kretschmer, que veremos a continuación.  

 ver las psicotpatía de Kurt Schneider 



 

- Psicogenia del delirio: Desde la afectividad, ..ver los Trabajos de H.W. Maier, sobre la “formación delirante catatímica” .

"Deformación de la realidad por influencia de la afectividad en estados emocionales intensos"

Hans Wolfgang Maier (1882-1945), Catatimia (Katathymie) 1912.

Los sentimientos, la afectividad, la Tristeza, la depresión y la  distimia, de J.L. Día,

(excluimos aquí los delirios propios de melancólicos y maníacos)

 

- Carácter obsesivo  y paranoia, la "paranoia rudimentaria".

ver Trabajo de P. Janet, el psicasténico paranoide: “las ideas persecutorias van precedidas de carácter obsesivo”.

Paranoia rudimentaire" , relacionada con la "obsesión de los escrúpulos" , “obsessions des scrupuleux”, y con la “folie de doute” .

- Pierre-Henri Castel . Ames scrupuleuses, vies d'angoisse, tristes obsédés : Volume 1 : Obsessions et contrainte intérieure de l'Antiquité... (octobre 2011)

- P. Janet. -Les obsessions et la psychasthénie. Paris : Alcan, 1903

-Historia del concepto de ansiedad y neurosis.  Historia de la nosología de la ansiedad. de J.L. Día


- Friedmann (1905) y su "paranoia benigna":   

Cierto número de casos en los que el delirio aparece muy claramente como reacción a una vivencia determinada, y con una evolución relativamente favorable. Friedmann sugiere tres rasgos de carácter propios de tales sujetos: sensitivos, tenaces, exaltados. (en la tesis de Lacan, Caso Aimé)

 Friedmann "Beiträge zur Lehre von der Paranoia". Mschr f Psychiat. 1905; 17:467. En: Lacan J. De la Psicosis paranoica en sus relaciones con la personalidad. Madrid: Siglo veintiuno editores; 2006.  

 

- Robert Gaupp (1909) y su "paranoia abortiva"  : ciertos delirios de persecución que pueden sanar nos decía R. Gaupp.

Según Gaupp se trata de hombres instruidos, cuya edad está entre los 25 y los 45 años, que se han mostrado durante toda la vida de humor benévolo, modestos, poco seguros de sí mismos, ansiosos, muy concienzudos, escrupulosos incluso;  hombres de naturaleza obsesiva. Naturalezas reflexivas, inclinadas a la autocrítica, seres sin ninguna sobrestimación de sí mismos, sin humor combativo. En ellos se instala de una manera completamente insidiosa, en la mayoría de los casos, un vínculo temporal más o menos estrecho con una vivencia de fuerte carga afectiva, un sentimiento de inquietud ansiosa con ideas de persecución. Junto con esto se da en ellos cierta conciencia de la enfermedad psíquica y se quejan de síntomas psicasténicos.

Estos seres, cuya naturaleza es moralmente delicada, autorreflexica, con tendencias a la autorecriminación, se preguntan si incluso ellos mismos, por su conducta, no habrán dado ocasión para una crítica maligna o para una intervención de la policía, o hasta para un juicio en los tribunales. Pero no se manifiesta ningún estado melancólico, ningún delirio de autoacusación. Aparecen, por el contrario, ideas de persecución de un significado cada vez más y más preciso, coherentes, bien fundadas lógicamente, y que van orientadas contra personas o contra determinados organismos profesionales (la policía, etc.). El delirio de relación no se extiende a todo el círculo que rodea al enfermo. Así, por ejemplo, el médico mismo nunca será incluido en la formación delirante durante una permanencia de varios meses en la clínica.

 

Robert Gaupp y formas de paranoias abortivas: en pacientes con disposición depresivo-paranoica, relacionada con el carácter psicasténico y neurótico-obsesivo.

Nos dice E. Kretschmer: "Los rasgos generales de la paranoia abortiva, según Gaupp, son: disposición básica psicasténico-neurótico-obsesiva. Durante la enfermedad, formación delirante insidiosa, afecto pasajeramente depresivo-temeroso, reconocimiento a medias de la enfermedad, oscilaciones del curso y ausencia de egoísmo destructor".

Gaupp describe un carácter, al que denomina disposición depresivo-paranoica, que se asemeja a la psicastenia de Janet y al carácter obsesivo. La base caracterial es tan importante que llama a este cuadro formación delirante caracterógena.

El caso princeps descrito por Gaupp  en 1914, es el del maestro Wagner. El delirio surge también a partir de una determinada estructura de la personalidad, una variante caracterológica de delirio sensitivo  en el que el rasgo esténico del carácter se consolida tras un periodo de larga evolución de un delirio típicamente sensitivo, dando paso a un delirio expansivo.

- Gaupp, R. El caso Wagner. Madrid: Asociación Española de Neuropsiquiatría. 1998. 1ª edic. en alemán de 1914.         

Para Kretschmer, Wagner es la imagen típica de la paranoia de Kraepelin, pero una paranoia de naturaleza psicógena, aunque no hay que desdeñar el papel que en este caso Gaupp atribuye a la herencia.

Bajo la presión de las ideas delirantes, Wagner asesinó a su familia (esposa y cuatro hijos) y a nueve personas más del pueblo donde había vivido.

En el extenso estudio que como perito Gaupp realizó sobre el paciente, se exponen los principales rasgos de carácter que sus amigos y conocidos le atribuyen: "pagado de sí mismo", "presunción y arrogancia"; "vanidoso y autosuficiente"; "altivo, afectado y antinatural", autosuficiente y pretencioso"; "exagerado, soñador y muy frío"; "megalomanía", etc. Asimismo, en su "Informe general y criminológico" , basado en las entrevistas mantenidas con Wagner, así como en los tres volúmenes de la Autobiografía de éste, Gaupp destaca los siguientes rasgos de la personalidad del enfermo:

 "La predisposición patológica se manifiesta mucho antes de la irrupción del delirio a través de una serie de síntomas. Entre estos síntomas se cuentan, en el caso Wagner: una hipersensibilidad innata, una gran irritabilidad afectiva, una autosuficiencia desmesurada, una tendencia general a sentirse postergado e incluso perseguido, cierta discordancia de las funciones psíquicas, una manera de pensar y de sentir completamente egocéntrica cuya divisa es: 'Tua res agitur', ("tu interés está en juego")  los múltiples síntomas de la neurastenia, una tonalidad afectiva hipocondríaca cuando aparece algún trastorno físico, un impulso sexual anormalmente intenso..." . Y es a partir de esta personalidad que, según Gaupp, se desarrolla el delirio: "...este delirio es, a su vez, el producto de una transformación psíquica profunda y generalizada: no es un añadido secundario en la personalidad de Wagner, sino su núcleo".

(nótese la diferencia con el "delirio sensitivo" de E. Kretschmer)

El origen remoto del delirio - en el caso Wagner- radica en los sentimientos de culpa a que dieron lugar las prácticas onanistas que Wagner comenzó a los 18 años de edad, intensificados por las conductas zoofílicas comenzadas 9 años más tarde.

Dice Gaupp a este respecto: "esas violentas conmociones afectivas –la culpa por la zoofilia- relanzaron el proceso patológico que había perturbado largo tiempo su espíritu: la referencialidad personal enfermiza, el delirio interpretativo".

La relación dinámica entre personalidad y delirio en Wagner y, fundamentalmente, cómo el delirio constituye la negación y proyección de sentimientos de culpa, son descritos con excelencia psicopatológica por Gaupp:

 "Wagner comenzó a proyectar hacia fuera la angustia y los remordimientos que le atormentaban. Dicho en términos más simples: la mala conciencia produce en las personas cavilosas y críticas el sentimiento de que así como se consideran a sí mismas seres distintos y de algún modo indignos, los demás también han de notar en ellas esa diferencia y suponer cosas extrañas. Y entonces surge el recelo".  Es decir: "...la percepción del mundo exterior es falseada bajo los efectos de un sentimiento exacerbado de angustia y culpabilidad".

 El móvil de los asesinatos cometidos por Wagner radica en su delirio de referencia: "Pero resulta que él, un hombre altivo y orgulloso que miraba a la multitud desde lo alto de su arrogancia intelectual, solo era objeto de mofas y sarcasmos, una especie de 'bufón' destinado a divertir a la gente. Y la cólera vino así a sumarse al pesar y la aflicción, ..."

Para Gaupp es indudable que el delirio de Wagner constituye un caso claro de paranoia: "El síndrome en cuestión es el delirio de persecución crónico y sistemático: la paranoia." ; y, al igual que Bleuler (vid. más adelante), considera que la certeza delirante deriva de una patología de la afectividad: "Esto nos permite comprobar asimismo que toda convicción surgida de una afectividad patológica es inaccesible a cualquier refutación racional".

- Gaupp, R. El caso Wagner. Madrid: Asociación Española de Neuropsiquiatría. 1998. 1ª edic. en alemán de 1914.         

Ver la crítica de K. Jaspers, y su fenomenología de la paranoia: diferencias entre desarrollo de la personalidad en la paranoia y el "proceso" esquizofrénico.

- Jaspers, K. "Delirio celotípico, contribución al problema: ¿"desarrollo de una personalidad" o "proceso"?". Escritos psicopatológicos. Madrid: Gredos. 1977    




- Bleuler (1857-1939):  la afectividad, sugestionabilidad y paranoia.

Para E. Bleuler la psicodinamia de la paranoia sería afectiva (en el Burghölzli, influenciado por Freud y Jung)  

- Bleuler, E. Afectividad, sugestibilidad, paranoia. Madrid: Morata. 1969. 1ª edic. en alemán de 1906.        

C. Jung  y su noción  de complejo de tonalidad emocional como conjunto de representaciones, recuerdos, ideas, etc., centrados sobre una experiencia afectiva, que son interpretables en los síntomas esquizofrénicos  "demencia precoz".

- Jung, C.G. Psicología de la demencia precoz. Barcelona: Paidós. 1987. 1ª edic. en alemán de 1907.         

Hay que recordar que ya en 1885 Charcot había hablado de la existencia de "ideas fijas" inconscientes, concepto que Janet (idée fixe subconsciente), Freud ("reminiscencias traumáticas") (ver Psicogenia y paranoia en la obra de Freud)

Según E. Bleuler, la afectividad se sustenta en dos tipos de reacción: a) general del humor u holotímica, como, por ejemplo, ocurre en la manía y en la melancolía, y b) catatímica, ligada a acontecimientos vitales, creándose complejos representativos secundarios..

El delirio como una reacción del sujeto ante conflictos vitales, pero no parte de una predisposición constitucional, sino que, para él, como mucho, el temperamento prestaría colorido al cuadro. De este modo, la paranoia podría darse en gran variedad de disposiciones constitucionales, pues lo importante aquí no es tanto la personalidad como el conflicto interno que da lugar al delirio; determinados conflictos sobrepasan la capacidad del sujeto, humillándolo éticamente; frente a ello, el sujeto reacciona negándose a aceptar su incapacidad (delirio de grandeza) o atribuyendo el motivo de su fracaso a los demás (delirio de persecución).

 El delirio entraña una distorsión catatímica de la realidad conflictiva, pues en la paranoia no existe una perturbación general u holotímica del humor; los estados afectivos que vemos en su curso son secundarios al contenido de las ideas delirantes.

"Esta superación de la lógica por los afectos presupone que, en el paranoico, la afectividad tiene que poseer una fuerza conmutadora demasiado intensa en relación con la firmeza de las asociaciones lógicas." La permanencia del delirio se debe a la permanencia del conflicto existente entre las aspiraciones del sujeto y la realidad. "Lo patológico es solo la fijación del error, en virtud de la cual se transforma éste en delusión, y luego la propagación de la delusión, en virtud de la cual la anormalidad se transforma en paranoia." (Bleuler dixit)

    - Bleuler, E, Demencia precoz. El grupo de las esquizofrenias. Horme-Paidos, 1993. (1ª edic. en alemán de 1911)

 


- Sérieux y Capgras: la constitución paranoica y la afectividad.

- Sérieux, P. et Capgras, J. Les folies raisonnantes. Le délire d'interprétation. Marseille: Laffitte Reprints. 1982. (Reimpresión de la edic. de Alcan, París, de 1909).         

Sérieux y Capgras, aceptan la definición de paranoia propuesta por Kraepelin, considerando sinónimos delirio de interpretación y paranoia. Sin embargo, en la medida en que el delirio asienta sobre una determinada personalidad, a la que denominan constitución paranoica, pasa a ser considerado de naturaleza psicógena.

Esta constitución paranoica es fundamental para la intelección de la génesis del delirio, el cual no sería más que la exageración de ciertas tendencias preexistentes en el sujeto; es decir, usando la terminología de Jaspers, el delirio sería un desarrollo de dicha constitución:

"Point de rupture entre la personnalité antérieure du sujet et la personnalité de l'interprétateur"

La constitución paranoica comprende anomalías intelectuales y afectivas; una disminución de la autocrítica, y la hipertrofia del yo.

En el estadio prepsicótico, el paranoico es un sujeto inadaptado socialmente, debido en parte a su tendencia a falsear todos aquellos hechos de la realidad contrarios a la alta opinión que tiene de él mismo. Esta inadaptación social deriva también de su hiperesthésie psychique: de sujetos emotivos, suspicaces, recelosos y soñadores.

un choque emocional intenso, repetidas heridas al amor propio hacen emerger lo que denominan idée prévalent, la cual orientará y dará coherencia al conjunto de interpretaciones falsas que constituye la psicosis.

Complexus idéo-affectif prédominant  y paranoia. Complejo con el que el paciente pone en relación hechos de la vida cotidiana, resultando así el delirio de referencia. La hipertrofia del yo, otro rasgo fundamental de la personalidad del delirante, es, para los autores, una consecuencia del complejo ideo-afectivo.

 "Le délire d'interprétation est, en resume, une psychose constitutionelle, qui se développe grâce à une anomalie de la personnalitéé caracterisée par l'hypertrofie ou l'hyperesthésie du moi et par la défaillance circonscrite de l'autocritique. Sous l'influence des conflits sociaux déterminés par la inadaptabilité au milieu, cette constitution psychique anormale provoque la prédominance d'un complexus idéoaffectif, sa persístanse et son rayonnement."  (nos dicen Sérieux y Capgras)

 



- Psicogenia de la paranoia en la obra de Freud: paranoia y homosexualidad.

    - S. Freud. Obras completas (3 vols). Biblioteca Nueva. 2012.

    - Fenichel. O. Teoría psicoanalítica de las neurosis. Buenos Aires: Paidós. 1966.         

 

Revisemos los textos de S. Freud dónde se describe la génesis psicógena de la psicosis: veamos.

- Neurosis y psicosis La pérdida de la realidad en la neurosis y la psicosis. ( 1924)

- Sobre algunos mecanismos neuróticos en los celos, la paranoia y la homosexualidad. (1922)

- En 1896, en su Nuevas observaciones sobre las neuropsicosis de defensa apunta ya a algunos aspectos básicos de la dinámica del delirio:


  "Desde hace mucho tiempo vengo sospechando que también la paranoia –o algún grupo de casos pertenecientes a la paranoia- es una neurosis de defensa, surgiendo, como la histeria y las representaciones obsesivas, de la represión de recuerdos penosos, y siendo determinada la forma de sus síntomas por el contenido reprimido."

Freud emplea -por primera vez-  el concepto de proyección como mecanismo psicológico fundamental para explicar la génesis del delirio: "En la paranoia, el reproche es reprimido por un procedimiento al que podemos dar el nombre de proyección, transfiriéndose la desconfianza a otras personas."

- En 1907 publica El delirio y los sueños en la "Gradiva" de W. Jensen, donde hace ver la similitud existente entre los mecanismos implicados en la fantasía, los sueños y el delirio.

El cometido común de estos fenómenos psíquicos es la realización de deseos reprimidos: "(...) se caracteriza –el delirio- por el hecho de que en él adquieren las "fantasías" el supremo dominio; esto es, encuentran fe en el sujeto e influyen en sus actos."  Y también. "representémonos ahora a las imágenes oníricas como creaciones delirantes fisiológicas del hombre, (...)". Y, por último, "El sueño y el delirio proceden de la misma fuente; esto es, de lo reprimido, y el sueño es, por decirlo así, el delirio fisiológico del hombre normal."

- En 1911 publica Freud su trabajo princeps sobre la dinámica del delirio; se trata de su Observaciones psicoanalíticas sobre un caso de paranoia ('dementia paranoides') autobiograficamente descrito , basado en Memorias de un neurótico, publicadas por el magistrado Schreber en 1903.

  - El caso Schreber: una revisión. Revista aen. Z Lothane - ‎1995

 Es dudoso el diagnóstico de paranoia del caso Schreber, otros autores hablan de melancolía delirante, esquizofrenia,.. pero la ausencia de defecto en el curso evolutivo así como la tendencia a la sistematización del delirio, (redención de la humanidad a partir de la transformación en mujer),  lo acercan a la paranoia, o esquizofrenia paranoide.

El análisis del caso es interesante como modelo de interpretación dinámica del delirio a partir de los diversos mecanismos del funcionamiento mental (desplazamiento, condensación, proyección...) que ya describiera en su Interpretación de los sueños . (ver texto)

En el caso del delirio, estos mecanismos se aplican, según Freud, como defensa frente a tendencias homosexuales encubiertas que el sujeto es incapaz de reconocer y asumir: "(...) el motivo de la enfermedad fue la aparición de una fantasía optativa femenina (homosexual pasiva) (...). Contra tal fantasía se alzó por parte de la personalidad de Schreber, una intensa resistencia, y la defensa, que quizá hubiera podido adoptar otras formas distintas, escogió, por razones que desconocemos, la del delirio persecutorio. El hombre añorado se convirtió en perseguidor, y el contenido de la fantasía optativa, en el de la persecución."  

 De este modo, el delirio sería un intento del sujeto de restablecer su autoestima, amenazada por la emergencia de impulsos homosexuales. Concretamente, Freud lo interpreta como un intento de Schreber de superar el complejo paterno, especialmente su componente homosexual pasivo; mediante el delirio, se protege de impulsos homosexuales originados en su actitud infantil hacia la figura paterna.

Freud piensa que esta interpretación es generalizable a todos los casos de paranoia: "(...) toda una serie de casos de la paranoia (...) descubriendo, con sorpresa, cuán claramente dejaban ver todos ellos, en el punto central del conflicto patológico, la defensa contra el deseo homosexual, y cómo tales sujetos habían fracasado todos en el sojuzgamiento de su homosexualidad inconscientemente intensificada."  Aunque estaba dispuesto admitir los límites de dicha interpretación: "Hemos, pues, de estar preparados a limitar eventualmente nuestra afirmación a un único tipo de la misma.".

 Las fórmulas propuestas por Freud para explicar la dinámica del delirio son:

a) En el delirio de persecución: "Yo (un hombre) le amo (a un hombre)", que se transforma en "No le amo, le odio", que, por medio de una proyección, se transforma en "El me odia" (me persigue), lo cual me da derecho a odiarle", es decir, "No le amo; le odio, porque me persigue."

Como hemos dicho, el principal mecanismo psicológico implicado en la paranoia es la proyección: mediante él "es reprimida una percepción interna, y en sustitución suya surge en la conciencia su propio contenido, pero deformado y como percepción externa."

Freud destaca que la finalidad del delirio es la sobrevaloración del yo: "Deduciremos, pues, que en la paranoia la libido libertada (sic) es acumulada al yo, siendo utilizada para engrandecerlo." . En suma, existiría en la paranoia una fijación con ulterior regresión al narcisismo: "(...) y concluimos que el retroceso desde la homosexualidad sublimada hasta el narcisismo revela el alcance de la regresión característica de la paranoia."


- S. Freud. Obras completas (3 vols). Biblioteca Nueva. 2012.

 -el yo neurótico.   versus  "El yo psicótico.  de J. L. Día  

 



- La reacción primitiva de referencia de Kurt Schneider

- Schneider K. Psicopatología clínica. Madrid: Paz Montalvo; 1975. 

K. Schneider, en su patopsicología clínica, capítulo III,  describe las reacciones vivenciales anormales, y comenta ciertos casos muy raros de  reacciones deliroides a consecuencia del pánico agudo ante una inmediata amenaza por parte de otra persona:

  " una comprensión y una interpretación falsas e insensatas de algo inocuo que es captado en un sentido amenazador. Pudiendo surgir también equivocaciones sensoriales en forma de ilusiones .

Caso clínico de paranoia autolimitada, reactiva, "debido al miedo".

    "Un robusto e ingenuo aldeano de veinticuatro años, procedente de un pequeño pueblecillo de la Baja Baviera y que jamás estuvo en una gran ciudad, llega a Colonia con el fin de visitar a su novia. A poco de llegar se cree ya observado por la gente, y de noche, en el asilo donde se aloja, cree también que dos compañeros de habitación le amenazan. Preso del máximo temor y huyendo de sus supuestos perseguidores corre a través de la ciudad para refugiarse finalmente en el jardín de una villa. Es descubierto y detenido como ladrón por la policía. Comienza en seguida una furiosa lucha contra los funcionarios del puesto de policía y de la cárcel, en los que cree reconocer a gentes del asilo que se han disfrazado. En total hiere de bastante consideración a siete empleados. También oye hablar en su celda: sus padres han sido asesinados y él debe asimismo morir. Transcurridos dos días se tranquiliza, y pronto vuelve a su juicio, explicándose asimismo todo lo sucedido como debido a su miedo. El recuerdo de los dos días no carece de lagunas. Una catamnesis realizada dos años más tarde revela que durante todo este tiempo no ha vuelto a recaer" .

"delirio primitivo de referencia", correspondiente a la reacción primitiva de Kretschmer: un reaccionar casi reflejo realizado antes aún de haber comprendido bien la vivencia, o antes incluso de haberla elaborado.

Las falsas interpretaciones poseen un motivo: la espera angustiosa.

K. Schneider considera importante el papel desempeñado por la personalidad en las reacciones vivenciales, pues es siempre la personalidad lo que reacciona a las vivencias, concluyendo que cuanto más insignificante sea el motivo que despierta la reacción, tanto en magnitud, aspecto o duración, tanta mayor importancia ha de otorgarse al papel desempeñado por la personalidad de base. 



- El delirio sensitivo de relación de Kretschmer.


    “El delirio sensitivo de referencia”. (1ªedición  de 1919)  (En. Ed. Triacastela. Madrid. 2.000),

caso clínico:  Delirio de hetero- depreciación erótica, de los masturbadores, de alusión, y de desprendimiento de mal olor corporal, sobre personalidad sensitiva, con insuficiencia en su vida sexual y relacional, un "yo neurótico"  que se psicotiza,..

- Paranoias. Casos de  A. Monchablon Alcmeon 20, Año VIII - Vol 5 - Nº 4 . 1997

  A.P., de 56 años, soltera, jubilada, vive sola. Longilínea, asténica, tímida y depresiva. De rostro angustioso,  tiene un rictus de malhumor. Un buen día tiene un altercado con el hijo de un vecino, donde éste la ofende diciéndole "vieja loca". Desde entonces dice que estos vecinos se ríen de ella, que le hacen burlas, porque saben que es lesbiana y que además han notado que se masturba mucho y que tiene pensamientos pecaminosos. El hijo del vecino, al pasar un día por la puerta de su casa, además de no saludarla, hace un gesto con la nariz, que la paciente interpreta inmediatamente como que había olido algo feo en ella, un mal olor que ella despedía. Rápidamente fue a darse un baño. Como notó algo de flujo vaginal pensó que dicho olor vendría de allí, que por otra parte ella no sentía. Consultó un ginecólogo quién no le encontró nada. Estaba muy angustiada porque conocían su intimidad. El otro día estaba el vecino en el techo arreglando una antena de televisión junto con su hijo y vio que hacían comentarios entre ellos, que A.P. interpretó como que comentaban que era lesbiana y lo único que piensa es en mujeres. Finalmente consulta con psiquiatría traída por una amiga. La paciente se considera heterosexual, pero su vida sexual ha sido muy escasa. Está muy apesadumbrada, avergonzada e indignada por lo que le sucede. Quiere mudarse. Está deprimida. Piensa que todo es irreparable. Es medicada con haloperidol y ansiolíticos, mejorando notablemente. Remite rápidamente la ocurrencia de despedir un mal olor de su cuerpo e incluso admite lo falaz de pensar que crean que es lesbiana. ..

 

El delirio de relación de Kretschmer consiste en un delirio persecutorio (de perjuicio, autorreferencial, de relación) instalado en una personalidad sensitiva.

Estructura de la personalidad sensitiva: Esta estructura se caracteriza por propensión al aislamiento, hipersensibilidad, timidez, escrupulosidad, dificultad para relacionarse con el sexo opuesto, obsesividad, sentimientos de inferioridad, inseguridad, etcétera.

- Son mujeres solteras que pasados los 30–35 años, que a raíz de un conflicto de relación, ya sea una ofensa, humillación o desengaño amoroso, generan un delirio persecutorio con su entorno habitual.

- Son personas que están generalmente bien instruidas, con buena capacidad laboral, que a raíz del delirio de relación, sufren un deterioro de su rendimiento,...

- Sufren mucho su situación, en silencio, se afligen, se indignan por la acusación vivida, por la autorreferencia, o por el amor contrariado, y obstaculizado por terceros.

- En ocasiones, el deliro de relación, les lleva a instalarse en la erotomanía.

- Es sólo un aspecto de su personalidad el que se enferma, ya que por lo demás pueden seguir operando normalmente. El delirio está dentro de lo verosímil, no evoluciona hacia la escisión yoica esquizofrénica.  (añadidos de J. L Día)

El carácter sensitivo de nuestros pacientes:

La descripción del carácter sensitivo evoca la psicastenia de Janet. En 1903 Janet describió un tipo de neurosis caracterizada por obsesiones, escrupulosidad, timidez, vergüenza, dudas, sentimientos de incompletud, despersonalización y depresión que  es semejante a la descripción que posteriormente hizo Kretschmer del carácter sensitivo.

Una disposición adquirida a lo largo de la evolución (personalidad), y en la que tienen el papel principal ciertos traumas afectivos determinantes.

Para Kretschmer,  "'sensitivo' o 'sensible' corresponde a ciertas naturalezas delicadas que no solo son muy profundamente receptivas y sensibles a sus vivencias, sino que las siguen elaborando interiormente, en silencio, sin que se trasluzca nada al exterior. 

 - Este tipo caracterológico posee más componentes asténicos que esténicos. En los sensitivos se puede comprobar una curiosa mezcla de tendencias esténicas (elevada impresionabilidad ante los acontecimientos adversos) y asténicos (dificultad de exteriorización, falta de conducción, con retención y contención de la expresión).

Kretschmer describe el carácter sensitivo:

"Son personalidades blandas, de fina percepción, espiritualmente diferenciadas e introvertidas, de sentimientos éticos profundos, con tensiones emotivas ocultas y muy duraderas; son gentes que no asimilan los acontecimientos fuertes ni son capaces de expresarlos libremente, y que poseyendo un gran valor interno, muestran un continente exterior algo inseguro y falto de libertad. La variante de este tipo humano con tendencia a la representación obsesiva queda perfectamente caracterizada por su carácter pedante y muy escrupuloso.

"Por un lado, muestra una extraordinaria blandura afectiva, debilidad y vulnerabilidad, y, por el otro, cierta ambición y obstinación.

Los representantes de este grupo caracterológico son, cuando el desarrollo es completo, personas complicadas, muy inteligentes y de gran valía, finas y muy sensibles, de ética escrupulosa, y cuya vida afectiva es íntima, hipersensible; se hallan privados de defensa ante las dureza de la vida, encierran profundamente en su interior sus duraderas y tensas emociones. Su autobservación y su autocrítica son finísimas.

Estas personas son muy susceptibles y tercas, pero tienen una gran confianza y son muy amorosas; se valoran en mucho, son tímidas, y su presentación personal carece de aplomo. Son introvertidos, pero también asequibles y amables, humildes pero muy ambiciosos y con una gran capacidad social (...) El estado de ánimo de estas personas tan serias tiende a enturbiamientos reactivos de larga duración, aunque en modo alguno es constitucional depresivo, (...)."

El rasgo esténico de la personalidad sensitiva permite la proyección de la vivencia culpable y, con ello, la aparición de las ideas delirantes de autorreferencia.


Delirio sensitivo de referencia de Kretschmer

    Causas-.(sin despreciar la base biológica),  las causas determinantes del delirio están constituidas por la combinación de tres elementos: carácter, vivencia y medio social.

Este modo reaccional de la contención es, así, todo lo contrario de la "represión" (refoulement) que en la histeria, por ejemplo, relega al inconsciente el "recuerdo" penoso.

Esta tensión es la que constituye el factor psicológico determinante en los delirantes sensitivos, los cuales, en suma, están completamente subyugados por las tensiones sociales y éticas.

El conflicto central, en estos sujetos, está formado en efecto por el sentimiento que experimentan de su inferioridad en el orden ético, sentimiento que viene a ser reavivado por cada fracaso vital y que es reanimado sin cesar en la conciencia por la contención.

 La vivencia (grupo de sensaciones y de representaciones susceptibles de producir afecto) es aquella que le revela al sujeto su propia "insuficiencia", aquella que "lo humilla": el sentimiento de fracaso .

El tercer factor etiológico es el medio social.  El medio actúa sobre la manifestación de la enfermedad "según una fórmula única: tensión del amor propio en una situación oprimente". Esta "vivencia es el conflicto externo del hombre aislado e incapaz ante las ordenaciones rígidas y omnipotentes de la sociedad, con sus leyes, con su disciplina, con su opinión pública: la vivencia de la violación de la voluntad individual por la voluntad colectiva".

Kretschmer hace de estos sujetos de tipo sensitivo una cierta contradicción; por una parte, una extraordinaria impresionabilidad, una sensibilidad sumamente accesible y vulnerable, pero también, por otra parte, cierta dosis consciente de ambición y de tenacidad.

Los representantes acabados de este tipo son personalidades complicadas, muy inteligentes, de valor muy alto, de sensibilidad fina y profunda, de una ética escrupulosa, y que en los casos del corazón son de una delicadeza excesiva y de un ardor completamente interiorizado.

Poseen capacidades refinadas de introspección y de autocrítica. Son muy susceptibles y tercos, pero, al mismo tiempo, particularmente capaces también de amor y de confianza. Se tienen a sí mismos en justo aprecio, y sin embargo son tímidos y están llenos de inseguridad cuando se trata de producir algo suyo. Vueltos hacia sí mismos y sin embargo abiertos y filántropos, modestos, pero de una voluntad ambiciosa, poseen, por lo demás, altas virtudes sociales. Lo que se desprende muy claramente de esta descripción es que el carácter sensitivo no puede considerarse como una disposición constitucional o afectiva simple, sino que representa una personalidad en toda su complejidad4.

Pero este carácter sensitivo puro no es tan fácil de encontrar en la clínica, y el mismo Kretschmer, en el capítulo séptimo de su obra El Delirio sensitivo de referencia, habla de variantes carectorológicas, que se pueden dar en una misma personalidad, mezclas de rasgos sensitivos con rasgos de otras formas caracterológicas (primitivo, expansivo, histérico). Esta combinación de rasgos hace variar los cuadros patológicos hacia formas más persecutorias o más combativas o combinaciones sensitivas-desiderativas, sensitivas-persecutorias, etc. "Cuanto más sensitivo es un carácter, tanto más específicamente reaccionará ante un complejo de culpabilidad con un delirio de relación de estructura fina"  (Kretschmer dixit)


 Forma clínica de los delirios sensitivos de Kretschmer

- El delirio sensitivo descrito por Kretschmer es más hiposténico y menos agresivo, ya que el carácter que lo sostiene es menos rígido.

- Es un delirio alusivo, refencial: alusiones peyorativas y malintencionadas procedentes de los familiares, superiores jerárquicos o colegas del trabajo.

- El carácter sensitivo de Kretschmer se corresponde con sujetos tímidos, sensibles, a menudo ansiosos y psicoasténicos (escrúpulos, vacilaciones, etc.), que se sienten particularmente inclinados a las luchas de conciencia y muy sensibles a las reacciones de los demás

"Sufren de una hiperestesia de los contactos sociales"

 

- Estos sujetos inhiben fuertemente sus pulsiones, estando profundamente insatisfechos.

- En ellos los complejos de frustración y de inferioridad son manifiestos y es, sobre este terreno, sobre este fondo de sensibilidad, fácilmente impresionable y vulnerable, cómo el cúmulo de circunstancias penosas, la suma de fracasos o de conflictos, la tensión engendrada por la exasperación, por las decepciones o por la desesperación, desencadenan la psicosis.

- "El núcleo del cuadro mórbido es un delirio de relación concéntrico, fundado sobre una base afectiva que presenta todos los grados, de la seguridad humillante a la autoacusación, experimentada hasta la desesperación" 

 

Veamos a continuación Ejemplos clínicos de pacientes con "Delirios sensitivos de referencia". (sirva de homenaje a aquellos pacientes que con su clínica nos ilustran, nos hacen amar la psicopatología fenomenológica)


 


-  Delirio sensitivo, erótico, de referencia de las solteronas.

Caso Helen Renner.  

  De cuerpo delicado, sensible, inteligente, afanosa, la primera de la clase, ambiciosa, impresionable,…escrupulosa, reprimida sexual. Nuestra paciente fue víctima de ofensas sobrevaloradas, ideas obsesivas  de culpa moral, por  una “mancha moral” (tocamientos). Se enamora de un joven, sufre intensos deseos sexuales que reprime,….hasta que eclosiona su psicosis paranoide, con alucinaciones verbales “buscona, puerca” oye que le dicen...

 

El delirio de los masturbadores. sirva de repaso el texto de:

 Del onanismo a la psicosis masturbatoria. por Dr Día.

 

¿Cómo explicar esta locura?.

Permitirme recurrir a Michel FOUCAULT, y su excelente texto “Los anormales”.  Editorial AKAL 2001,

(Curso del Collège de France.  Clase del 5 de marzo de 1975.)

 

"El problema de la masturbación:  el discurso cristiano de la carne y la psicopatología sexual" y  “El control de la sexualidad”. Nos advierte Foucault de esta “Fabulación científica” de la enfermedad, y habla de la “atribución de la culpa”, de responsabilizar al paciente, y de las técnicas de la “confesión” :

“Qué hiciste con la mano”. ¿Qué hiciste con tu cuerpo?”.

 

El poder médico en acción, la propedéutica y la prevención del onanismo, que indujeron el delirio de autorreferencia:

- Haveock Ellis. El Autoerotismo. En Estudios de psicología sexual. Madrid.

- Martín de Lucenay, A.  Masturbación y autoerotismo. El Erotismo de los exhibicionistas. Orígenes de la masturbación. Sus efectos en el hombre y en la mujer. Los sueños eróticos. Tratamientos adecuados. El autoerotismo en la religión.. M., Edit. Fénix, 1933

 

Sigamos disfrutando  del trabajo :  “El delirio sensitivo de referencia”. (1ªedición  de 1919)  (En. Ed. Triacastela. Madrid. 2.000),

En este texto, en el capítulo 4, titulado: « El delirio de los masturbadores”, tenemos las últimas descripciones clínicas de lo que nos ocupa.

 


Nos detalla E. Kretschmer, la inclinación de los  neuróticos sexuales hacia la autorreferencia:

 

“los masturbadores,.., la idea de que en la frente llevan escrito su vicio, y que los demás lo reconocen y se lo hacen notar”, esta alusión de perjuicio irá desde ligeros sentimientos de referencia, asociados a su neurosis, hasta psicosis paranoides graves.

 

 Para ello nos presenta el ya famosos caso clínico de: “El maquinista Bruhn”, que nos servirá como paradigma del delirio del masturbador.

 

 “este joven, de vivas sensaciones eróticas, pero demasiado tímido e inhábil con las muchachas, cae en el vicio de la masturbación intensa, que combate con sentimiento de culpa”. Se aprecian pues unas concepciones éticas severas, escrupulosas, e una “insuficiencia vergonzante. Se estable así una lucha inútil de una ética escrupulosa contra el instinto natural insuperable: “el vicio de la masturbación, lleva a terribles remordimientos de conciencia”.

Las concepciones morales de la sociedad y la  lectura del “Onanismo” de Tissot, le llevan a una grave depresión ansiosa con temores hipocondríacos, y a un delirio de referencia y alusión. La psicosis culmina con un intento de suicidio.  (pag. 145).

 

El carácter de Bruhn es de tipo sensitivo: timidez, profundidad y blandura de ánimo.

Una larga contención de la vida afectiva, con concepciones éticas severas y escrupulosas. Una gran aptitud profesional, e hipersensibilidad social producen el resto.

La vivencia, la pasión amorosa inútilmente combatida de las sensitivas, llega a producir una “insuficiencia vergonzante”, producida por la lucha inútil de una ética escrupulosa contra el instinto natural insuperable.

 

El conflicto, insiste Kretschmer, no tiene un desarrollo puramente ético-individual, sino que son las concepciones morales fijas de la sociedad, las que provocan la desgracia.

Así, en todos los casos de masturbadores, las divulgaciones científicas populares son las culpables de la desviación psíquica. Y concluye nuestro autor:

“hace mucho tiempo que los psiquiatras y neurólogos han advertido la enorme equivocación de los conceptos corrientes sobre la importancia médica y moral de la masturbación.”

 

 Otros conflictos eróticos afectivos, que comparten la misma patogenia de las neurosis de referencia, serían:

Los enamorados tímidos y desgraciados, y  en las mujeres, el delirio amoroso y delirio erótico de referencia de las solteronas. (veamos su texto excepcional de “el Delirio sensitivo de referencia”).

 


Otros conflictos erótico-afectivos.

Enamorados tímidos, desgraciados

Caso U. Breiner, “pastor de ovejas”. Silencioso, tímido, ensimismado, soñador e hipocondriaco,…que tras una fiesta, y borrachera, y después de un flirteo fracasado,… todos le miran, le dan a entender, oye la voz. “cuidado con éste”.  (pág. 167-172)

Delirio amorosos, y delirio eróticos de referencia, en mujeres “desengañadas”, y delirio pasional de “solteronas” e “institutrices”

(ver delirio pasional de la escuela francesa. H. Ey y cols.)

Conflictos profesionales y formación delirante sensitiva.

 

Lucha íntima por un ideal y por su honra profesional, como precipitante de la psicosis:

- El consejero de Gierlich empezó a padecer estados depresivos paranoides, en el momento que su orgullo recibió un golpe mortal, al negarle su ascenso en su carrera de funcionario.

Carácter asténico, elevada autoexigencia y pundonor, represión de la vida instintiva relacional, blandura afectiva, vulnerabilidad, e “insuficiencia vergonzante”,


(con ello describimos a nuestros pacientes, y les damos voz de nuevo)

 

Sirva para finalizar nuestro periplo por la psicogenia del delirio, el excelente trabajo de nuestro Castilla del Pino, sobre los delirios:


 


Anexo: Comentario al texto de C. Castilla del Pino:  

 

        “El delirio, un error necesario”.

Castilla del Pino. "El Delirio, un error necesario". Editorial Círculo de Lectores. 1997.

 

1) Delirios de depreciación erótica Tres tipos: a), b) y c) 

    a) el delirio de infidelidad.

    b) el delirio de alusión homosexual. 

    c) Delirio de inculpación de los masturbadores: 

 

2) Delirios de exaltación erótica: la erotomanía. 

 

   El tema erótico es uno de los más frecuentes en la temática delirante. (nos dice Castilla del Pino)

 ( ¡¡ y hoy es negado, permanece oculto, por la falta de exploración y prejuicios de nuestra psiquiatría actual ¡¡

a)      Importancia de la vida de relación erótica en la biografía del individuo.

b)      La valoración psicosocial de la identidad erótica de cada cual, en el primer plano de la relación no erótica.

 

1) Delirio de depreciación erótica.

    a) el delirio de infidelidad.

 

    b) el delirio de alusión homosexual. 

 Delirio de inculpación.

 Delirio de autodepreciación y de hétero-depreciación erótica. 

 Al sujeto se le desprecia por su sexualidad, se sabe, o se habla de una “falta” o “mancha en su pasado”.

 - Se alude a actuaciones homoeróticas en su infancia. 

 - Clínica depresiva, ideas de culpa, con autorreferencias, alusiones a "la falta" y alucinaciones verbales...

 

    c) Delirio de inculpación de los masturbadores: 

    (ver también "delirio sensitivo de relación, de referencia,  de Kretschmer).

     “El delirio sensitivo de referencia”. (1ª edición  de 1919)  (En. Ed. Triacastela. Madrid. 2.000), 

     Capítulo 4:  « El delirio de los masturbadores”: 

Nos detalla E. Krestschmer, la inclinación de los  neuróticos sexuales hacia la autorreferencia:

    “los masturbadores,.., la idea de que en la frente llevan escrito su vicio, y que los demás lo reconocen y se lo hacen notar”,

esta alusión de perjuicio irá desde ligeros sentimientos de referencia, asociados a su neurosis, hasta psicosis paranoides graves


    Hemos visto el caso clínico de: “El maquinista Bruhn”, que nos sirvió como paradigma de delirio del masturbador.

 Paradigma también del DELIRIO SENSITIVO DE RELACIÓN.

 

 

Bibliografia seleccionada:

- E. Kretschmer “El delirio sensitivo de referencia”. (1ªedición  de 1919)  (En. Ed. Triacastela. Madrid. 2.000),

- A. Díaz Patricio. La psicogénesis del delirio en la obra y en la época de E. Kretschmer. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq.  n.80 Madrid oct.-dic. 2001.

- María del Prado Ordóñez Fernández. La Paranoia Benigna. Recordando a los Clásicos. Rev Clin Med Fam vol.4 no.2 Albacete jun. 2011 

 - C.G. Jung. Psicogénesis de las enfermedades mentales. Volumen 3, obra completa Ed. Trotta. 

 


Esto no está en el DSM- 5.

Reivindicación de la psicopatologia descriptiva clásica.

 

Por: J. L. Día Sahún

psiquiatra del H. Univ. Miguel Servet.

Tutor MIR psiquiatría y  prof asociado Unizar.

jldia@ono.com. 

Comments