definicióndehipocondríaysiniestrosis.

Definición de hipocondría, de hipocondría reivindicativa y siniestrosis.

Docencia MIR PSIQUIATRÍA Y PIR PSICOLOGÍA CLÍNICA de Aragón.

Psicopatología y fenomenología de la corporalidad.

Lugar: Unidad docente del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

volver a página principal

Docencia residentes mir y pir psiquiatría y psicología de Aragón

Ver definición clásica de Hipocondría según A. Porot.

En su diccionario de psiquiatría. De 1962.

HIPOCONDRÍA: “Síndrome constituido por preocupaciones excesivas y angustiosas respecto de la salud, con exacerbación de las sensaciones cenestésicas normales"

- Jean Abadie (1873-1934): - ver signo de Abadie- "exageración del sufrimiento por su propia salud, y una búsqueda excesiva y egoísta en defensa de su propia salud" . Propone el nombre de "Arganismo", en nombre de "Argan" en enfermo imaginario de Moliere.

- En Littré: "una enfermedad que hace creer a aquellos que la sufren, que son atacados o padecen las enfermedades más variadas. Supone una creencia y un sufrimiento añadido, lo que hace que estos pacientes padezcan una tristeza habitual" (¿similitud entre la hipocondría y la melancolía?.)

-Historia de la Hipocondría.

-Reivindicación de La hipocondría: La psicopatología contra el DSM-5

- " La atención del enfermo se concentra en el funcionamiento de sus órganos en general, o en el de uno de ellos, con perjuicio, en los casos graves, de lo que normalmente debería interesarle, y esto explica su ostensible egoísmo. Por lo demás, en la base de la hipocondría suele haber una disposición constitucional particular que induce al sujeto a la autoobservación y la ínterpretación, y que ABADIE propuso denominar constitución orgánica, por el nombre del personaje del Maladie imaginaire, de MOLIÉRE". (nos dice A. Porot)

-La ansiedad en el hipocondríaco parece mantenerse a expensas de trastornos cenestésicos, o a veces de lesiones reales más o menos inadvertidas (cenestopatías legítimas e «hipocondría justificada»).

- En la mayoría de los casos se observan efectivamente desarreglos digestivos (anorexia, estreñimiento, insuficiencia hepática), circulatorios, endocrinos; el estado general puede ser próspero o hallarse alterado.

- Este síndrome exige, pues, un reconocimiento médico completo.

- Muchas veces será expresión de una impregnación bacilar frustrada (v. Neurastenia), con perivisceritis digestiva, o de una afección hepática, genital, urinaria, etc.

- Para los psicoanalistas, hay que pensar en un comportamiento narcisista. (Rosenfeld (1964). Ver "narcisismo primario".

- Primeras teorías psicodinámicas. (Freud y el caso Schreber (1911): relación de la hipocondría con paranoia. El hipocondríaco no puede colocar al agresor fuera de él, y lo sitúa en su interior, como una amenaza interna a su yo corporal. (negando la hostilidad hacia el otro)

- Y en el cuerpo como gozo : Hipocondría y relación de objeto ( Melanie Klein). ("la mala relación objetal con nuestro yo corporal")

-Los teóricos de la Medicina psicosomática entienden que las lesiones viscerales existen ciertamente, pero están condicionadas por los complejos psicológicos. “Lenguaje de los órganos”

- La hipocondría no es, pues, una entidad nosológica particular, sino un síndrome que se encuentra en grados diversos en diferentes psicosis o neurosis. (opinión de A. Porot)

Formas clínicas de hipocondría (según A. Porot)

1. Hipocondría neurótica. Según ciertos autores, la hipocondría es una neurosis genuina, que comprende como síntomas, por una parte, los trastornos cenestésicos, y por otra, la ansiedad y las cavilaciones morbosas. (ver -el yo neurótico. )

Otros piensan que la hipocondría puede matizar o acompañar a las neurosis bien conocidas y definidas, a saber:

- Hipocondríacos ansiosos. Neuróticos inquietos, haciéndose palpar; al principio, los trastornos son puramente funcionales (sintomatología atípica discordante), pero es posible una evolución psicosomática hacia una neurosis de órgano (somatizaciones de la angustia por úlcera, rectocolitis hemorrágica, etc.).

- Hipocondríacos fóbicos o nosofóbicos (en particular, temor al cáncer, la tuberculosis y la sífilis). (ver fobias a las enfermedades y nosofobias) (ver

- Hipocondríacos histéricos. Cuando la conversión es incompleta, parte de la angustia subsiste y puede acarrear quejas y achaques hipocondríacos. La queja hipocondríaca como manifestación de la histeria.

2. Hipocondría psicótica o hipocondría delirante.

-Verdadero delirio interpretativo, acompañado a veces de alucinaciones.

-El sujeto describe, con certidumbre irreducible, lesiones imaginarias: tumores, atrofias, hípertrofias, cuerpos extraños e incluso animales (zoopatía) o demonios (demonopatía, posesión).

-Estas ideas de transformación o de negación complican el cuadro en el síndrome de CÓTARD

3. La hipocondría con tendencias reivindicatorias

-Puede provocar reacciones antisociales graves contra quienes rodean al sujeto, y sobre todo contra el personal que lo atiende (médicos y enfermeros).

- En este caso se impone el internamiento, lo mismo que cuando se manifiestan o sospechan ideas de suicidio.

- De todos modos, estos individuos son muy difíciles de cuidar: interpretan a la ligera la acción de los medicamentos, de las más ínfimas influencias exteriores (fenómenos atmosféricos, ruidos de la calle, por ejemplo), de los alimentos, de los gestos y palabras del médico.

-No debe instituirse intervención quirúrgica ni tratamiento que se considere peligroso sin una indicación imperativa.

-Algunos cirujanos confiados han pagado esta imprudencia con reclamaciones judiciales, y a veces lamentablemente con su propia vida.

(ver hipocondría querellante). Los delirios de reivindicación, los inventores, y apasionados idealistas.

¿Cómo tratar la hipocondría?. (según texto de A. Porot).

- La psicoterapia, muy sutil, psicoanalítica o no, es asunto de especialista, mejor en ambiente de hospital o de casa de salud, por lo menos al comienzo de la cura. Debe ir seguida de una verdadera reeducación, encaminada a distraer al enfermo de sus preocupaciones, de su actitud de «escucha», y a entretenerlo según sus aptitudes (trabajo fácil y agradable).

-Los tratamientos de «relajación», que actualmente se han popularizado, a veces procuran interesantes resultados, cuando no existe una estructura patológica evolutiva de la personalidad.

- La hidroterapia, las curas termales, los tónicos anodinos y los sedantes ligeros pueden emplearse con discernimiento, evitando cristalizar la inquietud (ver también Sinistrosis, Cenestopatía). ‑H. y B.

Una forma de hipocondría reivindicativa y de neurosis de renta.

La SINESTROSIS. (siniestrosis): Definición.

Édouard Brissaud, (1852-1909) Alumno de Charcot, Broca y Lasègue. Médico "des hôpitaux", prof Fac. Medicina París, anatomo-patólogo, neurólogo y psiquiatría. Se le debe la descripción del la "siniestrosis" (sinistrose ) en 1908.

· ver: Leçons sur les maladies nerveuses. Salpêtrière. 1893-1894 t. 1, par É. Brissaud, recueillies et publiées par Henry Meige (1866-1940) G. Masson (Paris), 1895-1899, disponible (Gallica)

Este término, creado por BRiSSAUD en 1908, ha sido definido por él como:

«un estado psicopático especial... que procede únicamente de una interpretación errónea de la ley y consiste en una especie de delirio razonable, fundado sobre una idea falsa de reivindicación, en relación a un siniestro».

http://www.historiadelamedicina.org/brissaud.html

-Ver psicopatología de los delirios de reivindicación, y sus tipos.

-Ver “agresividad y paranoia de base corporal”.

-Ver neurosis de renta, y la neurosis traumática de indemnización.

En sentido exacto, el «sinistrósico» sería, según L. MICHAUX, un "delirante de buena fe".

-De hecho, la apreciación de la sinceridad es, a menudo, delicada y se designa corrientemente bajo el término de sinistrosis (sinestrosis) el estado mental particular de algunos accidentados o siniestrados que exageran su impotencia funcional, prolongan anormalmente su inaptitud para el trabajo, enriquecen las secuelas objetivas ‑‑con frecuencia mínimas‑‑ de su accidente con una serie de malestares subjetivos y, sobre todo, manifiestan tendencias reivindicativas cada vez más desarrolladas con vistas a una indemnización máxima del perjuicio causado.

Michaux Léon : (1899 - 1978) Neuro-psychiatre Français. Professeur de psychiatrie, auteur en 1950 du premier traité de Psychiatrie infantile française, avec l'aide de Cyril Koupernik et de Didier-Jacques Duché.

-El cálculo utilitario se mezcla aquí en proporción variable con manifestaciones psiconeuróticas, preocupaciones hipocondríacas y sobrecargas pitiáticas. La buena fe y la sinceridad de estos sujetos son difíciles de estimar, tanto más cuanto que llegan con frecuencia a un grado de autosugestión importante, cayendo en su propio juego, mantenido por un entorno interesado.

-Con frecuencia presentan un aspecto asténico, hipocondríaco, si, por el contrario, no se lanzan a una actividad reivindicatoria tenaz y pleitista.

-El tiempo no hace más que agravar estas disposiciones enojosas; por eso importa liquidar cuanto antes la situación en lo que atañe a indemnizaciones, y fijar en seguida la fecha de consolidación de la herida o de las consecuencias del accidente (v. Peritación, Traumatismos, Conmoción).

ANEXO: Sinistrose

- du latin sinister, qui est à gauche, donc défavorable, préjudiciable, et la finale médicale -ose (comme névrose, psychose)

Terme proposé en 1908 par le neurologue bisontin Edouard Brissaud (1853-1909) pour désigner une pathologie apparue avec la loi du 9 avril 1898 sur l'indemnisation des accidents de travail et qu'il définit comme «un état psychopatique spécial qui procède uniquement d'une interprétation erronée de la loi et consiste en une sorte de délire raisonnant fondé sur une idée fausse de revendication» imputable «non pas à l'accident mais à l'accidenté» (cité par Pierre Morel, p.49).

- Cette attitude de revendication à la suite d'un préjudice corporel, exclut la simulation à but utilitaire.

- Dans un sens plus étendu et extra-médical, sinistrose et sinistrosique renvoient à une disposition d'esprit empreinte de pessimisme, d'inquiétude, de péjoration vague et systématique de l'avenir.

Nota biográfica de Antoine Parot (1876-1965). Fundador de la Escuela psiquiátrica de Argelia. "un psiquiatra de la ideología racial" (acusado de xenofobia, de favorecer la colonización y desprecio racial). Ver confrontación con Frantz Omar Fanon,

MUY IMPORTANTE:

Texto para uso exclusivo docente.

Estudio psicopatología y fenomenología clásica.

No útil para el diagnóstico y tratamiento actual.

Autor: Antoine Porot. (modificado por J.L. Día)

Título original de la obra: "Manual alphabétique de Psychiatrie"

Presses Universitaires de France. Paris.

Primera edición española: 1962.

Editorial Labor. Barcelona.

SÓLO PARA SESIONES DE PSICOPATOLOGÍA

H. Miguel Servet. Seminario de nosología y semiología psiquiátrica.

Forma de contactar con el organizador:

Dr. J. L. Día Sahún.. “Seminario de Psicopatología descriptiva y fenomenología”

H. Miguel Servet. Psiquiatría. Paseo Isabel La Católica 1-3. 5.009 Zaragoza.

Tf: 976 76 55 00. FAX: 976 76 56 12.

jldiasahun@gmail.com