PATOLOGÍA Y TERAPÉUTICA DE LAS ENFERMEDADES MENTALES.

        Wilhelm Griesinger. (3ª edición  alemana, Berlin 1.871),

        1ª edición en castellano, editorial  Polemos. Buenos Aires. 1997.

 

        Vida y obra de W. Griesinger.

            Nacido en 1817, en Sttutgar, - 1868. Época de la “psiquiatría romántica”.

            Enfermedad Mental como un funcionamiento morboso del cerebro, aunque la Anatomía patológica no encuentre lesiones, “sin embargo es admitido por razones fisiológicas” .

            Admitió el papel de los conflictos internos y el de la “represión” (de las teorías dinámicas y asociacionistas del filósofo J.F. Herbart  (que influyó también sobre Freud).

            Analogía entre la ensoñación y los trastornos mentales, que permite la reaparición de los síntomas reprimidos.

            Opuesto a toda terapia violenta.

Reformista, Introdujo el “No Restraint” en Prusia e introdujo los peritajes médico-legales en criminales. 

 (ver también: Historia de la psiquiatría. J. Postel y Cl. Quétel. Edit. FCE México.)

 


 

Estado de exaltación mental: Manía.

Capítulo 1:  Manía (die Tobsucht)

 

Resumen psicopatológico. Según el autor:

Psicopatología descriptiva de la fase de manía.

-Paso de la melancolía a la manía:

“Agitación exterior, que crece sin cesar, todo le parece mal, yendo de un sitio a otro,

El delirio triste lo expresa en voz alta y hablando mucho, más activo.

Si ataque de manía previo: Pide que se le vigile que se le aísle.

Apetito voraz. Inclinación hacia las bebidas espirituosas.

Llegan nuevas ideas y nuevas sensaciones, con asombro inicia, le domina por completo.

Al principio puede ocultar el estado de su espíritu, pero ya las ideas y sensaciones se le escapan, reflejándose tanto en sus discursos como en  sus actos.

Los sentimientos de malestar general y enfermedad, desaparecen totalmente, sienten buena salud.

 

 

 

 

1º Anomalías del carácter, de las tendencias y de la voluntad:

Trastorno fundamental: la irritación de la fuerza motriz de la vida del alma, que lleva a:

-Excitabilidad moral, una agitación constante, necesidad incesante de actuar y producir agitación y actos violentos.

-Necesidad de proyectar hacia fuera todas las ideas que se les ocurren.

-Van y viene constantemente, hablan, cantan, gritan y lloran

-Continuamente atareados, ocupados sin motivo,

-Quieren cambiar todo aquello que les rodea.

-Llevados a destruir y lastimar a personas o cosas que les rodean, actos con furor y rabia ciega.

-Tendencia violenta y desenfrenada que entra en batalla con todos los objetos, se revela contra todos los obstáculos a su paso, sin tener en cuenta los resultados.

-Incapaces de dejarse guiar por un motivo razonable,

-No cuidado de la vida familiar, ni de su propia existencia,

-Todo sentimiento de decencia y pudor ha desaparecido, perdiendo hasta el instinto del aseo personal.

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

Disposiciones de ánimo:

-“Algunas mujeres lascivia mórbida, sin vergüenza,...,satisfacción de la manera más brutal,

-Exageración mórbida de las sensaciones sexuales, de un prurito vulvar, etc.

-El deseo de posesión:

            Tendencia a recoger y a acumular todo lo que encuentran

            Tenencia mórbida al robo.

El placer en hablar en tono alto, de forma rítmica, en hacer ruido, apetito glotón , en robar, en actos violentos, etc,..: ninfomanía, manía de robo, logomanía, potomanía, manía del asesinato, etc.

 

 

Anomalías generales del sensorium y de las disposiciones mórbidas del ánimo: gran variedad:

-joviales, alegres, frívolos, sentimiento exagerado de sí mismos, alegría sin límites,

-libres y felices, satisfechos de todo y al servicio de los demás.

-tristes, inquietos, agrios, arrebatados, vanidosos, salvajes,

-hacer daño les causa placer, exigentes, malos y maliciosos.

 

Sobreexcitación y abatimiento del ánimo, plenitud y vació, alternantes:

Pasan bruscamente y sin motivo de la alegría a la tristeza, de la picardía a la timidez,

de la indiferencia al arrebato y violencia, de la codicia a la saciedad,

del temor a la seguridad y temeridad, calma y reposo en medio de esta excitación moral exterior.

 

Al inicio, quejas de ser arrebatado –a pesar suyo- por una tendencia que le empuja hacia fuera, podemos detenerlo en su furor y volver a encauzarlo por un momento en la razón.

Otros se abandonan a su excitación, como si quisieran dar curso a sus pensamientos,

como si quisiera repara los daños que sufrió  durante el período de melancolía.

 

(Cita a Jakobi). Carácter instintivo de los actos del maníaco:

El delirio furioso del maníaco se asemeja a su forma a la pasión de la cólera, pero,..

 pude aparecer espontáneamente, o por impresiones producidas en los sentidos,..

 por la luz de la luna, un ruido, un color, ver una persona, etc,..

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

Tendencias, disposiciones y carácter del ánimo en estado de salud:¿?

El carácter del enfermo cambia por completo:

 El hombre serio se vuelve jovial, el hombre decente obsceno, el hombre sobrio bebedor,..

Tendencias cuya existencia no hubiéramos sospechado:

 ej. una joven honesta, que al padecer manía, dice cosas obscenas que debían haberse incorporado a su conocimiento con anterioridad.

 

 

2ª. Anomalías de la inteligencia:

Asociado a Irritabilidad y exaltación.

--Curso del pensamiento acelerado.

Exageración en la facultad normal de pensar (inicio).

-Gran cantidad de recuerdos olvidados reaparecen en la mente, se suceden con rapidez.

-Aumento de la memoria. ¡puede recitar largos poemas¡

-Pensamiento e ideas elevados para su espíritu previo:

-Palabras llenas de humor cáustico y mordaz, comparaciones finas y risibles.

-Elocuencia y opiniones osadas con gran seguridad,.

 

La mayoría de las veces, desde su inicio,..

El ánimo tan exaltado y actividad mental tan exagerada,

Las ideas se suceden rápidamente de unas a otras, de forma aislada, sin ningún lazo íntimo,

Cada circunstancia hace surgir algunas nuevas, rapidez muy grande en la conciencia.

Asociación de ideas leve y superficial, y fragmentario.

Ideas de prontitud, nunca esbozadas de forma completa,...llevan la huella afectiva de base.

Fondo de las ideas: alegre, orgulloso y extravagante.

 

Impresiones sensoriales que el enfermo percibe:

-falseadas por las alucinaciones y las ilusiones, y por la predisposición del espíritu

(selección perceptiva).

-Cantidad de imágenes, de palabras, de cifras, de frases, aisladas y deshilvanadas, las repite aisladamente, de forma incesante, gritando, cantando, o bien las junta para armar oraciones, frases y discursos.

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

Elemento maníaco del lenguaje:

 Tendencia a emplear palabras rítmicas, a buscar consonancias y rimas, versos llenos de metáforas y figuras, (desprovistos de toda poesía), “delirio con rima”.

Incoherencia de las ideas secundaria a:

Precipitación, cambios bruscos del humor, interpretaciones erróneas con las que la imaginación cubre las impresiones que vienen de los sentidos.

Las concepciones delirantes fijas y persistentes no son típicas de la manía.

 Las ideas cambian bruscamente, delirio fijo sólo en apariencia,...

Juicios falsos con respecto a las cosas del mundo exterior, vestigios incompletos,

falsas impresiones de los sentidos, concepciones delirantes, que explican el estado de ánimo del paciente.

 

Concepciones delirante relacionadas con el “yo” del individuo.

Al sentirse orgulloso, audaz y jovial, al encontrar en él una libertad inusitada, sintiendo el exceso de su mente, es llevado, por el principio de la causalidad, a tener ideas de grandeza, de elevación, de grandes riquezas, de una gran figura moral o intelectual, etc.

 

Idea exagerada de libertad y fuerza: debe tener un motivo.

-El yo se ha convertido momentáneamente en otro. (Cambios de identidad del yo).

-Es Napoleón , el Mesías, Dios, algún personaje importante, posee todas las ciencias u ofrece tesoros más grandes que el mundo entero,..

-“Soy Napoleón , este taburete, soy Usted”.

 

Si no puede expresar de una manera completa lo que piensa de sí,...

puede suplirlo en forma de ejercer todo su poder sobre los objetos,

que él esta en todos lados, “su espíritu exaltado”.

 

-Pero no concepciones delirantes fijas y persistentes, a diferencia  de la monomanía.

-Las ideas delirantes no tienen tiempo para fijarse en su pensamiento.

-Carece del tono de convicción profunda, a veces, el mismo se ríe de ello.

-Creen ser los héroes que representan, aunque sepan que los espectadores no pueden en verdad creerlo.

 

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

La inteligencia no esta afectada, sin debilitamiento.

A pesar de la confusión de ideas, la memoria de hechos antiguos es fiel.

Después de la curación, hay recuerdo perfecto de todo lo sucedido. (En muchos casos).

Aprovechando los recuerdos de un maníaco se puede detener su desatino, calmarle momentáneamente cuando se le habla afectuosamente.

Las perversiones de juicio,.., manteniendo la inteligencia.

 

Curación bastante rápida, incluso después de años de enfermedad.

En convalecencia, incapaz de realizar trabajo intelectual prolongado por cansancio, pero recuperación posterior total.

Puede rendir cuentas de lo que hizo sobre la enfermedad, y refieren-según Jakobi- “La extraña rapidez con la que los pensamientos se suceden en la mente es horrorosa” (insight)

 

Anomalías de la sensibilidad y del movimiento:

Alucinaciones visuales, auditivas e incluso olfativas y táctiles,

Importancia secundaria, se disipan rápidamente, falta de atención, etc.

Ilusiones de los sentidos e interpretaciones falsas de las percepciones sensoriales (lo más fr)

p.ej; toma a un extraño por un viejo conocido, si oye un ruido cree que le llaman, etc:

falsos juicios. Analogías superficiales, como se ven en el delirio febril.

Sensibilidad exagerada de las impresiones visuales y auditivas.

 

La fuerza muscular de los maníacos (Pinel, Esquirol, Ideler, etc). “Nada semejante”.

Gasto de fuerzas musculares excesivo, impropio de una persona sana.

Semanas, incluso meses, casi sin sueño, debido a un ataque de furor muy violento.

Falta de sentimiento de cansancio. Anomalía de la sensibilidad.

Gritan en voz alta que se sienten fuertes y capaces de hacer de todo.

Hay adelgazamiento y falta de alimentación, con abatimiento posterior.

Posibilidad de convulsiones, crujidos de dientes, contracciones musculares.

Alteración del sueño. Durante mucho tiempo insomnio total.

Paroxismos más violentos después de noches calmas.

Insomnio prolongado durante la convalecencia.

 

 

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

Anomalías diversas de la sensibilidad:

Dolor de cabeza, vértigos, “aura”, calambres, dolor extremidades,

 insensibilidad al frío y al calor, las anestesias reales son raro.

Exageración del apetito. Voraces, se arrojan sobre cosas que no se comen ni digieren.

Ausencia del sentimiento de saciedad y gran gasto muscular.

Algunos comen sus excrementos, por perversión del gusto y falta completa de sensación de asco.

Pérdida de peso, envejecimiento piel, debido a mala alimentación, anemias previas, la melancolía previa, enf. febriles, y tuberculinización. Lengua cargada, secreción salival aumentada

 

 

La tendencia venérea.

Exaltación de los apetitos sexuales con discursos y escritos obscenos, se toca a sí mismo, descubre sus partes genitales, se libra al onanismo, etc, más común en la mujer.

En la gran mayoría de los casos no hay fiebre (normal o incluso inferior).

Pulso rápido, pequeño y lleno en los accesos. No alteración cardiaca.

Hipertermia  durante la agitación maníaca de la P.G.P.

 

 

Causas orgánicas asociadas: Causas evidentes, cercanas o lejanas.

Debilitamiento intelectual de la P.G. P.

En los epilépticos ataques de manía con furor ciego y ferocidad. Postcríticos. (a veces)

Estados de anemia más que los de plétora

Hemorragias abundantes (parto, sangrías, metrorragias)

Agotamiento de la fiebre tifoidea

Una tuberculinización que camina rápido, o bien ataques prolongados.

Meningitis adulta de los adultos, se asemeja a la manía. Marcha crónica.

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

Invasión y marcha de la manía: forma mental pura e independiente. (Ver Pág. 147)

La melancolía alterna con frecuencia con los ataques de manía;

- Algunas veces hay una alternancia regular (ciertas épocas del año) de reacción y depresión

(locura circular).

En estos casos el período melancólico es más largo que el maníaco, que consiste en una sobreexcitación y una agitación general y no en un furor real.

 

-Otras veces vemos, después de algunos intervalos completamente libres, regulares o irregulares, vuelven a aparecer ataques de manía (todos los años, cada dos o tres años, etc), se trata de la manía periódica, forma grave, verdadera epilepsia psíquica, que al igual que la epilepsia, cuando se vuelve habitual tiene un pronóstico lamentable.

 

Caso clínico de Mildner (Psicol.. Corresp. Blatt, 1857): baja inteligencia, valvulopatía aórtica, ataque de manía de 11/2 hr. que reaparecía 2-3 veces por año.

Casos de manía totalmente pasajera (manía transitoria de muy corta duración con perfecta salud en apariencia), se pueden comparar con los ataques de epilepsia.

 

Punto de vista médico-legal, no importa tanto si la manía fue corta o larga.

Cada paroxismo de manía suele durar de unas horas a meses enteros.

Remisiones completas después de varías semanas.

A veces la manía es una resolución o compensación de estado de melancolía que la ha precedido.

Los casos de manía débil e interrumpida por remisiones pueden prolongarse durante años.

En le curso de la manía, los síntomas de las enfermedades graves que coexisten, retroceden de manera sorprendente.

 

 

“No se queja nada”

.Anomalía subjetiva por alteración de la sensibilidad, falta de cansancio físico y saciedad, y atención del enfermo centrada en su delirio:

Un tuberculoso tose poco, puede hablar y gritar mucho, etc.

No es una verdadera interrupción de la enfermedad orgánica, al contrario, la enfermedad avanza en su destrucción de órganos.

Pueden curar bruscamente, o bien lentamente, con disminución progresiva de los síntomas.

El tumulto cesa, los intervalos lúcidos más frecuentes y largos

El aspecto mejora progresivamente, se hace una gran cantidad de preguntas, siente aburrimiento, cansancio.

 

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

Curación en el espacio de un año.

Casos incluso de curación después de 6 y 7 años.

La violencia de los ataques no agrava para nada el pronóstico de la manía, al igual que la violencia de los ataques histéricos no indica que esta enfermedad sea incurable.

Coincide con el inicio de una nueva enfermedad: fiebre intermitente, hemorragias, diarreas, enf de la piel, furúnculos, etc.

Signo de curación: retomar sus antiguas costumbres y tendencias, cuando se comporta bien y reconoce que ha estado realmente enfermo.

El pronóstico depende menos de la enf cerebral en sí que de la enf. sistémica o local: p.ej estado escorbútico marcado.

 

 

Pronóstico según síntomas o no de una afectación del cerebro. Así,

-Absolutamente incurables, aun con síntomas leves, en la P. General Progresiva.

-Síntomas de convulsión, de parálisis de extremidades, facial y pupilas.

-Hiperemias cerebrales con exudados sanguíneos.

 

Si no hay curación:

-Pero si calma de su estado de agitación, evolución hacia la monomanía.

-Debilitamiento intelectual crónico, secundario, con/sin intervalo de agitación. (diferentes formas de demencia).

 

Mortalidad por:

-Enfermedad cerebral en sí, hiperemia considerable, exudaciones apoplécticas.

-Estado de agotamiento con síntomas de colapso (como los epilépticos) o por afectaciones viscerales agudas o crónicas: neumonías, pleuritis, ántrax, catarros intestinales, tisis, etc.

-En su forma mental, resultado de hechos lamentables: el enfermo se arroja por la ventana, etc.

 

 


 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

Monomanía exaltada. (Wahnsinn). Capítulo 2: Pág. 155-170

-Ectasis paranoica de Heinroth.

-Monomanía (aguda) de ambición, de orgullo y vanidad, (Esquirol).

-Amenomanía de Rush.

 

“Todos los estados de excitación caracterizados por una disposición afirmativa y expansiva del espíritu. Con sentimiento exagerado de sí mismo y de concepciones delirantes fijas y extravagantes secundarias a este sentimiento”

 

-Una gran cantidad de casos que acaban en demencia y parálisis general (paralítica).

-El delirio monomaniaco de los paralíticos es particular: su precoz debilitamiento intelectual.

-Las formas auténticas acaban en la curación.

 

 

Anomalías del sensorium, de las tendencias y de la voluntad.

Centro común: sentimiento exagerado de sí mismo. Sentimiento fundado para el paciente.

La facultad de querer, durante el período melancólico debilitada, reaparece con fuerza.

El esfuerzo se encuentra exaltado (actividad exagerada exterior).

Libertad de impulsos, facilidad de pensamiento, las ideas le llegan constantemente y con gran facilidad, gran satisfacción personal.

El enfermo goza al sentir gran bienestar intelectual y físico, se siente más libre y rico,

 todo esfuerzo se ha vuelto fácil,

¡Nunca en la vida se sintió tan feliz y con tan buena salud¡

Rechaza con firmeza cualquier idea de duda sobre su salud, rechaza sentirse enfermo.

 

 

- Disposición elevada del espíritu:

Tiene un humor jovial, gran entusiasmo con sentimientos elevados:

Una inmensa confianza en sí mismo, se le ve seguro, audaz, vano y orgulloso;

-esta vanidad es sólo superficial y sus maneras poco afectadas o

-dominado por un profundo sentido de orgullo busca los medios para hacerse valer.

 

 

Esta disposición afirmativa del espíritu es persistente, no variable como en la manía.

si combatimos con objeciones la veracidad de sus ideas,

si nos oponemos por la fuerza a sus actos extravagantes, se irrita, monta en cólera, y oposición.

Acción exagerada del esfuerzo, necesidad de una gran actividad exterior, gran cantidad de planes y proyectos, cuya ejecución la parece fácil, se cree capaz de todo.

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

-Diag dif de con la manía: ideas coordinadas y juicios mórbidos que provocan una voluntad exaltada, actividad dirigida con pensamientos concientes, con un plan y proyecto que dirige la voluntad, ....

El maniaco: excitación sexual, exige una satisfacción inmediata, con todas las mujeres, igual en la mujer con ninfomanía,..

En la monomanía: ideas delirantes que le dominan, hacia princesas o damas de la corte;

 las mujeres monomaníacas tienen aventuras amorosas imaginarias con príncipes y reyes, etc,..

Pérdida del carácter instintivo y ganancia de una nueva voluntad mórbida.

Calma exterior mucho mayor pero con trastorno de la razón mucho más profundo.

 

 

- Anomalías de la inteligencia:

Exageración puramente exterior en la vivacidad y rapidez ideas, sólo al inicio

Después mente dominada por un pequeño número de ideas delirantes.

Una gran actividad y una gran imaginación,..

Ideas falsas en relación a su “yo” y a su situación con el mundo exterior.

Personajes distinguidos, seres sobrehumanos, posición elevada, fortuna inagotable, etc,

Aquellos que dicen ser Napoleón, dioses, héroes, reformadores, etc,..

Esta disposición del ánimo se debilita luego, y sólo persiste el delirio, pudiendo llegar a la locura sistemática.

 

Si la disposición exaltada del ánimo persiste, llega a negar todo su pasado intelectual, renuncia a su antiguo yo. Si el desorden intelectual persiste –debilitamiento-

Cree mucho en la realidad de sus ideas fijas, no reconoce ni la demostración, ni la evidencia, incapaz de confesarse a sí mismo que todo ello es falso.

Anomalías de los sentidos, de los movimientos y de la conducta.

 

 

Estado de exaltación mental: Manía. W. Griesinger. (3ª edic alemana, Berlin 1.871),

 

Alucinaciones e ilusiones que corresponden a su disposición de ánimo,

Se apodera e identifica con ellas, para darle más fuerza a su delirio. (diad dif del maníaco).

No se da la sobreexcitación exterior y conducta tumultuosa, caótica del maníaco.

Calmados y tranquilos.

 

 

Exterior y aspecto de estos enfermos variable (ver texto)

“Íntimamente unidos por lazos misteriosos a la Divinidad, creen ser el Mesias, etc.

alucinaciones (ocultas con fr.) en relación a sus ideas; ven ángeles, oyen voces celestiales, etc,

Forma atenuada y sentimental de la monomanía exaltada de los onanistas.

En las mujeres, (estados análogos), éxtasis, arrebato, sensaciones sexuales, relaciones amorosas ideales, con alucinaciones que ocultan con cuidado.

Distintas formas de la monomanía exaltada: teomanía, erotomanía, etc. según tipo de ideas fijas.,..

 

 

- Evolución, desarrollo y curación:

-Precedida de un estado melancólico, como la manía.

-En la monomanía confirmada, cede la exaltación permanente inicial, y se da una alineación del yo.

-Remisiones aparentes y no reales, mente ocupada en su delirio, aparente calma.

Curación:

-Sale de un sueño, “el velo cae de pronto”, acceso al razonamiento, es preciso ayudarle con explicaciones y demostraciones palpables, las concepciones delirantes acuden ocasionalmente, ya conoce, sin embargo, su falsedad.

-La disposición del ánimo exaltado se disipa, sólo persisten las concepciones delirantes, calma exterior.

-Delirio exaltado que se volvió totalmente fijo, si dura más de 6 meses, rara curación,

-Incluso después de años, curación lenta y progresiva,

            Evolución maligna: tipos

-Con debilitamiento intelectual, memoria baja e incoherencia, se hace incurable.

-Progresivo estado de demencia, debido a lesiones anatómicas en el cerebro.

 


¡¡excelente descripción clínica¡¡

Texto sólo para investigación y docencia en fenomenología y psiquiatría clásica.

 Citar siempre fuente original.

 

......//......